Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

72. El hombre que fue decapitado tres veces

La historia de Sven Hodeløs, y de su cabeza, conservada en formol en el Museo de Curiosidades de Soderling, al norte de Noruega, resulta extraordinaria. Acusado de violar a su vecina, la justicia decretó que le cortasen la cabeza y que su cuerpo fuese quemado. Pero nada más cumplirse la sentencia, el verdadero culpable confesó, arrepentido, y fue decapitado de inmediato.

Para evitar esta injusticia, el físico real, a instancias de los magistrados, cosió la cabeza del inocente al cuerpo del convicto. La operación, técnicamente perfecta, resultó un fracaso a pesar de todo. El cuerpo se impuso a su cerebro en un hecho inaudito y volvió a violar a la vecina. Las autoridades así lo reconocieron al ordenar, sin que sirviese de precedente, «decapitar el cuerpo», y al físico, que conservase la cabeza de Sven hasta que pudiese ser unida a otro más idóneo para ella.

Sin embargo, cuando fue posible, la conmoción causada por hachazos y suturas hizo perder el juicio a un impresionable Sven, que con plena conciencia de cuerpo y mente violó de nuevo a su vecina. Y es que, como sentenció el verdugo al decapitarlo por tercera vez, los hilos del destino nunca tejen promesas incumplidas.

33 Respuestas

  1. Esther Cuesta

    Pues sí que me has dejado sin cabeza del impacto recibido. Alguna vez la prudencia debiera imponerse a la ciencia. Un abrazo fuerte

    1. Rafa Heredero

      No, por favor, Esther, no te quedas sin cabeza, que con la Sven no hace falta ninguna más. En cuanto a lo de la ciencia, me temo que muchas veces sin prudencia no avanzaría.
      Un abrazo, y gracias por tu comentario.

  2. Blanca Oteiza

    Buen relato y original idea la de coser cabezas. Pobre vecina, o me pregunto si al final le cogió el gusto a Sven, porque él tenia fijación por ella.
    Un abrazo

    1. Rafa Heredero

      Muchas gracias por tu comentario, Blanca. El relato está inspirado muy libremente en el monstruo de Frankenstein y la falta de cariño de cariño que le tenían. Supongo que la vecina se quedaría tranquila de una vez por todas.
      Un abrazo.

    1. Rafa Heredero

      Monstruos hay de muchos tipos. Este es uno más de la larga lista que podemos encontrar en tantas historias. Muchas gracias por tu cometario, Calamanda.
      Un abrazo.

    1. Rafa Heredero

      Es que los mosntruos recosidos e insistentes tienen mala fama, ja, ja. Gracias por pasarte por aquí y comentar, Manuel.
      Un abrazo.

  3. Ana Fúster

    Soderling revisited. Va a ser cuestión de montarse un viajecito a esa ciudad donde pasan cosas tan curiosas. Como sigas así se va a convertir en tu Macondo del norte. Aparte de eso, me gusta cómo evoluciona el tema párrafo a párrafo: ni cuerpo ni mente-cuerpo-cuerpo y mente. También me hace pensar en los límites de la ética científica. Y la sabiduría del verdugo en la última frase es demoledora.
    ¿He dicho ya que me ha gustado? Besos y suerte.

    1. Rafa Heredero

      Visitar Soderling, o cualquier ciudad similar, está al alcance de cualquiera. El billete no cuesta nada, se puede viajar desde cualquier sitio y tiene la ventaja de que no se tarda nada llegar. Aunque a veces tienes que abandonar el trayecto (a mí ya me ha pasado alguna que otra vez, cuando no supe qué hacer con la pólvora de los cañones que la defendían, por ejemplo). Pero siempre se puede volver a intentar. Ya he comprobado que allí puede pasar cualquier cosa, literalmente cualquier cosa, y Soderling revisited es un buen título con su carga literaria y cinematográfica.
      Muchas gracias por tus generosos comentarios, Ana.
      Un abrazo.

  4. Mª Belén Mateos

    Una espiral de cabezas y cuerpos cosidos y sin éxito alguno. una pobre vecina violada una y otra vez por cuerpos distintos. Una historia que no deja indiferente por su originalidad. Una frase final que me encanta “los hilos del destino nunca tejen promesas incumplidas”.
    Genial Rafa.

    1. Rafa Heredero

      Me ha encantado esa definición que haces del relato, esa espiral de cabezas y cuerpos cosidos. Y todo tu comentario, además. Muchas gracias por leer y comentar, Mª Belén.
      Un abrazo.

  5. Beto Monte Ros

    ¡Vaya! Qué relato tan original, fuera de los tópicos. La manera de narrarlo da la impresión de una historia real, convertida en leyenda. Es aterradora la fija-ción del asesino con la vecina. Muy bueno, suerte.
    Saludos.

    1. Rafa Heredero

      Muchas gracias por tu comentario, Beto. Cuando el guía del Museo de Curiosidades de Soderling me contó esta historia, mientras mostraba la vitrina donde reposaba la cabeza de Sven, supe que algún día acabaría contándola con mis propias palabras. Y qué mejor para hacerlo que en esta convocatoria sobre monstruos.
      Un abrazo.

  6. Ángel Saiz Mora

    Algunos son reincidentes y nunca aprenderán, ni aunque pierdan la vida varias veces y pueden comenzar otras tantas.
    Muy original, Rafa, aparte de bien narrado.
    Un abrazo y suerte

    1. Rafa Heredero

      Gracias por pasarte por aquí, como siempre, Ángel. Así se construyen los monstruos: siendo reincidentes en error a pesar de las oportunidades que le den.
      Un abrazo.

  7. Hola, Rafa.

    Parece que esa “burra” iba a volver siempre al mismo trigo. Y es que hay algunos bichos a los que es mejor no darles oportunidades.
    Me ha encantado el modo de contar la historia. Se te nota el oficio y solo me queda felicitarte por un relato estupendo.
    Un abrazo y muchísima suerte.

    1. Rafa Heredero

      Muchas gracias a ti por tu comentario y tus deseos, Towanda. Siempre es una alegría que un relato nuestro agrade a otros lectores.
      Un abrazo.

    1. Rafa Heredero

      Muchas gracias, Juan Antonio. En cuanto a la quiniela para el libro, a tu relato le pongo el 2, después del que ya tienes.
      Un abrazo.

    1. Rafa Heredero

      Ja, ja. Supongo que es una historia tan increíble que ha tenido que esperar a la llegada de Internet para ser contada. Muchas gracias por tus comentarios y tus deseos, Mercedes.
      Un abrazo.

  8. Barlon Mrando

    Vaya, que fresco. Me gusta. Quizás la última violación parezca un poco forzada, pero la idea y la narración me parecen muy buenas. Mucha suerte a ver si rascas lista.
    Abracísimos.

    1. Rafa Heredero

      Muchas gracias por tus deseos, Barlon. Se intenta hacer lo mejor que uno puede, y sobre todo disfrutar de esta página tan especial.
      Un abrazo.

Dejar una respuesta