Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO145. RECOLOCACIÓN, de Pablo Vázquez Pérez

¡Y lanzó otro golpe más del matamoscas y otra vez que fallaba! La abeja seguía volando por el despacho mientras César se preguntaba qué había hecho mal. Y mal, lo que se dice mal, no es que hubiera hecho nada, pero sí había sido un jefe muy malo, menospreciando a sus empleados más leales y útiles, acosándolos y despidiéndolos en cuanto pudo hacerlo, sin perder ni un euro de sus beneficios y sin importarle la suerte que corrieron. Planteó un expediente de regulación que había dejado a muchas personas debajo de los puentes y con un pie en la tumba. En resumen, había sido un malnacido al que se debería ajusticiar, pero no por trámites legales a los que pudiera pagar para salir impune. La verdad que eso ya lo tenía resuelto.
Por fin logró matar a la avispa, aplastándola contra el número siete del calendario que colgaba en la pared. Y en ese momento recordó a los siete mil trabajadores despedidos y escuchó el zumbido de un enjambre de abejas que se acercaba por el aire. Ni siquiera el doble acristalamiento aislaba del ruido ensordecedor. Ni tampoco era capaz de detener la llegada de esos siete mil insectos voladores.

15 Respuestas

  1. Hola Pablo, pues cambiar aunque sea a posteriori, avispa por abeja no creo que tenga mucho problema. Tú tranquilo, porque como muchas personas las confunden seguramente pasará inadvertida. 😉

    Yo a este hombre le hubiese enviado una plaga de cucarachas carnívoras y que se lo coman a trocitos, casi que siete mil insectos voladores me parecen poco. Es un cuento con cierta dosis de tragedia social y un final en el que se oyen los zumbidos de sus actos traspasando la pantalla líquida de mi pc (o debe ser el ventilador que empieza a dar guerra, no sé). En definitiva, sólo me pregunto si la elección del número siete, y la cifra de siete mil, es intencionada en tu texto. Una buena apuesta para este mes, Un besote y mucha suerte.

    1. Hola Laura. Me gusta lo de las cucarachas y eso que a las avispas las suelo respetar si están muy cerca. De todas formas lo escribí para divertirme, según me salió y para poner a parir a algún mediocre, es lo bueno que tiene esto de la ficción. Cucarachas carnívoras, ¡qué yuyu!

  2. No lo sientas Pablo, no queda mal, como dice Laura te das cuenta al leer tu comentario. Creo que nunca he matado abejas con matamoscas pero a ese elemento habría que hacerlo a cañonazos.
    Un abrazo

  3. Pablo, a mi este energúmeno me gustaría que las 7000 avispas que le picaran en el culo y todas a la vez. Muy buen relato y muy actual con tanto c… Por cierto me puse un blog donde colgué tres cuentos de humor de santo varón Sotirios. Pisando Sotirios M lo puedes encontrar te vas a reír mucho porque son muy graciosos. Un fuerte abrazo Sotirios.

  4. Hizo mal en ser un pelele que rinde cuentas al todo-poder-oso, pero a ver quién se escapa de esta pantomima. Esa es la cuestión. Estoy entre escribir un ensayo sobre esto o salir a quemar contenedores.
    Un abrazo.

  5. A eso yo lo llamo Revolución, así, con mayúscula, y como alguno de esos degenerados a los que has querido poner a parir no se espabile, quizá la tengamos muy pronto entre nosotros.
    Saludos y suerte.

Dejar una respuesta