Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

35. 12 de agosto (Blanca Oteiza)

Acostado en la cama batallo con la almohada para tomar postura. Espero que el sueño me venza, cuando emerge de la pared una sombra negra. Frotándome los ojos no desaparece, así que decido quedarme quieto para no descubrirme. Los segundos me parecen minutos, inmóvil bajo las sábanas.
Me habla. Su voz suena en la habitación como un susurro que llora. Cuenta que tiempo atrás quedó atrapada entre paredes que la oprimen. Me pregunto si cada noche se pasea asustando a los clientes o ha decidido salir de su cárcel conmigo como huésped. Por mi mente pasan infinidad de pensamientos, aunque ninguno frena para poder agarrarlo. Debí reservar habitación en un hotel moderno. Se sienta en mi regazo. Noto sus lágrimas, aunque no las veo. Me pide que la ayude a salir rumbo a las estrellas.
Una noche de Perseidas cayó y quedó sepultada en los muros del viejo edificio. Si no escapa, deberá esperar un año más para seguir jugando con sus hermanas doradas bajando del Olimpo.
Abro la ventana, lo que era negro comienza a coger brillo. Con un gracias sale a la noche. Pronto pierdo su rastro camuflada entre cientos de lorenzas que lloran en el cielo dorado.

24 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    Elegantísima aportación como todas con las que nos agasajas. Empiezo a leer y estoy suspendido creyendo encontrarme en el umbral de algo terrorífico, incluso me has recordado (por aquello de “debí reservar en un hotel moderno”) a la película de John Cusack “Habitación 1408” [Te la recomiendo porque es sobrecogedora y de excelente y prodigiosa factura] Pero sigo en tu maravilloso microcuento y ¡vibro! tu tema es otro de mis predilectos, la astronomía y la mitología. Das un giro y todo resulta tierno, delicado poético. Doña Blanca, me pongo a tus pies porque también, como ellas, posees brillo auténtico y propio.
    Como no pude ser de otra forma, he quedado deslumbrado.
    ¡Buenas Noches y Buena Ruta, amiga!

    1. Blanca Oteiza

      Don J u a n,
      Me halagan tus palabras hasta hacerme sonrojar. Me alegro que te haya hecho disfrutar con temas como la mitología y astronomía, que siempre son bienvenidos y me resultan poéticos.
      Del cambio brusco de lo que comienza como un relato oscuro de terror a otro más poético y tierno se debe a mi ánimo. Lo que empecé escribiendo en un día más gris, lo terminé en un día más feliz.
      Apunto la película recomendada, aunque el terror no es de mis géneros favoritos.
      Muchas gracias.
      Un abrazo

  2. Martín Zurita

    Hola, Blanca.
    Justo allí donde la prosa se cruza con la poesía. Así escribes a lo largo y ancho del texto. La atmósfera está muy conseguida y qué decir del sostenimiento de la intriga, de la tensión dramática. El cambio con el fluir de los renglones deviene en dulce, tierno, cuando empezó colmado de vetas de terror en su estado puro. La parte sustancial: El Olimpo, en efecto, nos lleva a la mitología y las estrellas a la astronomía, como advierte con su habitual tino y sagacidad mi queridísimo Juan Pérez. En definitiva, un relato redondo, a mi entender. Homogéneo y congruente: no le falta ni le sobra nada. Muy atractivo de leer, y aun de retener en la memoria. Lo pueblan frases muy originales y de una vibrante armonía acústica. Mi más muy enhorabuena y un beso grande.

    1. Blanca Oteiza

      Muchísimas gracias Martín,
      Qué decirte después de tu comentario, me dejas sin palabras. Me alegro que te haya gustado, de mi prosa poética, la armonía y el toque de mitología con la lluvia dorada de las estrellas en las que se convirtió Perseo.
      Un beso muy grande

  3. Ángel Saiz Mora

    Las lágrimas de San Lorenzo, un fenómeno físico y real, pero también mítico, descienden al nivel de los hombres para conformar una hermosa historia, que juega a vestirse de terror, cuando en realidad es tierna. Una estrella no puede vivir encerrada entre cuatro paredes, necesita salir al firmamento para ser de todos, como los buenos relatos.
    Un abrazo y suerte, Blanca

    1. Blanca Oteiza

      Muchas gracias Ángel,
      Siempre tan atento en tus palabras. Las estrellas deben estar en el cielo iluminando la noche, si por error cae una a la tierra debemos ayudarla a volver a subir a las alturas.
      Un abrazo muy fuerte

  4. Jesús Garabato Rodríguez

    Hola, Blanca. Nos dejas un texto con unas imágenes atractivas y potentes, aun dentro de esa tranquilidad nocturna, por llamarle de alguna forma, que nos hace evocar su lectura. Y, también, muy sugerente y con algo de misterio (o, al menos, eso me parece a mi). Me ha gustado. Suerte y saludos.

    1. Blanca Oteiza

      Muchas gracias Jesús,
      La noche es un polvorín de emociones. Puede ser tranquila aunque dentro de ella ocurren muchas cosas. En esta pequeña habitación de hotel por ejemplo, se crea un acontecimiento inusual, algo grande. Auqnue comience dando miedo, en realidad no deja de ser una estrella inofensiva que pide ayuda. A veces hasta lo más bello puede darnos miedo si no lo conocemos.
      Un abrazo

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Edita, ya ves, a veces se comienza a leer una historia porque te engancha el título por la razón que sea. Escogí ese doce de agosto porque fue el día con el pico más alto de las perseidas. Gracias por tu lectura.
      Un abrazo

  5. Barceló Martínez

    Hola Blanca, una historia muy imaginativa y mágica, tal como su escritora. Te deseo que te traiga muy buena estrella. Un cariñoso abrazo.

  6. Salvador Esteve

    La luz no puede estar atrapada en la oscuridad. Del mismo modo que el fenómeno de la evaporación vuelve a atrapar la lluvia, la imaginación hace regresar la luz a sus orígenes. Precioso relato, Blanca. Abrazos y suerte.

    1. Blanca Oteiza

      Muchas gracias Salvador,
      La luz tiene que estar libre para poder iluminar la vida, sino sería todo muy triste en las tinieblas.
      Un fuerte abrazo

  7. vitolosa@gmail.com

    Hola Blanca.
    Precioso cuento. Me encanta todo lo que tiene que ver con estrellas y con el universo.
    Esta estrella te ha dejado su brillo. Enhorabuena.
    (Blanca no te contesto en tu comentario a mi relato pues no puedo hacerlo, debo haber hecho algo mal, jaja)
    Un besazo.

    1. Blanca Oteiza

      Muchas gracias Virtudes por tus palabras.

      A veces lo de los comentarios se vuelve un poco loco y no deja comentar…tranquila.

      Un beso fuerte y Felices Fiestas.

  8. Isabel

    Hola Blanca, qué bonito tu relato de estrella.
    Hay una peli preciosa, no sé si la habrás visto, “Polvo de Estrellas” (Stardust), me la ha recordado tu cuento.

    ¡FELIZ AÑO 2018!

Dejar una respuesta