Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

ABR155.CON POCAS ARMAS; ALGUNAS HERRAMIENTAS, de Mercedes C. Velázquez Manuel

Fabricó su espada con dos trozos de madera tosca de brezo. La tapa del viejo caldero de aluminio hizo las veces de escudo. Y el propio caldero, tiznado por las sucesivas brasas de leña y carbón, protegía su cabeza a modo de casco. Su yegua alazana permanecía amarrada al tupido cañaveral. Ahí, en ese viejo cañaveral, encontró tan bello animal que le serviría para sus andanzas personales y guerras imaginadas. Respetó su larga cola de hojas que limpiaría los caminos polvorientos cuando se paseaba montada a su grupa. Las riendas las había hecho con restos de badana trenzada. Y cada vez que le decía ¡arre! o le decía ¡so!, la potranca acudía a su voz de mando. Tenía todo el dominio del animal. Tanto si corría, como si iba al trote o simplemente de paseo, formaban un tándem imposible de separar.
Cabalgo, cabalgó y cabalgó. Se empeño en recorrer caminos polvorientos, algunos trechos pedregosos y muchas veces llenos de barro. Sin más armas que las suyas: flaca, desgarbada e hiperactiva, no cabía duda de que su infancia transcurrió vital y muy cercana a la naturaleza. De cabellera rubia, a veces coronada con dos trenzas, ella terminó siendo su propio caballero.

 yotanci.blogspot.com

1 Respuesta

  1. Una escritura potente, Mercedes, tanto que a veces se descabalga. Me ha gustado el ritmo, la elección de las palabras que lo hacen avanzar y ese final metafórico que borda el relato. Pero ten cuidado con esas rimas cañaveral, cañaveral, animal, (líneas 8 y 9) y alguna tilde, que en tan pocas líneas deslucen el resto de un relato tan bueno.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta