Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO149. TERAPIA EFICAZ, de Pilar Pastor

¿Se acuerda de mí? Estaba al borde del precipicio cuando entré en su consulta y, gracias a su empujoncito, mi caída al pozo fue inminente. Adaptarme al medio acuático fue sencillo y la experiencia vivida, casi indescriptible.

Una agradable sensación traspasaba los poros de mi húmeda piel, me di cuenta de que una metamorfosis empezaba a desarrollarse . Los poros, cada vez más dilatados, se abrieron y unas diminutas, diáfanas e irisadas láminas cubrieron todo mi cuerpo dotándolo de un brillo y una belleza envidiables. Embelesada, mi mirada llega a los pies y descubro que las uñas han crecido espectacularmente, la cutícula ha dejado de ser punto de unión entre uña y carne, mis extremidades lucen unas dinámicas y esbeltas aletas.

Decidí asomarme a la superficie, mis aletas se convirtieron en ágiles alas que yo sacudía alegremente para desprenderme de las diminutas gotas de agua. El cielo azul que tenía por techo me invitaba a volar, empecé a elevarme hasta que caí en picado en un palomar. Allí encontré mi hogar.

Usted tenía razón, la felicidad está en hacer algo por y para los demás. Gracias por ayudarme a recuperar mi identidad, soy una mosca cojonera.

3 Respuestas

  1. Pilar es difícil sorprender y arrancar sonrisas a estas alturas de mes y con todo lo que llevamos leído, pero tu lo conseguiste.
    La mosca cojonera es muy común en nuestra geografía, y la mayoría de las veces no es de la familia de los insectos.
    Felicidades.

    1. Estoy de acuerdo contigo, Asun, demasiadas moscas cojoneras nos rodean. Tanto es así que, como dices, las hemos desvinculado del grupo de insectos y hasta del de los invertebrados.
      Muchas gracias por comentar, me alegra que te haya hecho sonreír.
      Un abrazo !!!
      Pilar P.

Dejar una respuesta