Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

8. Un amor imposible (Ginette Gilart)

Raymond estacionó su coche en el parking del motel, se dirigió a recepción, pidió una habitación para una noche y pagó por adelantado. Luego miró su reloj : “ No debería tardar mucho. Vaya idea la suya de venir andando a través del bosque para que nadie la viera.”
Encima de la cama desplegó un mapa de carreteras y con ayuda de un rotulador trazó el camino que tenían pensado recorrer,luego se sentó en un sillón a esperar. El día empezaba a declinar cuando miró otra vez su reloj :”¡Qué extraño que no haya llegado! Puede que se haya echado atrás . Tal vez se haya reconciliado con su ex novio, el ayudante del sheriff. Qué se había imaginado, que de verdad huiría con él, un viejo de cuarenta.”
Por la mañana llamaron a la puerta. Eran el sheriff y Fred su ayudante:
-Hola Raymond, lo siento, tienes que acompañarnos a comisaría.
-¿De qué se trata?
-Han encontrado en el bosque el cuerpo sin vida de Allison.
Todavía aturdido Raymond obedeció. En el momento de subir en el coche policial giró la cabeza y en el rostro del ayudante le pareció ver dibujada una sonrisa malévola.

28 Respuestas

    1. Amélie

      Jajaja, Auro, cómo eres! Tener cuarenta años es ser joven, pero en mi relato es para dar a entender que la chica es muy joven.
      Gracias por pasarte.
      Un beso.

  1. Ángel Saiz Mora

    Si esa chica dejó al ayudante del sheriff, a quien se puede suponer fuerte, lozano y esbelto, por un cuarentón, es que debía de haber algo más de pasión en esa relación semi clandestina, algo que si no era amor se le parecía y que se vuelve imposible por culpa de los celos. Para colmo de males, después de perderla, terminarán culpándole a él de lo que no ha hecho.
    Un buen texto, Ginette.
    Te envío saludos y te deseo suerte

    1. Amélie

      Con los hombres de leyes hemos topado; me parece que el ayudante lo va a tener fácil para salirse con la suya.
      Gracias por pasarte, Salvador.
      Un abrazo.

  2. Esther Gomez

    Un relato de perdedores , el de ella asesinada y el de el acusado del crimen. La sonrisa del ayundante no muede ser mas inquietante.
    Un beso

  3. Esther Gomez

    Un relato de perdedores , el de ella asesinada y el de el acusado del crimen. La sonrisa del ayundante no puede ser mas inquietante.
    Un beso

  4. calamanda

    Ginette, puede ser tu relato una historia cinematografica, con tintes de crimen pasional. Buen ritmo en sus secuencias y descripciones. Suerte y saludos

  5. Un relato que trata perfectamente el tema, el hotel de carretera perdido en la américa profunda, una jovencita descarriada que acaba mal y el resto de personajillos, el sherif y demás.
    Muy bien retratado todo.
    Saludos

  6. Rafa Heredero

    No se puede luchar contra el destino… sobre todo si la ley tiene todas las de ganar. Los moteles y las historias de género negro parecen que casan muy bien y no solo en las películas.
    Suerte y saludos.

    1. Sí que casan bien las historias de género negro y los moteles, sobre todo en las películas, tal vez debido a la situación de aislamiento que añade un toque de desolación y visualmente se nota mucho.
      Gracias, Rafa, por pasarte y comentar.
      Un abrazo.

  7. Izaskun

    Un buen microrrelato que me recuerda al bombazo editorial del año pasado “La verdad sobre el caso Harry Quebert”. Felicidades Ginette.

    1. Has acertado, Izaskun, me he inspirado en ese bombazo. Me encanto leerlo, intriga hasta el final. El joven autor, Joël Dicker, promete!
      Muchas gracias por acercarte.
      Un beso.

Dejar una respuesta