Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO36. EL SECRETO, de Mari Carmen Brun

En el jardín imperial, un grupo de gusanos de seda se disponía a desayunar unas apetitosas hojas de morera, cuando el más gordo de todos y que parecía ser el jefe, se dirigió a ellos para decirles: –¡deprisa muchachos! tenemos un importante trabajo que realizar: se trata de fabricar los hilos más finos y delicados que hayamos realizado jamás y que han de servir para tejer la tela del vestido, que lucirá en su boda la hija del Emperador.-

Rápidamente se pusieron manos a la obra y fabricaron kilómetros y kilómetros de hilos.

Cuando llegó el gran día la princesa estaba espléndida, a su ya de por sí belleza natural, había que añadir cómo la realzaba el espectacular vestido que llevaba. Todos estaban con la boca abierta; unos exclamaban: ¡qué elegancia!! Qué pliegues tan favorecedores! ¡Cómo se adivina la suavidad de la tela en el tacto!…

Otros no paraban de preguntar: ¿Quién habrá fabricado esas telas de brillos irisados y vivos colores? ¿a qué lejano país habrán ido a comprarlas?. ¿Será obra de los dioses?…

Mientras tanto, en el jardín imperial, unas feas mariposas revoloteaban satisfechas por el deber cumplido.

11 Respuestas

  1. Mari Carmen, de jóvenes muchos tuvimos gusanos de seda, imagino que sería porque no había otra cosa para pasar el rato y no existían los ordenadores y móviles. Me lo recordaste, muy bonito.
    Un beso

  2. Gracias por vuestros comentarios. Los emperadores chinos mantuvieron durante mucho tiempo el secreto de la fabricación de la seda para mantener el monopolio de su comercialización.Cuando comenzó el intercambio con los demás países de oriente y occidente
    fue tan importante que dio lugar a la ruta de la seda, con el consiguiente aporte en cuanto a cultura y costumbres.

  3. Bonita historia para este mes muy bien tejida, Mari Carmen, incluso diría urdida, con la metamorfosis final de los gusanos. La historia de la Ruta de la Seda y el monopolio de China también es fascinante. Gracias por recordarla.
    Saludos y mucha suerte.

    1. Hola Susana: llevamos un mes repugnante veo cucarachas por todas partes y no paro de lavar las lechugas, abro los pimientos para freírlos y he dejado de comer ciruelas y albaricoques puaaaaaf!!!!!
      Horreur!!! ellos, los insectos, le han ganado la partida al propio Kafka.
      Besos y gracias

Dejar una respuesta