Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

30. UNA TARDE EN COMBRAY (GINETTE GILART)

Sentada cerca de la cristalera, la anciana, ensimismada, lee un libro; de vez en cuando levanta la mirada y observa, un instante, la calle poco transitada. Se acerca un camarero y coloca una tetera encima de la mesa; ella le mira sonriendo y le da las gracias. Mientras reposa la infusión quita el envoltorio de una magdalena. Luego vierte, poco a poco, el líquido humeante en una taza de porcelana. Después de mojar el bizcocho en el té, lo acerca a su boca, con sumo cuidado para que no se deshaga, y lo saborea.
Cuando acaba, se levanta y, con la ayuda de un bastón, se dirige a la salida. Al pasar delante del camarero, le saluda:
—Hasta mañana, Marcel.
—Hasta mañana, Doña Leoncia.
Antes de que cruce la puerta, puedo ver la portada del libro que lleva debajo del brazo: “Por el camino de Swann”.

5 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    A partir del episodio de la magdalena, una de las escenas más célebres de la literatura, tomado como ejemplo también fuera de ella para explicar la memoria conservada a través de los sentidos, haces un homenaje a Proust en el que él mismo es un personaje y su tía la lectora del primero de los libros de su famosa saga. Nunca supo Doña Leoncia que su sobrino iba a inmortalizarla, menos podía imaginar que, pasados los años, en los albores del siglo XXI, alguien iba a darle a ella aún más protagonismo en un relato, que sirve de homenaje. Es curioso cómo un simple detalle puede dar para tanto. Nada quiere más un autor que saber que es leído, hasta Proust te estaría agradecido.
    Un abrazo, Ginette

Dejar una respuesta