Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

102. El elegido (Mel)

Uno no elige de quien se enamora. Solo sucede. Tocas el cielo o te mueres por dentro, o las dos cosas a la vez. No era ni guapa, ni alta, ni tenía nada de especial, solo aquella mirada de niña que nunca fue princesa. Y ese roce, eterno, cuando sus dedos se pausaban en mi mano al tenderle, cada atardecer, la llave de la habitación. Siempre la misma. Ni la más bonita, ni la menos fea. Solo era la que estaba encima de recepción. Por si acaso.

No eran nadie para ella, solo trabajo y trocitos de tiempo en un hotel de las afueras. A ellos no les regalaba su mirada azul, como cuando se giraba y me sonreía al entrar en el ascensor. Cada día elegía a un hombre distinto. Y yo, cada día, me enamoraba. Hasta ayer. Hasta que escuché gritos pidiendo auxilio y subí a zancadas. El disparo en mis oídos, el muerto a mis pies y la pistola en mis manos.

Uno tampoco elige a quien odiar. A quien sí se elige es a los amigos, a los cómplices, a las víctimas; o a los tres a la vez.

44 Respuestas

  1. Pues has encontrado la idea feliz Mel, y le has insuflado vida, aunque trate sobre muerte. Y ¿sabes una cosa? Yo tengo un micro que comienza de la misma forma, solo que en femenino…Pero el tuyo me gusta más.
    Un abrazo.

    1. Mel

      Ji ji, vaya me va gustando eso de coincidir contigo!!!
      Bueno, me pega más el personaje en masculino, creo que en general las mujeres nos salimos más con la nuestra y el perfil de perdedor encaja más con un hombre.
      Además, ayer le decía a Arantza Portabales que tenía un cuento similar a uno suyo, y que me gustaba más de el ella. Vamos a hacer una cadeneta!!!!, le preguntaré a ver si ha coincidido con alguien en una idea-relato y que le guste más el otro cuento, a ver así hasta donde llegamos, ja ja.
      Abrazos de vuelta.

  2. dannielirazu@gmail.com

    Pues me parece perfecto, de principio a final. El engarce de los tres párrafos es preciso y las tres elecciones, la del amor, la del odio y la del título, preludian, abren y cierran un relato que me ha gustado mucho, mucho.

    1. Mel

      Pues sí que te ha debido gustar sí, y eso que repito palabras hasta la muerte, ja ja, tú ya me entiendes.
      Y una pena que no estés este mes en el jurado -lo siento es mi vena gamberrilla y me lo has dejado a huevo-
      Nos vemos pronto.

  3. Blanca Oteiza

    Mel, precioso relato. Me ha encantado la forma en que lo escribes, con frases deliciosas que dejan en segundo plano incluso la crudeza del tema.
    Un abrazo

    1. Mel

      Gracias Blanca, esa era un poco mi intención: lograr algo bello de una situación muy cruda. La flor que nace en la basura vamos.
      Encantada de verte por aquí.

  4. Uhmmm, pues yo iba la mar de contento leyendo hasta que llegué al desenlace y me perdí un poco. ¿Es posible que ella lo elige a él para que sea su complice de un sisinato? Ahora creo ver que lo mató él, pero al principio creí que había sido ella y que le entregó la pistola para incriminarlo también.El relato esá bien, pero un pelín más de claridad para las almas burreznas como yo lo dejarían redondo, redondo. Mucha suerte.
    Besísimos mortadelianos.

    1. Mel

      Biennnn Barlon, interesante comentario!!! me gusta que me preguntes si algo queda confuso.

      A mi no me suelen gustar los relatos difíciles de entender, ni siquiera los demasiado abiertos y hala!! complete usted con su imaginación. Me gustan los que dan pistas y te dejan vislumbrar la historia. He pretendido hacer eso, y veo que no lo consigo al 100%.

      Como consejo (que una vez me dieron a mi), normalmente la primera intuición que tenemos al leer algo, suele se la más acertada. Ibas bien, ella le engatusa y al final le enchufa el asesinato.

      Bien, creía que dejaba algunas pistas:
      -Que el título de “el elegido” ya ponía al lector en la correcta interpretación.
      -Ella era siempre la que elegía a sus hombres (intento decir que el control siempre lo tenía aquella)
      -Además he alterado el orden cronológico de pistola-disparo-muerto. Y eso ya pensaba que era cuasi definitivo.
      -Pensé en cerrar el micro con “uno no elige a quien odiar”, pero pensé que sería muy abierto (él la odia / él odia al muerto / ella odiaba al muerto / ella odiaba al recepcionista), así que añadí una frase más donde pensaba que lo remataba ( ella simuló ser su amiga, le hace ser cómplice, incluso víctima=cabeza de turco enchufándole la pistola y el asesinato).

      Espero que ahora se entienda mejor. Una pena, pensaba que lo había logrado.
      Un placer verte por aquí.
      Abrazos Juan Barlon

  5. Ana Fúster

    He disfrutado este relato de sentimientos que no se eligen pero que te conducen hasta personas que sí elegimos. Me gusta mucho el párrafo final. Un beso grande

    1. Mel

      Gracias Ana, pues… el parrafito final lo metí casi de casualidad, me alegra de que te guste. Los sentimientos y las elecciones que hacemos, menudo jaleo eh?
      Abrazos brujiles.

  6. Mª Belén Mateos

    Buen relato Mel. El comienzo “uno no elige de quien se enamora” Ya engancha y no decepciona cuando continuas la lectura. Final de película. Buen trabajo. Me ha gustado leerte.
    Un abrazo.

