Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

80.- SINFONÍA ACUÁTICA Paloma Hidalgo

Yo en el borde del río, con los pantalones remangados y los bolsillos llenos de miedo. Venga hijo, tú puedes. Padre, desde el otro lado, instándome a vadearlo. Sin poder evitarlo, sigo atenazado, con los reteles a la espalda y la nasa con el cebo para los cangrejos en la mano derecha. Hijo, cruza, que no trae casi agua, que madre espera para hacer la cena. Padre, búsqueme la emisora. Él que enciende el transistor, saca la antena, y gira la ruedecilla hasta encontrarla con los muñones que le dejó la segadora del amo. Cierro los ojos, me preparo, pero durante unos segundos no escucho otra música que la que toca el agua. La misma sinfonía acuática, para un niño difunto, que ejecutaba el día que él quiso venir conmigo a pescar la cena, sin que yo pudiera hacer otra cosa que ver cómo se lo llevaba en su corriente crecida. Luego, los acordes musicales del programa vespertino que por fin sintoniza padre me pellizcan los tímpanos, y derrotado y triste, puedo cruzar para ayudarle a colocar en los reteles la carne macilenta que atraerá a nuestra cena.

38 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Un relato que no puede dejar a nadie indiferente, con unaa sensación de inquietud que inocula y se mantiene tras su lectura, que hace que ese programa radiofónico, aunque pellizque los tímpanos, sea deseable a la sinfonía acuática para un niño difunto.
    Un abrazo, Paloma. Suerte

  2. María Jesús Briones

    Impresionante tu historia, Paloma. Me ha dejado pensativa.

    Me ha hecho mucha ilusión leerte de nuevo, porque eso significa que tu salud te permite seguir deleitándonos con tus “micrograndes”
    Besito cariñoso

  3. Mª Belén Mateos

    Toda una sinfonía de palabras. Recuerdos que hieren, dolor contenido, aguas que ahogan su valor y ondas que le acompañan para volver a la realidad y a cruzar ese pasado sintonizando de nuevo su vida.
    Fabuloso Paloma. En poco has contado tantas historias…
    Un beso preciosa. Suerte.

  4. Tu relato me ha impresionado, llega muy dentro y toca alguna tecla que te hace emocionarte. Me parece sin duda el mejor que he leido hasta ahora. Enhorabuena y mucha suerte.

  5. Eduardo Martín Zurita

    Coincido con los comentarios que anteceden. Subrayar el importantísimo papel de los secundarios. El doloroso recuerdo del niño ahogado da fuerzas al protagonista, que madura de golpe, para cruzar el río (metafóricamente hablando, por la vida), y lo libera de un crudo sentimiento de culpabilidad al no haber podido echarle una mano. La muerte puede servir de ayuda. Me gusta ese guiño a lo social de esos muñones. Y la radio, como tantas veces, acompañamiento y testigo de cosas muy importantes. Un micro que, sin embargo, lo tiene todo. Mucha suerte y besos.

  6. Margarita del Brezo

    Menos mal que no es muy largo porque no he podido expirar la bocanada de aire hasta que no lo he terminado.
    Me ha encantado.
    Un saludo, Paloma, y suerte.

  7. Pablo Núñez

    Paloma, llega un momento en que uno no sabe si lo que está leyendo es realidad o ´emisión’. Te deja el cuerpo cortado, como al niño que escucha. El título muy acertado.
    Me ha gustado mucho, como todo lo que escribes.
    Suerte y un beso.
    Pablo.

    1. Hola Pablo, vengo precisamente de leer tu Caja Mágica y de de maravillarme con esa historia tan tierna y entrañable. Te lo comento aquí porque, misterio, en tu relato no puedo escribirlo.
      Gracias por comentar,
      Un beso y suerte para ti también.

Dejar una respuesta