Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

26. ASOMBRADO (Edita)

Se había resignado a su presencia, a cualquier hora del día o de la noche, con luz o sin ella. Soportaba dignamente el mote de Malasombra. Los niños del barrio jugaban a pisoteársela, incluso con lluvia. Siempre lo seguía una caterva de muchachos que competían por unos centímetros de sombra andante. Esto llegó a agobiarlo, tanto que restringió las salidas. Si era imprescindible ausentarse de casa, lo hacía por el garaje y en coche. Cuando algún asunto lo obligaba a pisar la calle, corría como un galgo para no ser alcanzado.

 

Hoy ocurre algo insólito. En su fuga desesperada, cargando angustia y paraguas, gira la cabeza para ver a qué distancia vienen sus perseguidores; se extraña de que nadie lo siga. Aminora el paso y continúa caminando sin bajar la guardia. De repente, descubre que su sombra perenne ha desaparecido. Respira aliviado.

 

Poco le dura la alegría. Por una bocacalle, avanza hacia él la silueta negra e hipnótica de una niña, cuyos pies apuntan en dirección contraria a la marcha. Parece una pegatina en la pared, hecha de dos piezas pegadas por la cintura; cada mitad, con orientación opuesta. Al intentar huir, un tropel de chavales lo inmoviliza.

22 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Pobre chaval, para una vez que había conseguido librarse de lo creía la peor de las pesadillas, el destino le juega un mala pasada y lo arroja en el fondo de una cien veces peor; y de esta si que no parece haber ninguna escapàtoria. Suerte, Edita. Besos.

  2. José Ignacio Blanco

    Pues tiene su cosa eso de toparse de bruces justo con aquello de lo que se venía huyendo, sobre todo cuando también se huye de otra cosa que, por otra parte, no deja de ser también la misma de siempre. Vamos, que atrapado sin remisión y sin escapatoria posible. Con razón le llaman como le llaman, maldita sea su… estampa!! 🙂

  3. Ángel Saiz Mora

    Un relato para entender el significado de tener mala sombra. Cuando una parte de una persona se rebela contra ella poco se puede hacer, porque la rebelión, como un caballo de Troya, está dentro. La sombra como elemento gris que persigue sin remedio. Cuando por fin atrapa a su dueño y víctima, es el fin.
    La angustia del protagonista es un poco la nuestra. Todos tenemos luces y sombras, pero la suya era la peor.
    Un abrazo, Edita. Suerte

  4. Le has sacado mucho jugo a esa sombra. Aunque tu protagonista, más que malasombra, es un poco ingenuo, pretendiendo escapar de ella. Ese inesperado final, es muy bueno.
    Mucha suerte, Edita.

  5. Me gusta, EDITA, ese matiz de desgracia pegada a la propia vida, que tu relato le otorga a “Asombrado”, el adjetivo que titula la historia y que, contrariamente a lo que se lee aquí, suele tener una connotación positiva.

    Muy bueno, me gustó.

    Cariños,
    Mariángeles

  6. Me recuerda a Peter Pan, siempre huyendo de su sombra. Es curioso que muchos niños se asustan de su sombra por no entender de qué se trata. Tal vez a tu personaje le paso un poco lo mismo. Una buena historia, metáfora de cómo el huir de los miedos no sirve para nada.
    Suerte y abrazos,

  7. Salvador Esteve

    La sombra que ve el mundo es el reflejo de nuestras emociones, de nuestro estado de ánimo. Si miramos de frente a nuestros miedos, solo la luz tendrá el poder de reflejarla. Reflexivo e inquietante relato. Muy bueno, Edita. Abrazos y suerte.

Dejar una respuesta