    1. Mel

      Encantada de que te guste Belén.
      Sí, creo que las frases iniciales y finales deben enganchar al lector; si lo he conseguido contigo, me quedo satisfecha.

  7. Nieves Martínez Menaya

    Es la dinámica que has utilizado, que has sabido utilizar en función de la historia.Primero con una presentación de pinceladas escuetas y precisas: zas zas zas zas. A continuación el nudo- que se diría en una novela- , en donde vuelcas el contenido necesario, y por último una aceleración voluntariosa que conduce exactamente a ese final acorde con la intencionalidad de tu relato. Un buen trabajo hay detrás
    besos, of niu

    1. Mel

      Gracias, of niu, Nieves.
      Sí que hay trabajo por detrás sí, me alegra que lo veas. Pinceladas y sutilezas para contar lo crudo desde algo bello, o eso pretendía.
      Besotes.

  8. Me ha gustado tu historia, como pausadamente nos introduces en ella, para llegar a ese final abrupto. El título dice mucho más, en especial esa frase: Cada día elegía un hombre distinto…
    Un abrazo y suerte.

    1. Mel

      Hombre me alegra que te fijes en esa frase.
      La planeé y la escribí muy a propósito. Podría haber dicho que ella iba/ venía/traía… en fin, otros verbos, pero volví a escoger “elegir” intentando darle el contrapunto (no había sentimientos y ella siempre mantenía el control) insinuando su manipulación estudiada.
      El título es importante en un micro, y aquí pues creía que encajaba perfecto.

  9. Un nivel muy alto de escritura con frases sublimes. El final muy fuerte y sorprendente. Un fuerte abrazo, Sotirios.(Un relato mío Valentina,ha sido publicado en un libro que se llama “ Antología I concurso de terror” te invito a mi blog para leerlo sotiriosmoutsanas.blogspot.com)

  10. Paloma Casado Marco

    Geniales frases con las que inicias y finalizas el cuento. Me han gustado mucho el tono y el ritmo del relato, verdaderamente acertados para la historia de un perdedor.

    1. Mel

      Pobrecito perdedor verdad?
      Qué bien que te guste Paloma!! Sí, creo que son frases impactantes, que captan al lector. Me he quedado satisfecha con este micro, que, casualidades de la vida, llegó tras descartar varias ideas y borradores.
      Besos

  11. Jesús Alfonso Redondo Lavín

    Así que con esa mirada medida de mimos manipulaba la lagartona. Pobres de los enamorados en silencio. Me he quedado flipado de la profundidad de tu relato. Claro que para ello me he tenido que leer tu contestación al galleguiño.
    Besos Mel.

    1. Mel

      Hola Jesús,
      bueno hay relatos muy claros y otros que insinúan, esa última era mi intención. Si los comentarios de arriba te han ayudado a verlo mejor, pues bien, aunque significa que no he sabido transmitirlo bien.
      Abrazos

  12. Me has enganchado desde la primera frase. En la estructura de tu relato veo un paralelismo con el comportamiento de tu personaje: seduce y manipula al lector llevándole hacia un final sorprendente aunque un tanto ambiguo. Yo personalmente entendí que él era el elegido para protegerla si algún día había problemas (que seguro que los habría), y que él aceptaba de buen grado su cometido y por eso le daba siempre la llave de la misma habitación, la más cercana, por si acaso. Lo de enchufarle el asesinato no lo entendí.
    Pero en cualquier caso, como te decía, engancha. Me gusta.
    Suerte y abrazos

  13. Mel

    Todo lo que dices es cierto.Existe ese paralelismo.Ella le hace creer que es su protector… por eso al final él la odia.Lamento que no se acabe de entender.Gracias por tu sinceridad Anna.
    Abrazos.

  14. Ángel Saiz Mora

    Las mujeres y sus armas, contra las que los pobres hombres poco pueden hacer. Nadie como una dama seductora para hacer sentir al varón que ella decida el ser más especial, “el elegido”, sin que llegue a sospechar ni por un momento que en realidad es “el utilizado”.
    Tienes razón cuando escribes “uno no elige de quién se enamora”, aunque ahí me permito añadir que, en muchos casos, ellas sí saben cómo encandilar a quien se propongan.
    Buen relato, Mel.
    Suerte y un saludo

    1. Mel

      Coincido en todas tus apreciaciones y no hay mejor forma de que el amor se torne en odio que el descubrir que has sido utilizado.
      Gracias Ángel

  15. Izaskun

    Mel, guapa. Enhorabuena por tu micro, me ha gustado mucho. Especialmente el comienzo ese “aquella mirada de niña que nunca fue princesa”. Precioso. Siento no haberte escrito antes para agradecerte una vez más tu ilusión y buen hacer. Ideal la brujita…¿hecha por tí? La tengo como un amuleto especial ;). Te deseo mucha suerte, rebonita.
    Besotes

  16. Mel

    Hola Izaskun, ay cuantas niñas hay en el mundo que nunca han sido ni serán princesas para nadie…
    La brujita fue adquirida con sus hermanitas (dispersas ya por el país) en un puestito peruano, donde una mujer pequeñita de trenza azabache infinita me juró que daban suerte, espero que al menos te recuerden el aquelarre virtual, je je.
    Besazo

  17. Salvador Esteve

    Mel, de qué forma tan sutil, con el roce de los dedos y una mirada azul (“tú eres mi príncipe”), la protagonista predispone al incauto enamorado para posibles problemas futuros. Me ha encantado. Abrazos y suerte.

Dejar una respuesta