Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

ENCUENTRO 1 2 4 TERCERA RONDA

ilustracion_poesia_lorca_bodas_de_sangreJUAN PÉREZ / ELISA DE ARMAS

Los participantes aquí señalados tendrán que publicar en el espacio reservado a los comentarios de esta entrada del blog, un relato INÉDITO de un máximo de 100 palabras antes del JUEVES de 4 FEBRERO. En este caso le haremos un homenaje a la COPLA ESPAÑOLA y tomaremos los títulos de algunas de sus mejores canciones como TITULO del cuento propuesto, siendo libre su interpretación para ciualquier temática ajena al original.

Vuestro cuento se titulará:

LA NIÑA DE FUEGO

Una vez publicado no habrá posibilidad de corregir ni reeditar.

Tras la publicación de los dos relatos publicaremos en cada entrada un formulario para la Votación Popular que permanecerá abierto hasta el viernes 5 de febrero a las 14 horas.

El resultado de este encuentro se hará público en una entrada general de la sección EnoTiCias.

PODÉIS VOTAR EN ESTE ENLACE

5 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    * L a * N i ñ a * D e * F u e g o *

    “Vacilaron los fundamentos de los montes
    y se estremecieron porque se airó contra ellos…”
    (II Samuel 13)

    Mi esposa era una salamandra.

    No de los muros, la de Paracelso, un espíritu ignito.
    Hace tiempo explorando una sima rondeña la descubrí en su corporeidad pelirroja “como una promesa de buenaventura”
    Años después, el pirofilacio del que procedía en la serranía, la malogró con una combustión espontánea.

    Hoy la recordamos en el teatro, cuando el “spiccato” del violín simboliza la gitanilla poseída.

    Y sentada al lado, dice cuánto le apasiona Manuel de Falla y “La Danza del Fuego”.

    Mi hijita Candela.

  2. La niña de fuego

    Le gusta el colegio, pero hoy faltará a clase. Las niñas obedecen cuando los mayores las necesitan. Aunque la tarea es fácil, su carita seria refleja concentración mientras repasa las instrucciones, para no equivocarse: entrar en el mercado por la puerta lateral, fijarse en cuál es el puesto más concurrido, acercarse a él y apretar el botón para indicarles a esos señores dónde se encuentra. Miradla. Ahora avanza entre los tenderetes de verduras, especias y dulces sin llamar la atención, muy derecha, intentando que no se le clave ese cinturón tan raro que le han ajustado bajo el khimar.

  3. Antonia

    Que pena, penita , pena que esta “niña” no pudieran ser dos, porque me han parecido , tan distintos en sí, ambos estupendos.
    Suerte y abrazo cálido.

Dejar una respuesta