Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

60. Álter ego

Mientras rebobino la película muda, una concatenación de sonidos en un idioma espectral aplaca el silencio. No son los actores los que hablan (puedo ver sus miradas de consternación mientras caminan hacia atrás, alejan la copa de los labios para beber o se quitan el antifaz para que no los reconozcan); y tampoco son los espectadores con sus cuchicheos, porque ya se han ido. Ha acabado el pase hace un buen rato y solo quedo yo dentro de la cabina. Doy dos pasos temblorosos hasta la puerta e intento abrirla, pero no cede a mis envites, que se tornan desesperados cuando se acrecienta el jolgorio alrededor del proyector. Al incesante parlotear de voces chillonas y risotadas graves se une el trasiego de tacones y el resonar de botellas y copas; todo ello animado por melodiosos acordes de violín. Creo enloquecer cuando una damisela invisible tironea de mi mano invitándome a unirme a la fiesta. Me resisto; pero ella, entre risas y susurros al oído, me quita suavemente la máscara de cordura.

29 Respuestas

  1. calamanda

    Sara, si es verdad; a veces necesitamos de alguien para aligerarnos las responsabilidades y dar ese paso hacia la diversión; bien escrito y visual. Suerte y saludos

  2. Ángel Saiz Mora

    Me llaman gratamente la atención algunas de las expresiones que utilizas, como “concatenación de sonidos en un idioma espectral”. A mí me parece que tu relato tiene claros y efectivos tintes terroríficos. El protagonista que se queda solo en la sala y luego es invitado por una damisela invisible a unirse a una misteriosa fiesta donde no hay sitio para el raciocinio. Muy acertada también esa “máscara de cordura”. Un relato como tu ilustración, sugerente y con apropiados toques de oscuridad. Un saludo.

    1. El relato es un poco como la ilustración. Tiene un fondo negro como abismo hacia la locura, pero lo que sobresale es la luz de la aceptación.
      Gracias por tus palabras, Ángel. Un saludo.

  3. Eduardo Iáñez

    Sara, al leer tu micro no he podido evitar asociarlo al cuento de Juan Marsé El fantasma del cine Roxy (que Serrat musicó excelentemente en Los fantasmas del Roxy). No obstante, si Marsé crea un simpático episodio que reivindica la entrañabilidad del cine, tú has logrado desasosegarme con esta mascarada chillona y espectral…
    Un saludo.

  4. Esperanza Tirado Jiménez

    Tengo debilidad por las historias que incluyen el cine dentro. Y con la tuya me han venido a la cabeza dos películas que me encantan: ‘Cinema Paradiso’, por lo de la sala de proyección. Y ‘La rosa púrpura del Cairo’, en la que actores y espectadora se juntan en un mismo mundo. A veces estaría bien vivir en una película de esas de fiestas, risas, trajes de noche y champán, aunque fueran unas pocas escenas.
    Enhorabuena y suerte 🙂

  5. Rafa Heredero

    Tu relato me parece muy interesante, Sara, porque está situado justo en esa frontera que divide el momento entre estar cuerdo y loco, y lo cuentas de manera que aunque resulta inquietante, al mismo tiempo tampoco lo parece, por esa fiesta que tiene lugar “al otro lado”. El escenario elegido, una cabina de cine, desde la que surgen todas las fantasías me parece otro acierto, al igual que el título, con su referencia a dos personas que en realidad es una misma.
    Suerte y saludos.

  6. Blanca Oteiza

    Sara, precioso relato. Me ha encantado toda la historia, cómo la describes, el ritmo y finalmente el abandono de la cordura, simplemente genial.
    Un saludo

  7. Todos estamos un poco locos y llevamos esa máscara de cordura. Aceptarlo y dejarnos llevar por esa mano que tironea de la nuestra, es algo que da miedo. Tu lo has transmitido de forma muy poética, con esa película muda rebobinándose.
    Suerte y saludos

  8. Desde luego ese micro da miedo. JA , JA ,JA , no sé si es el inicio de la locura o el titulo donde me van a publicar mi relato que se llama SABOREA LA LOCURA , así te invito a mi blog a decirme que tal te parece. Mi blog es sotiriosmoutsanas.blogspot.com Un fuerte abrazo y enhorabuena por la fantástica ilustración. Sotirios que tarda, pero que al fin y al cabo siempre triunfa.

  9. Sara, no sé si llego para felicitarte en primer lugar por la ilustración del mes de febrero. Tiene un contraste de tonos que se fijan en la retina cuando la miras la primera vez. Las siguientes veces ya está grabada para siempre. 🙂

    En segundo lugar, me ha encantado el “rebobinar de las acciones” y el abandono de la máscara de la cordura (muy necesaria en la vida diaria, pero no siempre). Narras un momento suspendiéndolo en una cuerda floja que me ha mantenido en vilo hasta el final. ¡Un buen micro!

    Un besazo y felicidades dobles.

  10. Muchas gracias, amigos, por vuestros comentarios. Y disculpad que no haya podido responderos a todos. Espero tener este mes más tiempo para dedicar a la escritura, comentar vuestros relatos, visitar vuestros blogs…

    Abrazos muy fuertes para todos.

Dejar una respuesta