Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

50. A SU MANERA (Rueca de Aurora)

A Padre le encantaba leer. Nunca lo vi con los ojos por encima de otro sitio que no fuera un libro, ni siquiera cuando me planté delante de él y le enseñé el hueco de mi primer diente o, muchos años después, el traje de mi boda. Mi madre decía que a su manera me quería. Yo jamás conseguí inventar una forma de quererlo, ni siquiera cuando lo encontré con el hueco de una bala en su pecho, ni tampoco al elegirle el traje de su entierro.

El día que empezamos la limpieza de sus pertenecías, sus libros, apilados por toda la casa, parecían una escombrera de conocimiento. Del peso, algunos cayeron al suelo y de sus páginas, y para descubrir esa manera de querernos, salieron una veintena de fotos que le servían como marcadores. De mamá, de los abuelos y sobre todo de mí, de mí sin mis dientes de leche y hasta de mí con mi traje de novia.

26 Respuestas

  1. Esperanza Tirado Jiménez

    Qué bonitos marcapáginas. los mejores que puede haber.
    Preciosa historia. Me choca la imagen de la escombrera para referirse a los libros. Aunque algo de manía les tuvo que coger.
    Suerte.

  2. Luisa Rodríguez García

    Tu relato es una muestra de que hay muchas formas de querer y que no todo el mundo sabe demostrarlo. Me ha gustado mucho tu relato. Surte. Un abrazo.

  3. Ángel Saiz Mora

    Damos por hecho que quien lee mucho, en igual proporción, está dotado de un rico vocabulario, aunque en este caso se lo guardaba para sí por algún raro cruce neuronal o psicológico, sin llegar a asimilar una sabiduría tan básica como que no debe dejarse nada sin decir. No se especifica en el texto, pero estas palabras y sentimientos reprimidos quizá fueron los que, acumulados, acabaron finalmente con su vida.
    Un saludo y suerte.

    1. Sí, eso es lo que en principio uno piensa, pero hay mucha gente solitaria, que se esconde tras un libro o cualquier otra cosa y así pasan la vida hasta que es demasiado tarde. Como bien dices, eso es lo que le hizo acabar con su vida, un saludo para ti también, y gracias por comentar amigo.

  4. Hola, Érika.

    Un protagonista que sabía quererles a su manera. A veces no resulta fácil decir que queremos a los que tenemos al lado… Habrá que tomar buena cuenta y hacerlo antes de que sea demasiado tarde.

    Un abrazo.
    Es un texto precioso.

  5. Qué relato tan tierno Aurora. Cada uno tiene su forma de querer, aunque algunas sean crueles. Quiero un marcapáginas con tu foto (con o sin dientes, eso ya lo decides tú).
    Un abrazo microlunático

  6. Lorenzo Rubio

    Me ha gustado mucho, Érika, tu relato la vuelta que da cada párrafo hasta dejarlo con un desenlace hermoso. El padre que parece que solo vivía para los libros pero que se enteraba de todo. Hay que saber viajar a otros mundo, sin dejar de lado el verdadero. A lo mejor le faltó algo de atención a esa niña o viceversa. Un abrazo.

Dejar una respuesta