Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

98. LEICA BLUES

En el Lower East Side hoy el viento muerde como pirañas de acero rápido.  Yo, con la correa de la Leica por única bufanda, sigo pateando el barrio en busca de lo que mi director llama una buena foto: la basura morbosa que nutre nuestro periodicucho. Pero sólo he conseguido un par de mendigos mugrientos y un borracho vomitando en la esquina de Norfolk. Nada nuevo en esta ciudad, donde sueños y preservativos rotos fluyen juntos por las alcantarillas.

Con las manos heladas entro al bar de Joe. Está atestado, como siempre: secretarias pizpiretas, mujeres maduras que perdieron a la vez el amor por sus maridos y la receta de la tarta de arándanos, oficinistas de traje gris y vida a juego. Desde mi mesa hago una foto a la barra, por entretenerme mientras espero la comida. Justo cuando disparo, el flash atrae la mirada de un hombre. Lleva una americana raída, un sombrero deformado por la humedad y el fracaso pintado en el rostro. Un pobre payaso más, pienso mientras ataco el estofado humeante.

Sin mucha convicción, me digo que quizá haya suerte cuando revele las fotos. A veces, casi por casualidad, captan la verdadera esencia de algún fulano.

28 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Casi siempre las cosas está ahí, a nuestro alrededor. La suerte, la insistencia, la intuición… puede que nos ayuden a encontrarlas. Interesante punto de vista el de tu relato, Ana. Suerte y saludos.

    1. Ana Fúster

      Me apetecía intentar el relato desde el punto de vista de un observador externo, y me pareció que para eso nadie mejor que el/un fotógrafo. Muchas gracias por pasarte y comentar, Jesús.

    1. Ana Fúster

      Si han salido esmeradas será porque la musa se apiadó de las prisas con que lo escribí, porque se acababa el plazo. Muchas gracias por pasarte y por ese comentario superlativo, Edita. Besos.

  2. Qué imaginación, que historias te inventas, qué imágenes y expresiones… flipo. Ah, y qué bonito ese guiño al jefe…
    Un placer leerte y aprender siempre de ti, mi Anita.
    ¡Un beso!

    1. Ana Fúster

      Tú siempre me lees y me ves con buenos ojos, Rosy.
      He tardado en darme cuenta de a qué te referías con lo del guiño al jefe. La verdad es que puse tarta de arándanos porque me sonaba muy a peli americana de los cincuenta.
      Un montón de besos y muchas gracias.

    1. Ana Fúster

      Muchas gracias por pasarte y me alegra que te haya gustado. La foto tiene tantos detalles que se prestaba a descripciones. Besos, Nani.

  3. Íñigo Redondo

    Grande Ana. Por cómo lo has escrito y por que has hecho que sepamos que habrá algo más tras el revelado. (Pienso sin embargo en el comentario del chat: no es lo mismo leerlo sin la foto; y eso me hace pensar en lo bonito que me resulta que la foto esté presente)

    1. Ana Fúster

      No soy buena fotógrafa, pero aún así a veces las fotos te sorprenden con algún detalle del que no eras muy consciente cuando disparaste. Supongo que será porque la vida es así de sorprendente y una foto es un trocito de vida congelado. No sé a qué te refieres con lo del chat, pero el relato cambia leyéndolo con o sin foto. Muchas gracias por pasarte y tu comentario, Íñigo.

    1. Ana Fúster

      Siempre se aspira a eso, que luego lo logremos o no ya es otra historia. Si en este caso te parece conseguido, me alegra muchísimo. Besos y muchas gracias, Sara.

  4. Ojalá supiéramos porqué fotografiamos lo que fotografiamos o porqué escribimos lo que escribimos… y no otras cosas. Pero eso sería pretender desentrañar el alma de un artista…
    Hermoso (en su tristeza) relato donde las oscuridades casi no dejan espacio a las luces.
    Suerte!

    1. Ana Fúster

      Supongo que cada cual se centra en lo que más le llama la atención, y algo habrá por esas cabecitas para motivar una elección y no otra. A veces es evidente por qué, otras muchas no. Muchas gracias por tu comentario y tus buenos deseos. Besos, Salvador.

  5. Esperanza Tirado Jiménez

    Pues me da esa canción triste del Lower East Side va a acabar en un librito.
    Sin ver la foto te lo imaginas a la perfección.
    Enhorabuena.
    Suerte ☼

  6. María José Escudero

    Magnifico. No puedo añadir más. Cuando lees algo así, de inmediato sabes que estás ante un relato bueno, muy bueno. Un abrazo.

    1. Ana Fúster

      Esa cafetería tiene un ambiente muy expresivo, no sé dónde se hizo la foto, a mí me llevó desde el principio a Manhattan años 40 o 50. Muchas gracias por comentar, María, besos.

  7. Ángel Saiz Mora

    Las imágenes captan un instante; cuando son inesperadas y están bien hechas, también el reflejo de un alma. Un buen retratista sabe captar la psicología de sus modelos, la verdadera, sin disfraces. Tras un hombre gris, como cualquier otro, puede haber un verdadero payaso en el peor sentido del término.
    Un relato para deleitarse en los detalles, con un final que rompe la aparente vulgaridad cotidiana de un entorno con un toque mágico e inesperado.
    Un abrazo Ana. Suerte

    1. Ana Fúster

      Siempre un placer leerte, ya sean tus micros o estos pequeños análisis de los textos. Muchas gracias por compartir tus palabras, siempre atinadas y reflexivas. Un abrazo grande, Ángel.

  8. El blues de esa cámara nos ha llevado a un ambiente, a un lugar, en el que las letras retratan tan bien lo que se ve por el objetivo que, como ya te han dicho, no hace falta ni foto. Cualquier payaso, cualquier oficinista, cualquier mendigo, cualquiera de nosotros al leerte se ve salpicado por el flash de tu escritura.

    Aplaudirte es poco, Ana. No te deseo suerte porque tienes buen hacer, que es mejor.

Dejar una respuesta