Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO119. INFESTACIÓN, de Alfonso Carabias Antúnez

Sus palabras me dejan por momentos desconcertado, sin reacción, pero en un instante mis sospechas se vuelven certezas y todo cobra por fin un sentido claro e inequívoco.

Que el primer exterminador no consiguiera acabar con ellos no lo consideré más que el fruto de una incompetencia dispersa con la que de cuando en cuando uno se cruza.

El que la segunda empresa tampoco lograse su cometido me pareció una variable más dentro de una casuística anárquica que no terminaba de entender.

Pero el tercer intento llevó a mi casa un hombre de atuendo oscuro y tez sombría que apenas necesitó un momento para establecer un dictamen que cayó sobre mí como el mazo de un juez que dicta sentencia.

Creo que siempre lo supe, o quizá lo sospechara, aunque en ningún caso lo quería reconocer; cuando ese hombre, o lo que quiera que fuese, dijo que los gusanos que desde días atrás infestaban mi casa y mi vida no provenían de ningún sitio en general sino de mis entrañas en particular los acontecimientos se precipitaron; reconocí lo irremediable y eché la vista atrás, dejando a continuación que todo siguiera su curso hasta el final.

25 Respuestas

  1. Me parece una narración de la indefinible angustia del que va a ser eliminado por una figura inequívoca de exterminador inapelable. La voz narrativa es aterradora dentro de su serenidad.
    Muy bueno
    Juan M

  2. Ay, no lo tenía que haber leído ahora, que acabo de cenar.
    Los gusanos me dan bastante yuyu, pero si ya provienen de su inerior, no quiero ni pensarlo.
    Muy gráfico tu relato, felicidades.

    1. Ah!! eran esos gusanos. Pues yo no tuve, pero mis hermanos si. Así que si he jugado con ellos, se conoce que de pequeña era una inconsciente y no tenía desarrollado el sentido del repelús.
      Besitos.

  3. curiosamente acabo de leer el relato nº 120… y me da que pensar que el abuelo de aquel relato al sentirse “infestado” decidió suicidarse…
    mientras que el personaje tuyo es mas “conformista”: esperar la muerte… muerte que acecha a todos como todas las epidemias o “infestaciones”…

  4. No me queda claro si está muerto o si acaba de descubrir que es un miserable como los que vemos cada día en las noticias. En cualquier caso me ha gustado la progresión de este texto con olor a podrido.
    Un abrazo.

    1. Está muerto Susana; lo que ocurre es que no quiere reconocerlo.

      En un cuerpo muerto los gusanos salen del mismo al no poder neutralizar nuestras defensas los microbios que hay en el interior. De ahí se me ocurrió la idea del relato.

      Un saludo.

  5. Hay personas que no aceptan las evidencias ni siquiera cuando éstas se materializan. Alfonso, a mí eso de los gusanos saliendo de la carne putrefacta o de los microbios de nuestro interior …me produce bastante repelencia, pero reconozco que a pesar de la parte ‘repelente’ de tu micro, la voz narradora me ha encantado.

    Un besote amigo y mucha suerte!.

  6. El otro día en la exposición sobre Dalí, en un documental sobre “el perro andaluz” la escena de la mano con el agujero, del que salen hormigas me recordó tu relato. Visual como Dalí.
    Un abrazo

Dejar una respuesta