Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

04. Instancia (Lorenzo Rubio)

Doña Antonia Martínez Cantó, con número 86 en la cola de la pescadería, nacida el 25 de septiembre de 1944 del vientre de su madre, y con domicilio en un piso con desconchones

EXPONE QUE

cada día, puntual a las seis, se ha levantado de la cama de un salto; que ha recorrido cien metros por el pasillo en menos de diez segundos para preparar desayunos y almuerzos; que de tanta práctica maneja el palo de la escoba, y fregona, de tal modo que, con un golpe seco encesta, o en su defecto emboca, las pelusas en el cubo de la basura desde varios metros de distancia; que, en la modalidad de lucha, es capaz de bregar hasta que sus hijos, ahora nietos, hagan los deberes, su marido baje la tapa del váter (aunque sea lo único que haga), e incluso que el carnicero le ofrezca descuentos; por todo lo expuesto, y por mucho que se calla,

SOLICITA QUE

se le designe como la abanderada del equipo nacional en los próximos Juegos Olímpicos y se le otorgue, como mínimo, una medalla de oro honorífica por sus destacados méritos deportivos.

En la Pescadería, 1 de julio de 2016

Firmado:

Antoñita

46 Respuestas

  1. Me encanta!! Genial, yo voto por que Antoñita sea la abanderada sin duda.
    Un relato muy tierno y real sobre la vida de tantas amas de casa que lo dan todo a diario cuidando de su familia.
    Felicidades por crear un paralelismo tan original.
    Besos

  2. Ángel Saiz Mora

    Una justa reivindicación en beneficio de un colectivo tan necesario como olvidado, mujeres que lo dan todo sin pedir nada para que otros prosperen. No sólo dominan una técnica, sino muchas a la vez, por lo que dejan el triatlón en muy poca cosa comparado con sus méritos diarios. Una construcción en forma de instancia que añade mayor originalidad si cabe a la que ya derrocha el relato, aderezado con un humor fino, cotidiano y constante.
    Un abrazo, Lorenzo. Suerte

    1. Gracias, Ángel, y tan duro, lo mal que lo paso con las tareas domésticas, sudo más que jugando un partido de fútbol. La que menos me gusta es limpiar los utensilios después de una comida que si el tomate frito por aquí, las migas por allá…
      La que mejor se me da la de la escoba, supongo que va en los genes. Un abrazo, campeón.

  3. Una mujer que consigue que el marido baje la tapa -record jamás logrado por fémina alguna, que se sepa-bien merece el honor de ser la abanderada. Lo que nos van a envidiar el resto de países cuando sepan el porqué.
    Original formato y narración rezumando humor por los cinco aros.
    ¡Enhorabuena, Lorenzo! Suerte.

  4. Hola, Loren.

    Brutal, yo estoy creando una plataforma tipo change.org para reunir firmas para Antoñita, se lo merece todo.
    Enhorabuena, genio de la lámpara.
    Un abrazobesoestornudo y muchísima suerte.

  5. Gracias, Ana. Antoñita se habrá liado, le ha preguntado a la número 85 cómo se rellenaba y le ha dicho así; ahora más en serio, como dices, los modelos de instancia de las instituciones suelen ser así, pero no hay norma fija, de hecho tú puedes hacer uno casero en casa, hasta a bolígrafo, y te lo tienen que admitir pongas dos puntos, un que o firmes con la huella dactilar, o eso creo. Besos.

  6. Jesús Garabato Rodríguez

    Que menos que otorgarle, a la señora Antoñita, esa merecida ofrenda representativa, como homenaje a todas las madres y abuelas, después de décadas de sufrimientos físicos, suponemos que recompensados con el agradecimiento y los besos de toda su familia. Un saludo, Lorenzo.

  7. Modes Lobato Marcos

    Veo que continuas con la línea cachonda que trazaste hace dos meses. Se nota que has disfrutado escribiendo el relato, del mismo modo que yo disfruto leyéndolo. Gracias.

  8. Ana Fúster

    Original enfoque del tema para hacer un homenaje lleno de humor a esas mujeres que posibilitan que el mundo siga girando y que no suelen recibir reconocimiento. Claro que sí, necesitamos una abanderada, que abanderado era una marca de calzoncillos, muy poco glamour para representar a todo un país. Beso de domingo por la mañana a 35º a la sombra.

  9. Salvador Esteve

    Dignísima abanderada y, por supuesto, merecida medalla para esa mujer que se bate con el esfuerzo y el tiempo sin reconocimiento alguno y además, muchas veces, con un público indiferente. Divertido, original y reivindicativo relato, Lorenzo. Abrazos y mucha suerte.

  10. Una de las cosas que te hace grande es la singularidad con la que filtras la triste realidad y la pasas por esa mirada de escritor con la que ves el mundo para dejarnos relatos como este. Mucha suerte !!!

  11. MªBelén

    Una Antoñita muy grande. Un relato que salta las vallas y hace una carrera de la vida cotidiana.
    Sencillez hecho relato y meta conseguida. Una solicitud que merece podium, medalla honorífica y bandera que abandere toda una vida de sacrificio. Que triste es pensar que este oficio no entre en las olimpiadas.
    Me encanta Lorenzo.
    Suerte y un beso como una pista de atletismo.

  12. Genial homenaje a todas esas mujeres como Antoñita, que viven para los demás y sólo tienen tiempo para pensar en sí mismas en sitios como la pescadería…
    (¿LLegará el día en que haya varios posibles “Antoñitos” que podrían firmar esa instancia…?)
    Lo dicho, Lorenzo, muy bueno y mucha suerte.

  13. Lorenzo, ¡qué instancia o relato tan original nos dejas hoy, eres un fenómeno! Por mi parte se le otorga no solo una medalla a Antonita, sino un montón. Muchas felicidades y suerte.
    Besicos muchos.

  14. ENRIQUE RODRÍGUEZ SÁNCHEZ

    Enhorabuena Lorenzo por la frescura de tu instancia. Ya le gustaría a más de un juez leer cosas tan divertidas. ¡Mucha suerte!

  15. Si Antoñita es tu madre está de más poder decir algo. Bien ganado lo tiene al puesto y va mi voto por ello.
    Un gran abrazo y suerte. Gracias por compartir este relato que disfruté a pleno.

    1. Ahora llego, compañeros, siento el retraso en responder. Pues sí he cogido el perfil de mi mamá y lo he deformado un poco caricaturizándola, pero no mucho eh, rezuma mucha verdad el texto, quizá lo más falso está en lo referente a su marido que sería mi padre, cerrador de tapas siempre y trabajador incansable cuando estuvo en vida. Un abrazo y gracias por tus palabras.

  16. Lorenzo, menuda lección de trabajo cotidiano (que tantas veces pasa desapercibido o infravalorado) en un formato original, irónico, creativo, cercano, que llega al lector por la mejor vía (la del humor) para quedarse, obligando a reflexionar…
    Buen relato olímpico!!!

    Un abrazo.

  17. Un relato sobre un deporte olímpico en una instancia, y además con reivindicación social… Original sobre original (sería original al cuadrado?)
    Muy bien esa valoración del trabajo normalmente poco tenido en cuenta de madres y abuelas.
    Ah, y Antoñita de abanderada!
    Un abrazo.
    Carme.

Dejar una respuesta