Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

09. Enemistad (Susana Revuelta)

Si no fue por unos amigos fue por otros, eso ya da igual. El caso es que un día accedí a que entrasen en mi casa un guerrero ninja, una vedette y un gato persa. A la chica y al gato no los volví a ver, pero el tipo se quedó merodeando por allí, muy pendiente de todos mis movimientos.

Al principio me cayó bien: le gustaba mi arroz salvaje de los domingos y no olvidó mandarme un ramo de flores por mi cumpleaños. Se reía también mucho con mis chistes, se reía así, «jijijij».

Pero pronto empezó a tomarse demasiadas confianzas: criticaba los versos que componía, las canciones que escuchaba… Hasta la marca de pienso que compré para Rufus le pareció mal.

Así que sin más le borré de mi Facebook y ya no somos amigos.

44 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Algunas amistades dejan de ser idílicas cuando empieza la sinceridad, no nos gustan las críticas, ni sabemos distinguir las destructivas de las otras, las que hacen los amigos y deberíamos escuchar, algo que se quintuplica en Facebook, que a menudo sólo lo usamos como portal para el lucimiento.
    Un abrazo, Susana. Suerte

    1. Un escaparate totalmente ficticio es el facebook, lleno de gente guay. De ahí cojo yo cosas muy interesantes para ficcionar. Es inagotable la fuente porque todo sale de lo que ocultamos y enmascaramos de nuestras vidas reales.
      Un abrazo, Ángel.

  2. Quien sabe si en realidad era ninja, en el face todos podemos mentir. Yo me hago pasar por escritor, total ¿quien lo puede averiguar? Si al menos el gato hubiera quedado…
    Me encanto la manera como lo narras.
    Un abrazo y suerte.

  3. Ana Fúster

    Su, un ninja que se ríe diciendo jijiji no es trigo limpio, fijo. Hiciste muy bien en borrarlo del Face, aparte de que le hiciste la peor ofensa al ego que se puede hacer hoy día. Besos y suerte.

      1. Ana Fúster

        Es cierto que accediste a dejarme entrar en tu casa, pero sí que me volviste a ver, mentirosilla. Me quedo muerta al saber que Jams es persa.

  4. Hala, por tonto, por enterado, por metomentodo, por egocéntrico, por no dejar vivir y por to´. Jaja. Muy original tu relato y esos personajes. Me quedo, me quedo… Con Rufus. Yo a Bobby le compro Purina… Jaja. Abrazos, abrazos felinos, miau…

    1. Yo creo que el problema es de la protagonista, que no se entera. Y Rufus no es un gato, es un perro, ainsss. Concretamente de aguas, pero eso ya no me cabía en las 200 palabras y además da igual, jeje.
      Un beso, José Ignacio.

  5. Lorenzo me robó la idea, yo también quería reírme así. 🙂 Me ha encantado.
    (Un secreto: hace muuuuchos meses que tengo una petición de amistad en el facebook sin responder porque, como es de un amigo, creo que le va a parecer mal que le diga que no, y como no quiero decirle que sí…)

  6. Cristina Requejo

    Hizo bien desagregando a semejante personaje. Lo próximo que habría hecho, seguro, sería invitarla e eventos para promocionarse o mandarle invitaciones para el Candy Crush.
    Me gusta el tono coloquial y desenfadado que has utilizado, Susana. No es fácil, a veces, sin caer en lo simplón.
    Suerte y un abrazo.

    1. Al Candy Crash no he jugado. Estoy enganchada a otros dos (uno es el bubble shotter y el otro no sé como se llama, es estilo tetrix) y más no abarco.
      El cuento es una parodia de lo que ocurre cuando se centra uno demasiado en una realidad irreal. A partir de este texto, escribí otro de 800 palabras donde ya no dejé títere con cabeza.
      Gracias, Cristina.

  7. Siempre, siempre, quédate con el gato, Su. Esos no fallan, por mucha mala fama que tengan, que en realidad es puro desconocimiento e incomprensión. Me acabas de recordar que tengo que hacer limpieza de mi Facebook yo también. Un beso grandote.

    1. Discrepo con lo de los gatos. Creo que pasa como con los mosquitos: que a unos pican y a otros no. Los gatos o me rehuyen o me miran mal o me arañan. Con los perros empatizo inmediatamente. Insisto: Rufus era un perro. Y el perfil del gato Jams creo que cambió a roble. O a seta, que es temporada…
      Besote, Eva.

  8. María Ordóñez

    Cuántos motivos para escribir nos da el FB. Y sí, genial que uno pueda escoger con tanta libertad y sin apuros quien se queda y quien no. Un buen relato para recordarnos la superficialidad del mundo que vivimos. Un abrazo!

  9. Mª Belén Mateos

    Fantástica ironía, con personajes de lo más variado, algunos desaparecen de tu estar virtual sin más, otros hay que echarlos.
    Pero el perro siempre permanecerá como la mejor compañía y esta es real.
    Original y actual. Me gusta muy tú. 😉
    Un beso Susana.

  10. Me encanta la forma de mostrar hasta qué punto esos “amigos” de las redes sociales que aparecen ahí sin que tengamos muy claro ni cómo ni cuándo ni por qué, tienen derecho a acompañar y espiar tu vida tanto como quieran.
    Un micro muy de esta era. Donde la amistad parece medirse en una escala cuya unidad de medida base son los “Me gusta”.
    Me gusta mucho ¡Suerte!

Dejar una respuesta