Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

19. CICLO VITAL DE UNA SONRISA (Paloma Hidalgo)

Nace, tímida, entre los chorretes que el helado de chocolate ha dejado alrededor de su boca, cuando Elena acepta el reto, y comienza a bajar con la bici por la rampa del garaje. Crece deprisa, apuntalada en el recuerdo de lo que le dijo su madre cuando él se cayó de la suya el domingo:
_No te preocupes Quique, tus paletos de leche no son como los de tu hermana, pronto te saldrán los definitivos.
Alcanza su esplendor, luciendo su imponente mella, al comprobar que la niña, además de los dientes, pierde la piel de las rodillas, la de los codos, las gafas, y un montón de lágrimas.
Cuando el padre descubre el contenido, íntegro, de la caja de tornillos que creía perdida, diseminado a lo largo de la pendiente que conduce al garaje, la sonrisa se extingue de la cara del pequeño, que encamina sus pasos al refugio habilitado para estos casos bajo las faldas de la mesa camilla del cuarto de costura.

28 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Una sonrisa malévola, que nace con una trampa en la que cae su hermana a la que odia; crece y alcanza su esplendor cuando comprueba que sus expectativas malignas se cumplen; y, por último, se extingue cuando queda al descubierto su corazón negro. Una bici es un medio simpático, asociado al viaje, al juego, a la infancia, al ocio, cuya naturaleza tú has sabido dar la vuelta para convertirla en un cómplice del peor cainismo.
    Paloma, me encanta leerte, te admiro por tus merecidos éxitos, te mando un abrazo y te deseo suerte (cuántas cosas)

  2. M Belén Mateos Galán

    Muy bueno Paloma. Logras que sintamos esa sonrisa malévola de Quique, sus celos, la trampa…No es su primera fechoría, sabe donde ha ir para ser una vez más castigado.
    Lo haces visual y sentido. Eres muy buena.
    Un besazo .

    1. Qué va Carles, este se queda en pañales al lado de los niños de mi relato del mes pasado… Esos sí que eran monstruos. Este no, este es un alma inquieta, un pelusón de los derechos conseguidos por “la mayor”, un niño trasto que seguro que cuando se piense bien lo que ha hecho, se arrepiente; aunque eso tendré que contártelo en otro micro jaja!
      Me alegro de que te guste, no bromeo. 😉
      Saludos

  3. Ton Pedraz

    Estoy con Carles. Menudo pieza el hermanito.
    Pero tú, es que lo cuentas tan tremendamente requetebién.
    Mucha suerte y un saludo,
    Ton.

  4. Yo, que soy la hermana pequeña, también he tenido que sufrir los inventos de mis hermanos, así que me ha encantado este relato. Y sobre todo por lo bien escrito que está. Un gran beso y enhorabuena, eres una excelente escritora.

  5. Javier Palanca

    Me gusta, Paloma, sobre todo esa idea de evolución de una sonrisa, lo cual supongo te alegrará porque es lo que creo pretendías al ofrecernos ese título.
    El final es bueno y describe al muchacho un poco más.

    Abrazos y felicidades

  6. Cari Blázquez

    Hola Paloma.
    Muy original la forma narrativa que eliges, colocas como protagonista una expresión facial, una mueca, que aunque refleja directamente varios estados emocionales en su evolución. nos sirve de pretexto para conocer la “verdadera historia” del chavalito y sus celos. Me recuerda a las estrategias que se usan en un medio tan interesante como el cinematográfico.
    ¡Enhorabuena y suerte!

  7. Maria jesús Briones

    Al principio me perdí un poco, pero la segunda vez que lo leí, fui viendo como crecía el malvado hermanito, hasta conseguir sus fines.
    Reveladora la imagen de la caja de herramientas.
    Te ha quedado una buena historia.
    Besito virtual, Paloma

  8. Qué bien explicado el desarrollo de una sonrisa con todas sus fases, hasta su plenitud y finalmente desaparición. Con un hermano como este, seguro que Elena querría ser hija única!
    Muy buen relato!

  9. Salvador Esteve

    Los niños no cuantifican ni ven el peligro. Esperemos que sea una fechoría entre comillas inocente y no el preludio de un futuro monstruo. Muy bueno, Paloma. Abrazos y feliz verano.

Dejar una respuesta