Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO46. LEYENDAS DEL PUTUMAYO, de Fernando da Casa de Cantos

El calor pegajoso del Caribe invitaba a pasar la noche en vela. El viejo abanico traído de España apenas cumplía con su rancia función relajante. La niña Mersé daba vueltas en la cama, con sus grandes ojos bien abiertos. Su negro la abanicaba sentado en una silla, aprovechando la soledad de la mansión familiar.
–Cuéntame un cuento, negro. Hoy no puedo dormir.
–¿Qué tipo de cuento?
–No sé. Algo de tu tierra.
–¿Del Putumayo?
–Sí, del Putumayo.
El negro cerró sus ojos. Las ventanas abiertas de par en par daban paso a la luna, que venía sola. La brisa no la quiso acompañar. Los veleros arriaban su aparejo. La ciudad calmaba su sed de sueño, entre sudores esclavos y suspiros criollos. Las luces del castillo de San Felipe servían para iluminar los recuerdos del negro.
–En Putumayo tenemos un insecto muy peligroso, muy grande y muy feo, que le dicen la machaca.
–¿Cómo de peligroso, negro?
–Dicen que si te pica te mueres.
–Ay, negro, no me asustes… ¿no hay solución?
–Sí… Dicen que si te pica sólo te salvas haciendo el amor.
–¿De verdad?
–Te lo juro, eso dicen.
–¡Ay, negro, creo que me picó la machaca!

26 Respuestas

  1. Jopelines con la niñita Mers´´e!! Se las sabe todas!!

    Muy gracioso, Fernando, muy p´´icaro y muy simp´´atico!!

    Ay, me voy, que no se qu´´e me est´´a picando… Y a mi ordenador, que le salen los acentos a pares!!

    Un abrazo picante!!

  2. El negro no sabe abanicar, el negro no sabe contar un cuento, el negro sabe…sabe… muuuucho.
    Pero la niña, esa se las sabe todas. Seguro que sabía el final del cuento.
    ¡Qué cuentista.!
    Me ha encantado. Un abrazo.

  3. Tu relato tiene toda la cadencia y todo el sabor del Caribe. Tienes un lenguaje muy poético y una manera de narrar que te va llevando suavemente pero con intención. Mucha maestría en la mezcla de narración y diálogo y final gracioso y apropiado. Espero que tengas suerte y seguir disfrutando de tu lectura, bueno, de tu escritura. Abrazo.

Dejar una respuesta