Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO10. EMBUDO, de Javier Sánchez Campos

El viejo truco de la botella y el bacalao resultó infalible para engañar y asesinar centenares de moscas. Dejaron de importunarme tres días. Gracias a ello pude enfrascarme en la lectura de Kafka hasta exprimir, en setenta y dos horas de pura abstracción, sus textos. Frenético, casi en trance, como si allí estuviera la salvación del mundo, mi único sustento fue la ambrosía de sus letras. Nada me apartó de él. Ni el sueño ni los amigos ni la familia ni mi pareja; todo resultaba demasiado superficial.

— ¿Quién podía abandonar el camino si al fondo parpadea la luz de la esperanza?—explicaba a los que decían preocuparse por mi estado mental.

Al tercer día, cuando iba a salir de mi habitación, comprobé que algo extraño había sucedido: la puerta se había encogido hasta convertirse en un círculo por el que sólo cabía una mano. Al poco me crecieron alas y deseé engullir excrementos. No hallé manera de escapar. Sólo vi a un hombre que miraba con desprecio por el agujero del embudo mientras se disponía a abrir un libro de Kafka.

laideaquetorciolaesquina.blogspot.com

RELATO FUERA DE CONCURSO POR SER JURADO ESTE MES

8 Respuestas

  1. Me gustó, pues la última frase le da otra lectura al texto. Así que todas las moscas que fueron cayendo en la botella eran hombres que se pusieron a leer a Kafka?!?! ¡El bacalao no funcionó! Creo que me quedé enganchado… Felicidades.

  2. Hoy he leído en la prensa que se ha muerto un becario después de trabajar 72 horas, o sea que leer tres días seguidos a Kafka y convertirse en mosca debe ser una bendición!!!.
    Curiosa tu apuesta de metamorfosis de hombre a bicho y cíclica. Que te sea leve, y ánimo que leo por ahí que andas bajo de moral. Abrazos y ánimo Javier que todo pasa y de todo se aprende!!!!

Dejar una respuesta