Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO18. CAPTURA DE LO ETÉREO, de Ginette Gilart

Cuando llegaba el verano, solía sentarse cerca de la budleya, o planta de las mariposas, para observar el ir y venir de éstas, atraídas por su néctar. Siempre le había llamado la atención la transformación que se producía en estos insectos : de fea oruga, a crisálida para después de grandes cambios metabólicos y morfológicos convertirse en algo efímero y bello.
Al ver tanta vida revoloteando en libertad, no entendía que existieran personas deseosas de cazarlas, pincharlas y clavarlas en un corcho, solamente para escribir su nombre debajo. A ella no le importaba como se llamaran, disfrutaba simplemente de su baile y de sus colores brillantes.

31 Respuestas

  1. Ginette… preciosa reflexión sobre los insectos, entre tanto cuento (me incluyo, glups!) referido a los insectos como algo desagradable, cuando menos.

    Me ha gustado mucho cómo planteas esa escena de observación y la reflexión a la que te conduce… muy poética!!!
    Un abrazo y suerte!
    Marta

    1. Muchas gracias, Marta, me alegro que te haya gustado. Tenía escrito otro relato distinto, pero el verano y el calorcito me han inspirado este y un “dulce farniente”…
      Un abrazo.

  2. Coincido contigo Ginette, en un expositor del colegio, en el laboratorio de biología pinchado con un alfiler largo de cabeza roja, había una pareja de libélulas copulando, pilladas en el acto, nunca mejor dicho y siempre que lo hago, miro por encima de mi hombro por si un Gilgamesh me traspasa y acabo en una urna gigante.
    Un beso

  3. Gracias, Ana, por pasarte. Me alegro que te guste el micro y también los vídeos que suelo mandar; yo no sabría vivir sin música; tengo un gran repertorio de canciones, una especie de banda sonora de mi vida.
    Un abrazo.

  4. En esta vida hay amantes de lo bonito a pelo y otros que coleccionan esas bellezas, par adejarlas paradas en una vitrina y exclisivamente para unos cuantos ojos ambiciosos. çEs cuestión de prioridades y egoismos. Suerte.
    Besicos muchos.

  5. No te acostarás sin aprender de Ginette alguna cosa más:
    Budleya: Planta de origen chino, clasificada por el botánico inglés Abam Buddle (1660-1715). Sus flores de color lila, que se concentran en panículas multifloras, disponen de cáliz en forma de tubo de un centímetro. Ideal ejercicio libatorio para la espiritrompa de nuestras buterflies.
    Gracias maja.

  6. Ése afán de posesión que tenemos los seres humanos de absolutamente todo lo que existe sobre la tierra, siempre encontrando excusas (investigación, alimentación, colección, protección…) como si tuviéramos el derecho a matar o decidir sobre la vida de cualquier ser “inferior”. Hay mucho que cambiar en esa mentalidad. Un abrazo y suerte, Ginette.

  7. Ginette: me gusta cómo has reflexionado sobre la belleza desde el tema del mes, utilizando la metamorfosis de las orugas en mariposas. La belleza, qué difícil es de crear y cómo es imposible atraparla, aprehenderla: igual que una mariposa pinchada en un corcho no tiene nada que ver con el vuelo de una ellas libre ante nuestros ojos.
    Saludos y mucha suerte este mes.

  8. En mi antigua casa había una habitación con mariposas pintadas en las paredes.
    Tu cuento me ha traído buenos recuerdos, no hay cosa más bonita que dormir entre mariposas.
    Un abrazo.

  9. Abundando en la planta
    infojardin.com

    Nombre común o vulgar: Budelia, Budleia, Budleja, Arbusto de las mariposas, Arbusto de la mariposa, Flor de las mariposas, Lilo de verano, Lila de verano, Baileya.
    Se la llama también “Arbusto de las mariposas” porque cuando florece las mariposas se posan en tal cantidad que ocultan las flores.

  10. Vaya, un cuento que es una realidad. Me gusta que tras el recuerdo de aquella costumbre se esconde esa crítica a quien dice gustarle las mariposas, y en realidad simplemente le gusta poseerlas o coleccionarlas. A mi también me gusta verlas volar.

  11. No soy nada de hacer colecciones de nada y si las hiciera no sería de animales. Aunque también reconozco que he visitado algún Insectarium y me ha gustado bastante ver esos bichos al natural. Te ha salido un relato con mucha sensibilidad, Ginette, muy en tu línea.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta