Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

97. Ace

Tras lanzar el Juez la moneda al aire, ella decide iniciar el partido con su servicio.  Antes de comenzar con su saque, me mira,  me sonríe, me arrebata. Pienso en decirle algo, o hacerle un gesto cómplice, pero prefiero no desconcentrarla. Es su primera final olímpica.

Bota la pelota con mimo, despacito, como si en esas caricias pudiera seducir a la esfera para ese punto.  Todo ese ritual me excita, pero es, en esa manía tan suya de mojarse los labios con la punta de su lengua, cuando mi corazón bulle. Mantiene las piernas flexionadas, una más adelantada, el tronco levemente inclinado hacia adelante, eleva los brazos, el izquierdo con la pelota y el derecho con la raqueta, en armonía hasta el impacto. Fuerte, certero, letal.

El silencio del encuentro se rompe con su sonoro gemido que me hace estremecer. Cierro los ojos y veo su sudor golpeando mi pecho.

Son  los aplausos los que como un jarro de agua fría me devuelven a la pista. La veo acercarse, clavar sus ojos en mí, atisbo entonces que quizá quiera la toalla, o que le pase dos pelotas.

18 Respuestas

  1. albertomorenosanchezizquierdo@gmail.com

    Me ha encantado, Raquel. No es solamente divertido, es algo más. Te absorbe y no esperas ese final, que tan buen sabor de boca deja. Enhorabuena!!

  2. Jesús Garabato Rodríguez

    Cuántas veces creemos tener a nuestro objeto del deseo al alcance de la mano y casi nunca logramos alcanzarlo. Esperemos que a tu personaje su etérea idolatrada le corresponda con carnal reciprocidad. Me ha gustado mucho. suerte y saludos.

    1. aurora royo cañadas

      Jajja, me ha encantado lo de la muerte súbita!!!. Y eso que no me gusta el tenis!.

      Casi tan bueno el comentario como el relato.

      Un besote.

      Auro.

  3. El tirón que tiene el tenis, esas falditas, esos gemidos, esa bola para acá y para allí, tantos preliminares, tanto tiempo uno frente a otro. Nunca se sabe quien va a ganar ni exactamente en qué terreno de juego.
    (qué mala eres y qué buena, dicho sea de paso)

Dejar una respuesta