Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

58. Tributo (Juan Antonio Vázquez)

Los citaron la Noche de Difuntos junto al olmo del viejo cementerio; y aunque poco más se supo, en los corrillos se advertía: cualquiera podía haberlo hecho.

Las pesquisas del benemérito cuerpo no arrojaron luz al misterioso asesinato del grupo de soñadores que se reunían antaño para leer a voz en grito sus relatos; una blasfemia, según el párroco, que como casi todos estaba harto de que una tras otra detrás de cada punto final, aquella panda de majaderos rompiera en vítores y aplausos.

Restituido el orden, regocijado de que la única historia que se contara saliera de su boca los domingos en forma de salmo, el cura ordenó que se les diera sepultura en el más profundo de los agujeros del camposanto. Amontonó sus almas bajo una misma lápida en la que hizo escribir a modo de escarmiento: «Malditos escritores, nadie se acordará de vosotros una vez muertos».

Desde entonces,  en la lápida y ante el estupor de todo aquel que visita el pueblo, para amargura del párroco, se puede leer en el fúnebre mármol en lugar del funesto epitafio la aserción: «Siempre estaremos»; y cada mañana de Todos los Santos cincelado a fuego, un nuevo cuento.

 

75 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Mortales como nos sabemos,los que tratamos de escribir lo hacemos, entre otros motivos inconfesables, por un afán de perdurar, algo que a puede conseguirse, como muestra tu estupendo relato. “Cada mañana de todos los Santos cincelado a fuego, un nuevo cuento”, por suerte, tú estás bien vivo y nos regalas unas composiciones a lo largo de todo el año que, seguro, no quedarán en el olvido, como la presente, con la que todos nos sentimos identificados.
    Es un gusto leerte, Juan Antonio. Un abrazo

  2. “¿No quieres caldo? ¡Dos tazas!”, dice el refrán. Ese párroco empachado en sus propios salmos lo aprendió a la mala, jaja. Lo que más me gusta del final es ese “Siempre estaremos” precediendo cada nuevo cuento cincelado a fuego, detalle muy original que nos ha vuelto protagonistas a todos los que aquí “epitafeamos”.

    Me gustó mucho, JUAN ANTONIO, felicidades 🙂

    Cariños,
    Mariángeles

  3. “Siempre estaremos”, erre que erre… Pues sí señor. Es lo que tienen los escritores, los cuentista, los oradores, que son difíciles de acallar. Qué bonita imagen la de cincelar a fuego un cuento.
    Un abrazoooo grande, escritor. Tú ya eres inmortal!!!

  4. Ana Fúster

    Los relatistas es que son muy pesaos, no se callan ni después de muertos, ahí siempre soltando la retahíla. Me gusta la idea de reivindicar la pervivencia de la literatura y que ese párroco, símbolo de represión y supuesto asesino, no consiga salirse con la suya. Besos y suerte.

  5. Nicolás Megías Berdonce

    Tengo que decir y sin hacer comparaciones claro esta, cuando he ido leyendo los primeros párrafos me ha recordado un poco “Al club de los poetas muertos”, por eso del grupo de soñadores que se reunían a leer.

    Aunque no dices nada, para mi el principal sospechoso, es el cura, aunque bien pudo ser cualquiera, la verdad…

    Por cierto el final sublime, muy bien rematado con esa frase “«Siempre estaremos»; y cada mañana de Todos los Santos cincelado a fuego, un nuevo cuento.”

    Creo que te lo comentado más de una vez, ojala algún día escriba la mitad de la mitad de bien que lo haces tú… Chapo…

    Mucha suerte y un abrazo.

    1. Hola Nicolás. Muchas gracias por tus palabras y por tu comentario. Te lo acepto todo, menos eso que dices al final :). Vamos todos hombro con hombro, y eso es lo bonito de este sitio. La ayuda y el cariño constante. Así que ojalá escriba yo la mitad de la mitad de bien que lo hace Nicolás Megías. Un abrazo enorme 🙂

    1. Rafa… muchas gracias por la corrección del “punto [y] final” y por los apuntes. La guinda hubiera sido poner un ciprés en vez de un olmo XD. Muchas gracias por tus lecturas constantes y por velar siempre por esas letras que tanto nos dan. Un abrazo grande 🙂

  6. Los soñadores y majaderos de los relatos siempre estamos ahí, con nuestros escritos, buscando opiniones…
    ” Siempre estaremos”!
    También un “tributo” a aquellos que perdieron la vida o sufrieron penurias por lo que escribieron.
    Un saludo!
    Carme.

