Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

37. SEMPER FIDELIS (Manuel Menéndez)

Recupera la consciencia lentamente. Cada vez le cuesta más distinguir sus sueños de la realidad, pero percibe la presencia de la persona amada, al tiempo que siente su pena que le llega en oleadas. Le gustaría poder arrimar su cuerpo contra el suyo para consolarla, mitigar el dolor con su cariño, como tantas y tantas veces hizo, aunque ese tiempo quedó atrás. Trata de erguirse, pero ya no le quedan fuerzas, sólo puede fijar la vista en ella, que con los ojos arrasados, le acaricia tiernamente la cabeza. Con una última mirada llena de amor, trata de transmitirle lo inmensamente feliz que ha sido su vida, lo tremendamente orgulloso que se siente por haber sido su compañero durante todos estos años. No concibe que nadie haya podido tener una vida mejor que la suya. Si fuera capaz le diría que esperará el tiempo que sea preciso hasta que vuelvan a reunirse, porque en realidad son una sola alma dividida en dos cuerpos. Después sus párpados se cierran y sueña, por última vez, que vuelve a ser un cachorro corriendo feliz tras la pelota que ella, riendo, le lanza.

41 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Me resulta muy tierno y conmovedor tu relato. Reflejas en el animal lo que podría pensar y desear un amante en el momento de la última despedida a su pareja de tantos años felices. Enhorabuena y suerte, Manuel. Saludos.

    1. Manuel Menéndez Miranda

      Gracias Jesús. Si, en realidad ese es el juego, el adiós de un amante…ideal, sin resentimientos, sin rencores solamente puro amor. Un fuerte abrazo y un saludo.

  2. Ángel Saiz Mora

    Fiel hasta el último aliento. Los cuerpos son máquinas con fecha de caducidad, pero algo tan profundo va más allá de la química y no puede terminar. Seguro que volverán a reunirse. ¿Quién dijo que el hombre es el único animal que es consciente de su propia desaparición? Si los perros no existieran, habría que inventarlos.
    Un relato lleno de fuerza y emotividad, Manuel.
    Un abrazo y suerte, artista

    1. Manuel Menéndez Miranda

      Creo que la palabra nobleza se inventó pensando en un perro. Imposible dar mas con el añadido de que todo lo que nos dan es inmaterial, compañía, cariño, consuelo…AMOR así con todas las mayúsculas. Muchas gracias Ángel, un fuerte abrazo, amigo.

  3. Perfecto el título y entrañable la narración. Yo creo que a veces también quisiera ser un cachorro y correr por el parque despreocupada, pero es ley de vida y… el tiempo pasa para todos.
    Muy bonito tu relato. Enhorabuena y felicidad para ti.

    1. Manuel Menéndez Miranda

      Muchísimas gracias. Es verdad que en ocasiones viendo a mi perra correr para lanzarse a nadar en el río he pensado que esa es la felicidad plena…suya y mía 🙂 . Felicidad para ti también.

  4. Paloma Casado

    Qué descripción tan triste, Manuel. Si no fuera el tema del mes, esa frase final nos desvelaría que se trata de un perro. Es un cuento muy conmovedor.

    1. Manuel Menéndez Miranda

      Gracias Paloma, quiero pensar que es triste pero esperanzador que alguien que nos deja haya podido tener una vida tan feliz y sobre todo que nos deje tanto amor. El relato no deja de ser un juego, pero se trata de un amor demasiado desinteresado y puro para ser humano. Un beso grande, amiga!.

  5. Martín Zurita

    Hola,Manuel.
    La historia de una despedida, siempre tristes.ás cuando es para irse al otro lado. El manejo de las emociones en literatura. La extrapolación vía alegórica del texto a los adioses humanos de semejante calado, tan improbables. Ese “Y tanto amor me da (me dio) que no necesito más. Tanta dicha de por medio antes del “bye”. Enhorabuena por tu propuesta. Me gusta mucho. Y un abrazote.

    1. Manuel Menéndez Miranda

      Muchas gracias. Sí, a veces hay que escribir desde las emociones, me alegra que te haya llegado. Gracias y un abrazo.

    1. Manuel Menéndez Miranda

      Muchísimas gracias, espero que las lágrimas no estropeen los recuerdos bonitos, que seguro que son muchos y muy buenos. Un beso.

  6. María José Viz Blanco

    Son muy duras las despedidas, sin embargo, en el caso de tu protagonista, Manuel, se mitiga ese dolor al ser consciente de la felicidad que tuvo en vida. Si trasladamos esta historia a los seres humanos, estoy segura de que habrás sentido un cierto consuelo cuando te dicen que alguien querido ha muerto “en paz”, sin dolor. Pues, para mí, tu relato tiene esa lectura y muchas más. Enhorabuena.
    Un abrazo.

    1. Manuel Menéndez Miranda

      Sí, la vida de quien ha sido querido, sea animal o persona cobra mucho más sentido. Y siempre es un consuelo también que a quien quieras se vaya en paz, a veces es lo que nos queda como consuelo. Un beso y gracias.

  7. Cómo se nota que eres de los míos…
    Un precioso homenaje a tantos y tantos perritos que se van de nuestras vidas, dejando un hueco que aunque no de la misma forma, sí se puede paliar adoptando a otro.
    Un abrazo para ti, y un mordisco para Nala.

    1. Manuel Menéndez Miranda

      Un homenaje sobre todo al amor tan pleno y puro que nos regalan. Un besote de mi parte y un lametón de parte de Nala 🙂

  8. Tu micro llegó a lo más hondo de mi corazón “perrero”, MANUEL. Por su simpleza, su belleza, y el cúmulo de emociones humanas y caninas que transmite.

    Aún con el alma encogida por la emoción, puedo decir que fue un placer leerte.

    Cariños,
    Mariángeles

    1. Manuel Menéndez Miranda

      Muchísimas gracias. Yo también te puedo decir que tu cariñoso comentario me ha llegado muy adentro, al fin y al cabo uno escribe para compartir emociones y es muy gratificante saber que hay ocasiones en que lo consigues. Un beso!

  9. Jo, Manuel, casi me haces llorar.
    Será porque mi perro también murió, será porque has ido desgranando un mensaje lleno de emociones encontradas, será por el contenido, será por la forma…
    No importa. Me gusta. Sea por todo eso o por más.

    Un abrazo, Manuel!!

    1. Manuel Menéndez Miranda

      Seguro que tu perro tampoco pudo imaginar una vida mas feliz. Un abrazo enorme y un millón de gracias, sobre todo por compartir sentimientos. Beso!

  10. MªBelén

    Enternecedor y triste relato. El tiempo de las despedidas siempre es algo que cuesta, pero más cuando se sabe definitiva.
    Que bien nos has sabido transmitir los últimos momentos de vida, esa mirada, esa fuerza que falla, esa palabra que no puede pronunciar…
    Fantástica historia que llega muy adentro.
    Un beso grande Manuel.

  11. Olga Noya

    Eso es fidelidad y lo demás tontería.
    No se porqué ahora me ha venido a la cabeza la película, basada en hechos reales, de Hachiko, el perro japonés que murió ya de viejo esperando a su dueño en la estación de tren, incluso 9 años años después de la muerte de este. Ahora hay en una estación de Tokio una estatua del perro.
    Es triste tu relato, pero muy bonito. Mucha suerte, Manuél. Besazos.

    1. Manuel Menéndez Miranda

      Muchísimas gracias Olga. La fidelidad es algo que deberíamos aprender de estos animales, mucho mas nobles de lo que nos merecemos. Un beso.

  12. Manuel, no esperaba esto de ti. No me puedes hacer llorar un sábado por la noche así sin avisar y a traición. Yo que esperaba encontrar un muerto de esos malos en tu relato… Muy conmovedor y emotivo. Enhorabuena y mucha suerte

Dejar una respuesta