Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

ENCUENTRO 1 4 1 CUARTA RONDA

FOTO 1BEGOÑA HEREDIA  MARIA POSADILLO

Los participantes aquí señalados tendrán que publicar en el espacio reservado a los comentarios de esta entrada del blog, un relato INÉDITO de un máximo de 100 palabras antes de las 20 horas del MIÉRCOLES de 10 de FEBRERO. En este caso te ofrecemos la imagen adjunta de Jose Francisco Álvarez García que debe convertirse en el escenario donde transcurre el relato.

Una vez publicado no habrá posibilidad de corregir ni reeditar.

Tras la publicación de los dos relatos publicaremos en cada entrada un enlace para la Votación Popular que permanecerá abierto hasta el JUEVES 11 de FEBRERO a las 14 horas.

El resultado de este encuentro se hará público en una entrada general de la sección EnoTiCias.

PODÉIS VOTAR EN ESTE ENLACE

7 Respuestas

  1. María Posadillo

    Abandonados

    Se alzan impasibles los cipreses, mientras el olvido lame las piedras y convierte en ruinas los muros del cementerio. Ya no tañen las campañas a réquiem, y las lápidas duermen anónimas bajo el polvo. Tras la cancela, vagan las almas en pena llamando a sus seres queridos.
    Chirrían las bisagras que anuncian compañía, mas solo es el viento; el mismo que apagó las velas tiempo atrás. Los vivos partieron del pueblo en busca de un porvenir, y se llevaron en las maletas los recuerdos, dejando a sus muertos en el camposanto.
    Nadie les fue a avisar.

  2. Begoña Heredia

    TIEMPOS MODERNOS.
    Tras el incendio de la casa nos trasladamos a las afueras. Con el tiempo, un cementerio nuevo ha sustituido al viejo y de este solo quedan las ruinas resultando ser divertidas. Mis hermanos y yo nos entretenemos en fastidiar a los jóvenes que refugian sus instintos carnales entre los muros. Aprovechando su embeleso ponemos en marcha sus mp3. Ellas se sienten observadas y salen corriendo, ellos subiéndose los pantalones suelen dar varios traspiés; ni siquiera evitamos la risa. Sin embargo nuestros padres, que se han quedado anticuados, siguen utilizando para el mismo menester la manida sábana y las cadenas.

Dejar una respuesta