    1. El Moli. Gracias por tu seguimiento, lecturas y comentarios. Todos estamos ahí, y además lo bueno es que poco importa de dónde somos, en qué cuna nacimos y por dónde la vida nos ha llevado. Las letras unen, y si este mundo tiene alguna solución, estoy seguro que pasa por ellas. Un abrazo amigo 🙂

  7. Este relato es un poco como un jarabe para la tos del que les dan a los niños. Tiene una base amarga, pues ahí está el trasfondo de la España negra represora, pero su sabor acaba siendo dulce y así, cucharada a cucharada, te lo acabas tomando sin arrugar la nariz.

    Y además, está el mérito de enlazar esa historia con la consigan de los epitafios y, de regalo, un homenaje a los escritores.

    Bien hecho, Juan Antonio.

    Saludos cordiales

  8. Luz Leira Rivas

    jejeje, no imagino a nadie que escriba al que no le guste este micro. Al fin y al cabo, sobrevivir a la muerte mediante tus cuentos debe ser la ilusión más soñada por todos! Un abrazo.

  9. Salvador Esteve

    Musas y personajes, con la fuerza de las emociones, hacen perdurar a golpe de cincel las historias inmortales de sus autores. Creo que tienes dos relatos ya seleccionados, ojalá este pudiera serlo también. Me ha encantado, Juan Antonio. Abrazos.

    1. Hola Salvador. Sí, tienes razón. El relato está fuera de concurso. Pero Esta Noche Te Cuento es un sitio para no perdérselo, la excusa perfecta para escribir algo, así que aquí me tienes. Intentado aportar, y por supuesto, leyéndoos a tod@s que sois magníficos. Me alegra mucho que te haya gustado. Un abrazo enorme 🙂

  10. Mª Belén Mateos

    Fantástico relato. Consigues que veamos cada una de las escenas, que percibamos la rabia y la envidia, que oigamos esos aplausos y vítores de una reunión casi clandestina, que leamos ese cincelado a fuego y disfrutemos de los cuentos que las almas inmortales de los escritores crearan cada día para deleite de unos y cólera de otros.
    Es un placer leerte y disfrutar, desgranar… cada una de las ideas y sentimiento que pones en tus letras.
    Un abrazo al que le acompaña un beso Juan Antonio.:)

    1. Para mí es un placer poder encontrarme con gente como vosotros. Vuestra atención y vuestro cariño no tiene precio. Sois todos grandes y me siento afortunado de haberos encontrando en este camino en el que tantas veces he encontrado una mano amiga que anima a seguir. Un abrazo grande y otro beso para ti 🙂

    1. Hola Ines. Pues esta noche me dejas con una sonrisa en la cara. De esas que se te quedan cuando te dicen algo que no te esperas, pero que te alegras de que suceda. Muchas gracias por valorar mis historias de ese pozo de cariño. Un abrazo 🙂

  11. María Jesús Briones

    “Cincelar a fuego un cuento”, me está quemando la imaginación.
    Un buen acicate para seguir escribiendo.
    Suerte, Juan Antonio.

  12. La inmortalidad está en tu pluma hábil y nadie conseguirá callarla. Eres un excelente escritor y para mí es un placer leer tus relatos y aprender de ellos. Gracias por ofrecérnoslo y un gran abrazo.

    1. Muchas gracias Belén por tan generosa valoración. Para mí es un placer poder disfrutar de compañeros de viaje como vosotros. Créeme que sois la mejor escuela, y muchas veces incluso mucho más que eso. Un abrazo enorme y gracias a ti por tu generosidad. 🙂

  13. Virtudes Torres

    La palabra y la letra por encima de todo. Se oponga quien se oponga.
    Homenaje a tantos poetas que fueron callados. Lástima que tu final REDONDO no salga plasmado en sus tumbas.
    Un abrazo Campeón.

