Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

41. A Trozos (Esperanza Tirado Jiménez)

Maletas rotas, sueños rotos, esperanzas rotas… De vidas a trozos que se quedan a lo largo del camino…

Hay que ir dejando lo que más pesa, lo más complicado de transportar, lo que no sea imprescindible. A pie es difícil cargar con maletas, bultos con comida y niños.

Él es mayor, dice, y puede ir a pie, como los hombres. Pero quisiera que su padre lo llevara a cuestas como hacían cuando jugaban juntos, antes de dejar su casa y escapar casi con lo puesto. Su tren de madera se quedó allí. Igual que todos sus puzzles. Alguien jugará con ellos ahora. O quizás las piezas se hayan perdido entre los escombros.

Como ellos están perdidos ahora. Y otros tantos como ellos. Que, caminando cada vez más lejos, han ido dejando parte de sí mismos por rutas interminables. Y no saben cómo ni cuándo podrán volver a encajar.

Mira atrás. Quedan incontables trozos desperdigados por todos los rincones. Del Norte al Este… Son muchos los que intentan encontrar el camino para reconstruir los puzzles de sus vidas. Del Sur al Oeste…

Está cansado. Recuerda sus juguetes. Mira a su padre y sigue caminando. Aunque no sabe hacia dónde.

20 Respuestas

  1. Martín Zurita

    Hola, Esperanza.
    La difícil emigración de un niño perfectamente narrada con acertadísimos símbolos. maletas, puzles, juguetes. Un texto en el que esos trozos, esos rotos, esos descosidos están muy bien hilvanados. Y un final desorientado: esto nos pasa a todos aunque no seamos emigrantes, pero a un chavalillo de forma más acusada. Me gusta tu propuesta y por ello te felicito. Un beso.

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      La clave me la dio la fotografía-dibujo de Petra Acero. Sin ella creo que no hubiera escrito nada.

      Gracias a ella y gracias a tí por tu acertado comentario y por tu felicitación.

      Besos

  2. Ángel Saiz Mora

    Vidas rotas, troceadas, hechas añicos, con fragmentos que posiblemente ya no puedan encontrarse, que difícilmente se van a volver a unir. Encajar, esa es la palabra que debería ir asociada a la emigración. Parece un juego, pero es algo muy serio, también para un niño, a quien ni siquiera se le deja tener una infancia decente, que como personaje principal añade mayor dramatismo, si cabe, al relato.
    Un abrazo y suerte, Esperanza

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Eso es lo difícil: encajar. Llegar, llegan (cómo, a veces…) pero una vez aquí es complicado el puzzle para todos. Más para los niños.

      Gracias por tus palabras, Ángel.

      Un abrazo y suerte para tí.

  3. María José Viz Blanco

    La emigración a través de la mirada de un niño. Si ya es dificil para los adultos tener que renunciar a cosas, a trozos de vida… ¡cuánto más para los niños! Esperanza, me quedo con mi lectura particular, basada en las renuncias inevitables de la vida. Te felicito.
    Un abrazo.

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Cuando somos mayores lo entendemos mejor. Pero para un niño su mundo son sus juegos y sus amigos. Si se le quita todo eso de golpe… debe ser muy duro de asumir.

      Gracias por pasarte y encontrarle un sentido propio a mi relato.

      Un abrazo Maria José.

  4. Salir de tu casa con lo puesto en busca de una vida, si ya es traumático para los adultos…
    Buen micro, Esperanza, aunque por desgracia, 🙁 muy actual.
    Me ha gustado mucho.
    Abrazo y suerte.

  5. Después de todo no somos más que eso: fragmentos que nos van sumando, trozos de recuerdos, de sucesivas etapas, de momentos… Tu precioso micro recoge uno de estos trozos y nos lo muestra con un título muy acertado.

    Un saludo, Esperanza, ojalá que ese niño de tu cuento mantenga, como tu nombre, la esperanza siempre de mejorar 😉

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Ojalá que sí. La esperanza es lo último que se pierde, dicen.
      Y ojalá que cuando llegue a su destino encuentre todos sus trozos y los sepa unir de nuevo. Pero a veces el camino es demasiado largo. Y más para un niño.

      Gracias Manoli.
      Saludos y suerte.

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Y tan real como la vida misma. que ojalá esto solo fuera un pequeño cuento. Pero a veces la realidad supera a la ficción.

      Gracias Edita.
      Saludos.

  6. Esperanza, cómo me ha gustado el símil del puzzle.
    Ese hilo conductor que has llevado hasta el final con maestría.
    Ese narrador omnisciente que sabe de todo y de todos, y que cuenta tan bellamente este viaje obligado, desesperado: la huida en masa para salvar sus vidas.
    El rico contraste entre su propia voz a cuando toma la postura del niño.

    Un buen micro en forma y contenido.
    Un abrazoooo

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      ¡Gracias! Vaya regalo de comentario 🙂
      La mitad ( o más) del mérito es tuyo. Sin tu ilustración la historia hubiera sido bastante diferente.
      Un abrazo grande

  7. Jesús Garabato Rodríguez

    Esperanza, se me pasó comentar tu emotivo y, para mí, algo desesperanzador relato. Ojalá que nunca se repitieran las situaciones que, oportunamente, reflejas en tu texto. Enhorabuena y suerte. Un saludo.

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Llego tarde, pero llego.
      Ojalá esto no pasase a ningún niño. Ni a ningún mayor. Nunca. Pero por desgracia, la realidad se empeña en lo contrario.
      Gracias por tu comentario Jesús.
      Y Feliz Año.

Dejar una respuesta