Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

81. CUALQUIER TIEMPO PASADO FUE MEJOR

Tal vez fuera más humano que animal. Las historias que se han ido contando en la familia a lo largo de los años, lo corroboran. Mi antepasado cuidó de él, no como se hace hoy poniéndoles abrigos y botas, pero sí con el interés de atender su hambre y cansancio, que debió ser mucho a juzgar por las andanzas de su dueño. Aquel perro tuvo que soportar caminos polvorientos, pero era compensado con el calor de los establos en las quinterías que su amo visitaba. Mendrugos de pan y agua en bacías fue el sustento ,para después encontrar cobijo en los pies de su señor, mientras este disparataba en cantinas. Como compañero fiel, como amigo, siendo testigo de los delirios de Quijote, se mantuvo a su lado. Tal vez sospechaba que otra suerte hubiese corrido de haber nacido siglos después, llegándole la muerte colgado de un árbol que en ocasiones le ofreció su sombra.

11 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Ese galgo corredor no pudo tener mejor amo o dueño, aunque se trate de un personaje mítico por su locura. No sabemos si cualquier tiempo pasado siempre fue mejor, pero en este caso sí. Mejor correr aventuras con el caballero más legendario, que terminar colgado de un árbol porque ya no sirve para cazar después de haber sido utilizado hasta la saciedad por desaprensivos.
    Un homenaje al genio de las letras a través de su mascota, una justa reivindicación de quien aparece normalmente en segundo plano a favor de Rocinante.
    Un abrazo y suerte, Begoña

  2. Martín Zurita

    Hola, Begoña.
    Hombre, todo es relativo aunque no le faltaba razón a don Jorge Manrique, el poeta. Seguramente, de existir como uno más, a día de hoy, Alonso Quijano, o cualquier loco declarado, parecería cuerdo en sus quijotadas. Menudo mundo el de hoy, y no digamos para los galgos que penden de las encinas o de las ramas del árbol de turno. La metáfora del galgo resulta extrapolable al mundo global donde el progreso está, cada vez en un grado más intenso, reñido con la calidad de vida. En tu texto se mueven aires de nostalgia muy a tener presentes. Cualquiera tiempo pasado fue mejor sí, sucede en todos los órdenes, a mi entender: la música, la comida, hasta fíjate, la literatura; y eso que tu texto me ha gustado mucho. Besos.

  3. Calamanda

    Begoña, te leo desde un pueblo de la mancha y me agrada que hallas homenajeado al galgo manchego, compañero de Don quijote. Suerte y saludos

  4. Me gusta tu texto, Begoña, cómo lo has narrado, ameno, con ojos de ayer -que también, y tan bien, retratas en el título-, muy especialmente por tratar un tema que sobrecoge a los que no entendemos tamaña salvajada… y por si fuera poco algunos de los que lo hacen tiene la indecencia de llamar a esa práctica, «tocando el piano». Atroz, verdad?
    Le auguro un buen sitio a este galgo quijotesco. ¡¡¡Suerte!!!
    Un besote.

  5. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Efectivamente era mi intención homenajear a Churruca, ese galgo corredor del que apenas se ha hablado y de paso dar un toque de atención sobre esa costumbre salvaje de dar muerte de forma triste y macabra a muchos galgos hoy día. Animal , he de decir , de los mas fieles a su amo, el galgo es un perro denostado en muchas ocasiones, siendo tal vez uno de los mejores perros que se puede tener como amigo.

  6. Jesús Garabato Rodríguez

    Haces bien en llevarnos con tu relato a esas andanzas de las que todos disfrutamos y en contarnos el desprecio de algunos para con muchos animales, aun siendo compañeros. Enhorabuena, Begoña. Un saludo y suerte.

  7. Begoña me ha encantado tu relato o cuento-denuncia, porque es muy doloroso lo que al terminar la época de caza llegan a hacerles a estos fieles y hermosos animales. Reconozco que “animales” realmente considero a los que así los tratan, tú le has tratado muy bien, recordándonos a ese personaje casi oculto en la novela y que nunca ha tenido mucho peso, pero sí presencia.
    Muy bonito, que tengas mucha suerte con esta historia. Saludos.

  8. María José Viz Blanco

    El Quijote es fuente de sabiduría popular y nos ofrece descripciones detalladas de seres, humanos o no, que habitaban por aquella época. Me gusta mucho que nos traigas a un perro de esos tiempos, sus andanzas y sus penas. Felicidades, Begoña.
    Besos.

Dejar una respuesta