Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

104. CONDECORACIONES (Paloma Hidalgo)

La Cruz del mérito te la impongo por la habilidad demostrada en innumerables ocasiones para encontrar la manera de traer dinero a casa.
Ésta, al Valor, te la concedo por la enorme cantidad de años que llevas a mi lado queriéndome, y demostrándomelo.
La de los Servicios Distinguidos la lucirás en el pecho por las misiones cumplidas con éxito en el ejercicio de la crianza de nuestros hijos.
Una Estrella de plata, porque de oro no he encontrado, y una Cruz Victoria, que creo que se la otorgan a los que luchan contra el enemigo poniendo su vida en riesgo, de parte de tus suegros.
Pero te pongas como te pongas, lo que no estoy dispuesta a aceptar es que tú me cuelgues otro Corazón Púrpura. Vas a tener que prometerme que vas a cuidarte, que se acabaron la vida sedentaria y ese medio paquete de cigarrillos que te fumas a escondidas; porque cuando te repongas de este infarto, soldado, te quiero conmigo en la trinchera.

58 Respuestas

  1. Como siempre Paloma talentazo, de todas maneras conmigo lo tienes fácil porque tus textos son siempre una una de mis debilidades. Me encanta como nos traes a la tierra cómo nos hablas directamente, podríamos ser cualquiera de nosotros en ese amor entregado. Impacta y llega. Perfecto.

  2. Mª Belén Mateos

    Paloma me encanta tu relato !!! Diferente, original, tierno y derrochando amor por todos sus poros. Que bonito es tener ese nivel tan enorme de amor.
    Medalla de oro para ti y tu relato.
    Un beso.

    1. Las historias de amor son uno de mis temas favoritos: la propia vida nos las pone en bandeja a diario, en nuestra propia piel, o en la de ese vecino simpático que a veces coincide contigo en el ascensor. Gracias por comentar, como siempre, es agradable leer tus comentarios Calamanda.

  3. Hay tantas condecoraciones (y tan variadas) como vidas en la vitrina de la existencia; casi casi se podría decir que hay una para cada ocasión. Unas relucientes, otras punzantes, y algunas otras que nadie, ni siquiera un soldado, está dispuesto a aceptar…

    Un enfoque de post-guerra que me ha encantado.
    Felicitaciones, PALOMA.

    Cariños,
    Mariángeles

    1. Es en ese momento, tras la batalla, cuando llegan los reconocimientos; nada mejor que aprovecharlo…
      Y tienes razón, condecoraciones hay para casi todos los gustos!! tuve que dejar muchas en el tintero, bueno, entre las teclas, esperando otra ocasión más propicia.
      Gracias por comentar Mariángeles,
      Recibe los míos.

    1. Los veteranos suelen recibir homenajes…yo he intentado regalar el mío a los que siguen en la trinchera, luchando día a día juntos. A pesar de las inclemencias, de los hijos, de los trabajos; de la vida misma.
      Me alegro de que te guste,

      Un abrazo agradecido Esperanza.

  4. Ángel Saiz Mora

    Un relato precioso, Paloma. La vida tiene sus momentos, pero también viene a ser una guerra con sus batallas diarias, la metralla que recibimos a veces sacude muy fuerte, pero no queda otra que levantarse para seguir luchando hasta el final.
    Mucha suerte y un saludo

    1. Sí Ángel, eso es vivir, que no es poco. No cabe duda de que existen conflictos a escala global que a todos los ponen los pelos de punta, pero eso no es óbice para reconocer que a nivel doméstico, hay que librar batallas que, en la mayoría de los casos, también dejan cicatrices.
      Me alegro de que te haya gustado. Gracias por comentar.
      Un saludo.

  5. Ana Fúster

    No te digo nada nuevo: emotivo, original dentro del tema del mes, tierno, y muy conmovedor ese amor incondicional, tanto que se me han humedecido los ojos. Besos y suerte.

  6. Me alegro, Paloma, de que vuelvas a escribir, una medalla de tinta para ti. Y otra medalla por escribir un relato (quizás el primero que leo en mucho tiempo) que habla de un hombre bueno que no maltrata a su mujer. Un abrazo.

    1. Me cuelgo las dos Javier, en lugar bien visible, sobre todo la segunda. Es verdad que tendemos a buscar historias entre lo malo, pero que también nos están esperando en lo bueno. Y hombres buenos hay muchísimos.
      Un abrazo.

  7. Isabel

    Muy emotivo desde el principio y con el remate de la frase final. ¡Cómo no va a superar cualquier herida en el corazón con todo ese superamor reconocido en forma de medallas!
    Precioso y original relato….tras la batalla.

  8. Mel

    Qué texto tan bueno, y he estado a punto de perdérmelo!!!.
    Genial, la historia con doble sentido, el humor y la historia dura que guarda. Ojalá este mes tengas las condecoraciones que te mereces. Me ha encantado.

    1. Gracias Mel, como en la cocina, dar con las cantidades necesarias para complacer al paladar, en este caso literario, es a veces, cuestión de sutilezas; que hayas descubierto esos matices, esos sabores diversos, y que haya gustado el relato, me llena de alegría.
      Un abrazo.

Dejar una respuesta