Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

26 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Pues esperemos qure no acabe ardiendo el restaurante ante ese choque de actitudes. Aquí, al menos, veo dos posiblidades: que el perro apague los ardores de la, probablemente, joven y hermosa tigresa o que, esta, arranque las ansias sepultadas tras esa frialdad que aparenta, por lo menos en su nombre, el perro. También podrían echarlos del local… Qué bien, nos dejas a nuestra imaginación como podrá continuar la ¿deseada? relación entre opuestos, marcados desde siempre por sus nombres. Suerte, Mariángeles. Saludos.

    1. ¡Esperemos que no, JESÚS! Esas posibilidades que ves son las mismas que yo me he planteado (pero entre nos, creo que van a terminar echándolos del local 😉 ). Deseada o no, yo creo que la relación continuará en el mejor de los sentidos… ¡Y es más que bienvenida por ambas partes, jaja! No por nada dicen que los opuestos se atraen, ¿verdad?

      Vayan saludos y suerte para vos,
      Mariángeles

  2. Ángel Saiz Mora

    Tus personajes tienen sus nombres y apellidos, como todos, que desconocemos, aunque tampoco nos interesan, porque lo importante son los que ellos mismos, por motivos que, esos sí, quisiéramos saber, han elegido. Con esos motes, apodos o alias, pueden saltar chispas en el mejor de los sentidos o en el contrario. Canino y felina, frío y ardiente, casi nada. No soy seguidor en absoluto de “reality shows” televisivos, pero seguro que las andanzas de esta pareja singular tienen que ser de lo más interesante, como el tema que has abierto sobre la relación entre opuestos ya desde el título.
    Un abrazo grande, Mariángeles. Suerte

    1. Se ve que tampoco sos muy fan de los horóscopos, ÁNGEL, porque esos motes, apodos o alias (que tranquilamente pueden serlo si pensamos en una cita a ciegas concertada vía internet) corresponden a dos de los doce animales y de los cinco elementos que conforman el horóscopo chino. Pero coincido totalmente contigo: intriga saber en qué devendrá la relación de dos opuestos tan pero tan complementarios que lo son ya a partir de sus nombres…

      Suerte la mía, de contar con tu lectura y tus palabras.

      Otro abrazo grande para vos,
      Mariángeles

  3. Inés Z. López

    Tus protagonistas parecen dos desconocidos físicamente, pero que ya han hablado antes. Una primera cita para conocer sus caras, sus verdaderos nombres y, si hay conexión…
    Un abrazo, Mariángeles

    1. ¡Qué bueno que te encante, EDITA! (a mí me encantó eso de la “miga camuflada, jaja). Ya me estaba preguntando si, más que ser breve, no me había quedado corta…

      Y tenés razón… hay asuntos que es mejor no verbalizar.

      Cariños,
      Mariángeles

  4. María José Viz Blanco

    La cultura china, que nos parece tan cercana, por un lado, es muy hermética, por otro. Dices, Mariángeles, que te basas en el horóscopo chino, para designar los nombres. Me gusta que hayas ambientado esta historia, cargada de seducción y un cierto misterio, en un restaurante chino.
    Un abrazo.

    1. Es muy cierto lo que decís, MARÍA JOSÉ. Yo creo que ese hermetismo es lo que le da a la cultura china ese aire de misterio, al menos desde el punto de vista de Occidente.
      Se me ocurrió que basarme en los animales y elementos del horóscopo chino para designar los nombres y en la jerga astrológica para titular el micro podía ayudarme a darle unidad, completud, y por qué no, algo de originalidad dentro de la temática perruno-felina de la propuesta… ¿Lo habré logrado?
      Qué gusto que veas seducción en la historia.

      Otro abrazo para vos,
      Mariángeles

  5. Salvador Esteve

    Si el agua no apaga el fuego y el fuego no evapora el agua se creará un elemento templado de sensualidad, y será sin duda el comienzo de una historia rica en matices. Original y sugestivo micro, Mariángeles. Abrazos y suerte.

  6. MªBelén

    Un primera cita en la que se intuye una batalla amorosa entre el poder del agua y la magia del fuego.
    Fantástico Mariángeles.
    Un beso grande preciosa.

    1. ¡Muchas gracias, MARÍA BELÉN! Y yo me pregunto quién de los dos – el fuego o el agua- ganará esa batalla, o si levantarán las banderas/sábanas blancas de la paz… Habrá que ver qué dice el lector/a que pone el desenlace al micro… 😉

      Otro beso grande para vos,
      Mariángeles

Dejar una respuesta