Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

85. Cuentos para dormir (Anna López /Relatos de Arena)

Enciendo la luz, otra noche de insomnio llama a mi puerta. Descorro el cerrojo, giro la llave y la dejo entrar: este tipo de noches son muy obstinadas y, si se te ocurre hacer como que no estás en casa, son capaces de aporrear la puerta hasta despertar a todo el vecindario. Nos saludamos cordialmente ­—somos viejos conocidos —, y se acomoda en el sofá, frente a la estufa, tarareando una melodía de Sinatra.

Yo me siento frente al teclado. Cada vez que noche en vela me visita, habla y habla, desgranando historias durante horas. No soy un gran escritor, carezco de imaginación, pero escucho muy bien. Ella habla y yo escucho;  acaricio letras, beso tildes y el calor de su voz aterciopelada se abraza mis ingles. Otras veces, noche de insomnio habla con voz áspera y fría mientras yo  golpeo sílabas y escupo puntos y comas hasta que, al amanecer, el cuchillo ensangrentado resbala de mis manos.

Con el punto final, noche en blanco me arrulla, me promete no volver jamás y dejarme descansar por fin. Pero yo la retengo, le imploro un cuento para dormir. Un último beso, un cuento más, antes de morir.

10 Respuestas

  1. Reve Llyn

    Muy bueno Anna, he tenido pocas visitas de “ella” en el pasado, pero cuando me ha visitado, lo último que se me hubiera ocurrido hacer es escucharla. A partir de hoy tendré los oídos abiertos por si llega…

    1. Gracias Reve Lyn. Lo cierto es que yo duermo como una marmota, pero sí que me ha ocurrido en alguna ocasión que la inspiración se presentase por la noche, justo en ese momento en que la realidad y los sueños se confunden y, lamentablemente, que al despertar ya no recordase esa genial idea que me haría ganar una plaza en el libro de los entecianos. Ahora tengo una libreta en la mesilla. Hay que estar siempre en guardia.
      Besos y suerte

  2. J u a n P é r e z

    El numen de un tiparraco como yo, anida en el conticinio nocturno y todos esos nudos e intersecciones de cuando oscurece y las diversas “facies” de las noches que con tanto acierto mencionas, he oído hablar de ellas; tengo suerte… poco o nada me visitan. Me ha complacido mucho tu disección, y a esta hora tardía, leerte me ha entusiasmado.

    ¡Buena Suerte Y Felices Fiestas!

    J u a n, E l C ó m p l i c e D e L o s M u r c i é l a g o s .

    1. Apreciado J u a n, ya me imaginaba que eras ave nocturna, más noctámbulo que insomne, amante de la luna y de las sombras. Seguro que estarás de acuerdo en que las horas calladas son las mejores para leer y también para escribir.
      Un abrazo de quiróptero para ti y suerte con tu relato.

  3. Beto Monte Ros

    Lo característico de sus relatos es que nunca defraudan, este no podía ser la excepción. Me gusta la originalidad que despliega en esta historia. Muy bueno, Anna. Suerte y buen año 2016.
    Saludos.

    1. Muchísimas gracias Beto, tus comentarios son siempre una inyección de autoestima. Te deseo un nuevo año lleno de creatividad y buenas historias.
      Abrazos y suerte para ti también.

  4. Mª Belén Mateos

    Fantástico Ana. Esas noches tan bien llevadas, de insomnio, blancas, en vela… cada una aportando magia en la escritura y en sus sueños.
    Una idea original de abordar el tema así, tan bien, tan a tu manera.
    Un beso guapa.

    1. Noches productivas, Belén, sean en blanco o llenas de sueños. La manera como cada uno busca la inspiración es única, ésta solo es una más, por suerte no es “my way”.
      Besos y suerte.

Dejar una respuesta