Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO142. MALFORMACIONES, de Elisa de Armas

Los observé mientras eclosionaban. Algunos resultaron alicortos, otros gastaban un abdomen abultado o una cabeza desproporcionada. Ninguno se sostenía en el aire más de unos segundos antes de despanzurrarse contra la madera, salpicándola de un fluido viscoso.

El último sí se elevó, tan ligero que no hubo forma de alcanzarlo, le faltaba un final contundente que contrapesase su levedad.

Tras dar por perdida la puesta de microrrelatos, aún tuve que dedicarme a adecentar el escritorio, una pura inmundicia de adjetivos sobados, adverbios en mente, cacofonías, gerundios y puntos suspensivos.

http://pativanesca.blogspot.com

13 Respuestas

  1. Qué buena es la joía. Llega, escribe unas líneas sin una gota de sudor, se impone y lo que tú habías hecho con todos los brazos que tienes, los sustantivos y bastante glutamato, lo miras ahora sin aire, desinflao, como un condón usao, y te dices, pero, qué buena que es la joía…

  2. Qué difícil es escribir un relato metaliterario que quede bien, sin estridencias, que sea original y que no se te escurra de las manos o de los ojos al leerlo. Y tú lo has bordado de lo bien que lo has hecho.
    Saludos y suerte a fin de mes.

  3. Me gusta Elisa, como todo lo que tiene que ver con la literatura ¡me gusta!. Los adjetivos sobados creo que van a ser la etiqueta de mi próxima carpeta para los susodichos, sólo espero que no le salgan telarañas y pueda dejarlos volar y mutarse en otros de vez en cuando. 🙂

    Un beso y mucha suerte.

  4. Certero micro Elisa, todos con malformaciones, pero al único que se salva su malformacion lo apoya, le da una levedad que lo hace inalcanzable, muy buena tu combinación de insectos y relatos, jaja como todos estamos haciendo por aquí, despanzurrar micros, para que ahora llegues tú y limpias tranquilamente el escritorio ya casi al final, para que no queden rastros.

    Mucha suerte, el micro te quedó genial. Abrazos.

Dejar una respuesta