Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

13. Admiración

Cuando la vio, supo que ella era la que siempre había soñado. Lo deslumbró con su belleza. Tras su aparente fragilidad, se advertía su firmeza. Se regodeó admirándola, era perfecta, ni un gramo de más.

Esbelta cual bailarina, supo al instante que era italiana, deseó abalanzarse sobre ella, sus manos ansiaban acariciarla, su blancura lo encandilaba, ¿Cómo podía existir algo así?

El hombre que la poseía no le permitiría tocarla, era muy cara a sus sentimientos, a la par que su orgullo, ¡cuántos lo envidiaban!

Dio un par de vueltas alrededor, sin quitarle los ojos de encima, incluso comentó su belleza con otro observador. La rodeaban muchas otras, pero ella se destacaba: era el blanco de las miradas.

Desde los altavoces anunciaron la partida, y hacia allá fue, se estaba por largar la carrera.

Él se quedó con su vieja bicicleta, admirando aquélla que, por su costo, le era inaccesible.

De vuelta a su vida no la pudo arrancar de sus sueños…

23 Respuestas

  1. MªBelén

    Toda una belleza de dos ruedas. La envidia de todos aquellos que la miran y desean y no podrán poseerla.
    Bien podría tratarse de una hermosa mujer.

  2. Blanca Oteiza

    Buen relato. Como dice Edita, sabiendo el tema del mes, se descubre el final, pero en cualquier otro concurso, tendríamos suspense hasta el final.

  3. Towanda

    Hola, Moli.

    Cuántas veces nos suceden cosas similares! Pero, creo que en la vida nunca llegamos a tener todo aquello que ansiamos.
    Me da penita la frase final: “De vuelta a su vida no la pudo arrancar de sus sueños…”
    Un abrazo para tu protagonista y otro para ti.

  4. Moli, un relato que pierde fuerza al estar bajo el tema del mes. Fuera de él nos induce a la admiración por una mujer hasta que en presencia de su marido se le quiere tocar, descoñocaz al lector y luego se descubre que una bici. En definitiva, gustara más fuera de concurso.

  5. Vuelta a la realidad, qué le vamos a hacer. La bici debía ser toda una preciosidad y no cabe duda de que tu protagonista un gran amante del ciclismo. Muy bien contado Moli. Suerte y abrazos.

  6. Salvador Esteve

    Luis, mi “admiración” por la original personificación de esa bicicleta tan deseada como inalcanzable. Abrazos y feliz verano.

  7. Javier Palanca

    Molí, no le quita valor al relato que todos sepamos con antelación que va a ser una bici, el relato está bien llevado.
    Por otro lado, cuidado con desear cosas materiales imposibles. Bueno, aunque por otro lado peor es desear un amor imposible.
    Vaya que no me aclaro ¿no?

    Un abrazote y felicidades

Dejar una respuesta