  14. Tengo unas ganas de que llegue ese 1 de noviembre para leer ese cuento cincelado. Qué grande tu tributo; te lo deberíamos hacer a ti; que nunca fallas; que siempre comentas intentando animar (que entiendo como la mejor receta para mejorar); así que bravo por ti y el mejor tributo que nos haces es meter dos relatos tuyos en ese libro tan especial.

    1. Hola Lorenzo. Gracias por tu más que generosa valoración. Respecto a lo que dices, creo que todos los relatos tienen algo bueno; como poco el esfuerzo, el tiempo y la ilusión que su autor ha destilado al pensarlo y escribirlo. La vista se me va sola a buscar ese algo bueno que siempre está y comento a partir de ahí. Me fascina leeros a todos. Para mí sois la mejor escuela. Soy un poco marciano. Tú ya lo sabes. Un abrazo y muchas gracias por tu inagotable generosidad 🙂

  15. María

    Y siempre estarán, verdaderamente, Juan Antonio. Felizmente. A pesar de tantos curas y no curas, que en su afán de perpetuarse ellos, han tratado de acallar a quienes cuentan en sus cuentos, la vida tal como es. Muchas felicidades. Estoy encantada de haber vuelto y poder disfrutar de vuestros magníficos textos, como este tuyo. ¡Un abrazo!

  16. Reve Llyn

    Juan Antonio estás que te sales. Leo que te premian por todas partes, y no me extraña con el nivelazo que tienes. Este relato genial de principio a fin, del título al cierre. Bueno el tema, la forma de escribirlo y el estilo que le has dado. Felicidades.

  17. Qué maravilloso y mágico el giro final. Me gusta la imagen que proyectas del grupo de escritores, me ha recordado al “Club de los Poetas Muertos” y sus reuniones secretas. Y ese cura envidioso…mundial.
    Muy bueno, como todas tus letras, maestro.
    Abrazos

    1. Muchas gracias Izaskun. Me alegra que te guste el relato y la manera de cerrarlo. Un placer que te hayas pasado por aquí a leerlo. Un abrazo muy grande, que últimamente os tengo un poco abandonados en los blogs por temas de tiempo. Besote 🙂

  18. Es un relato que contiene una idea original, y una crítica a los intransigentes. Fantástico soñador ese final. Una nota de humor, ese aplauso final a cualquier lectura. Tu lo que me quieres contar es que estás en contra de los que han quitado la filosofía y han puesto tauromaquia. Creo que este relato dejado posar un tiempo y cincelado por tus revisiones, ganaría, es decir, sin la olla a presión, en puchero. Pero que me ha gustado, vamos.

    1. Muchas gracias Javier. Me alegra que le hayas visto al relato cosas positivas, y tengo que decirte que en lo de la filosofía lo has clavado: me encantaba esa asignatura, y siempre he pensado que debería ser de obligada inclusión en cualquier plan académico que se precie de ser serio. Prometo ponerme con esas revisiones que me recomiendas. Un abrazo grande Javier.

  19. Eso, eso, que aunque mueran los soñadores, los sueños permanezcan. Así ha sido siempre y así seguirá siendo, aunque a algunos no les agrade. Me ha gustado mucho este homenaje a los escritores, reivindicando la libertad de pensamiento. Saludos.

  20. “…cincelado a fuego, un nuevo cuento”. Parece que lo hayas escrito pensando en este grupo de soñadores que andamos aquí, rompiendo “en vítores y aplausos” tras cada nueva historia. Pues a eso voy, a aplaudirte, porque el relato me ha parecido redondo.
    Suerte y besos

    1. Lo has clavado Anna. El primer borrador era mucho más explícito respecto a eso, y luego fui cambiando cosas, pero cuando pensaba en ese grupo de locos soñadores, todos estábamos ahí. Tengo mucho que agradeceros, y este sitio me parece un lugar irrepetible. Muchas gracias y un abrazo 🙂

Dejar una respuesta