Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

66617. EL PEOR DEMONIO, de Begoña Heredia

“Al oír la señal deje su mensaje”. De nuevo esa voz cansina. Cinco días llamando y ni rastro de ella. Lo tenía decidido, de aquella noche no pasaría. Salí dispuesto a acabar con el demonio que me acorralaba, la bestia para la que ni siquiera el astra semiautomática de mi abuelo, me sería útil. Cuando llegué, el bar aun estaba abierto. Crucé la puerta alterado. Sentí mi propia sangre a borbotones.
Luego me lancé directo hacia la barra. Cogiéndola por los hombros, la miré fijamente y grité:
-Te quiero Margarita- el monstruo había desaparecido, la bestia que me impedía decirle lo que sentía por ella había muerto, había vencido al miedo, por fin había sido capaz.

8 Respuestas

  1. Ignacio Daniel Uranga

    Pues vamos a ver: a mí no me hubiera ocurrido; desde luego, después de tanto sofocón, llegar para encontrarle y sólo mirarle a los ojos es como para que el monstruo se sonroje de vergüenza ajena. Lo visceral es lo humano, y lo humano es, como poco, darle al de la barra un buen beso.

  2. ¿Y qué culpa tiene el de la barra que él quiera a Margarita , para que el el otro le estampe un beso?
    Además quizás Margarita tenía en sus labios otra “margarita”, y no era cuestión de estropearle el trago.Ademása que los sofocones son muy suyos y a veces se sofocan así.
    Bromas aparte, me ha gustado todo el entramaje y su final.
    Suerte.

    1. ignacio

      Vas a tener casi razón.
      El cohibido sería lógico que esperase a que el de la barra acabara la copa -margarita o gin-tonic.
      Pero todo tiene arreglo: después, ya bien bebida Margarita, yo aconsejaría al monstruo ( me reconocerás Antonia que, a estas alturas del cuento, tiene que estar ya aburrido de tanta espera), que sofocara lo sofocable,para que los amantes dantescos ( Beatriz,el dulce anhelo)acabaran en la cama.
      Luego, que se odien y separen, y que la narradora (a quién conozco, sino no me atrevería con estos comentarios)nos escriba otra historia que nos dé también juego.

    2. Anonymous

      Ignacio no despistes/des-pistas.Soy anónimo recuerda. Nos conocemos???
      Has hecho un triangulo amoroso digno de un escritor, tendría que haberlo pensado antes, y liarla más entre el de la barra ?? , Margarita, la bestia y el abuelo, con cura o sin cura ,con abogados o sin abogados, con beso o sin beso,pero mejor con escena “pecaminosa” directamente sobre la barra, pringados de Margaritas, gin-tonic o tintorro y así el cohibido, se desahoga aún mas sofocando lo sofocable.
      Me han gustado los comentarios

      El autor
      Saludos.

  3. Anonymous

    Vaya chicos, habéis escrito otro relato entre todos, uno que aparece en la barra que yo no he inventado y que no se donde le veis… escena amatoria de cama por medio…separación ( no se sabe si de bienes o emocional) pero cuánta imaginación corre por Entecia.

    Saludos ( el autor)

Dejar una respuesta