Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

69.Uno entre cincuenta y dos (Mel)

Sobrevuela el mar de nubes dejando atrás la ciudad de la luz y dos días intensos. Sonríe y piensa en el alfabeto que las separó en distintas aulas, y aún así se hicieron amigas. Ella escribía canciones, la otra las tocaba en su guitarra. Crecieron y el viento de la vida las dispersó: una sigue en el continente, otra emigró a la gran isla lluviosa. Miles de kilómetros entre ellas,  huso horario distinto, vuelo con escala, y el ordenador cada día es testigo de sus confidencias, risas silenciosas entre signos de exclamación y las fotos que atestiguan como van creciendo sus respectivos hijos. Es una historia en minúsculas pero tiene letras, música, química, geografía y tecnología, incluso su única asignatura pendiente, la física, ha encontrado la forma de no suspender.

Una canturrea en inglés al entregar la tarjeta de embarque  y la otra escribe un capítulo más en su libreta mientras el sol se duerme a su derecha.

De MEL para EML

32 Respuestas

    1. Mel

      “Sensaciones continentales y archipielágicas” es una bonita frase, sí señor. La gran isla lluviosa es “la gran bretaña” donde siempre llueve, y no tiene forma de corazón ¿en cual pensabas tú?

    1. Mel

      Así es Calamandra, gracias a la tecnologías estamos cerca de quienes están lejos, qué suerte este siglo XXI nunca me canso de decirlo.

    1. Mel

      Sí, bueno, Aurora ya lo había desvelado por ahí arriba, a veces invento historias, a veces mis pequeñas vivencias se convierten en cuentos. Es nostálgico?, quizás todo lo bonito lo sea un poco.

    1. Mel

      Me alegra que te guste Asun. Si la amistad no sobrevive al tiempo y distancia, igual es que no merece llamarse amistad, creo yo.Me encanta eso de Felicidades, gracias!!

    1. Mel

      Gracias Rafa, es un orgullo que alguien te diga que has escrito algo intimista. Me encantan las preguntas, asi que voy.
      Normalmente las islas se ven como algo a-isla-do, solitarias, estás perdido allí. Pero, si lo miras de otra forma, es donde confluyen las cosas por la marea. La isla de mis protagonistas es donde/ cuando se reúnen de vez en cuando: 1 vez cada 52 = una vez al año (un fin de semana de los 52 que hay).
      Al decir que dejan atrás dos días intensos, pensaba que se entendería.. ya veo que quizás es un poco críptico.

      Y ahora te gusta el título o no¿?
      Abrazotes

      1. ¡Uuuyyyyy! Había estado cerca, pensé en las 52 semanas del año, pero al entender que sólo habían compartido dos días lo descarté. Aclarado que hablas de fines de semana. Sí, ahora me gusta más.
        Suerte bombón.

        1. Mel

          De momento fin de semana, ya sabes, trabajo, familia… toda esa marea de cosas con sus corrientes, resacas y maremotos. Una islita en el calendario.

  1. Mel

    Je je, Ana por tu comentario veo que algo has interpretado al revés, o no lo he sabido transmitir bien. No se van a encontrar, regresan de haberse visto. Tras dos días intensos,
    Gracias!!

  2. Paloma Casado

    Supongo que te habrás inspirado en tus recientes vacaciones. ¡Qué bonito canto a la amistad! Digo como Aurora, a ver si un día me escribes algo (como si fuera nuestra tiita) je,je.

  3. Mel

    Hala, otra pidiendo dedicatorias… es que no tienes bastante con la tiita esa que me quieres adoptar???
    Pues no, no me he inspirado en mis vacaciones, pero tampoco vas mal encaminada, tiene mucho de realidad, y la amistad siempre es bonita.
    Abrazos compi!!!

  4. Blanca Oteiza

    Preciosa historia de las amigas, qué bonito tener una amiga (tan buena amiga) incluso en la distancia.
    Me ha encantado cómo has contado la historia.
    Besos

  5. Amélie

    Nos cedes graciosamente un capítulo de tu diario íntimo. Yo quiero ver el último viaje que hiciste a París ( ciudad de la luz) para encontrarte con tu amiga que vive en Londres. Cuando regresas a España , desde el avión ves el atardecer ( el sol se duerme a su derecha); en ese vuelo París-Bilbao el oeste está a tu derecha claro.
    Muy bonito, Mel.
    Un abrazo.

  6. Ángel Saiz Mora

    Hermosa historia de amistad que nada puede romper, ni el tiempo, ni la distancia, ni ninguna circunstancia, ni siquiera el orden alfabético que, de niñas, las separó. Yo también creo en las relaciones limpias y duraderas, en mantener siquiera una pequeña vía con aquellas personas que han sido parte de tu vida.
    Suerte y un saludo

  7. Preciosa historia de amistad en la distancia. Me ha parecido curioso que volviendo de haber pasado juntas el fin de semana repases (asumo que eres tu) mentalmente el tiempo que habéis pasado separadas (no parece lo más habitual pero aquí te funciona muy bien para explicarnos toda la historia de esta amistad sincera). Bello, muy bello.
    Suerte y saludos

  8. Mel

    Pues a mi me suele pasar muchas veces que al final de un viaje o vacaciones o algo que se sale de lo habitual hago como un flash back de cómo he llegado a dicha situación, quizás sea nostalgia o así, no sé. Me encanta que te parezca bello, gracias.

  9. Hola Mel, como siempre en tu línea de hacer relatos certeros, directos tocando temas del inconsciente colectivo, la amistad, la comunicación sea como sea para no perder el trato, lo poco que importan los caminos diferentes tomados si cuando se ven es como si se hubieran visto ayer.
    Bonita la amistad, el juego de alternancias de escenarios y la historia contada.
    Enhorabuena y suerte

Dejar una respuesta