Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO67. EL ÚLTIMO AMANTE, de Yolanda Nava

Hubo muchos. De complexión atlética y músculos hercúleos. De aspecto aniñado y fragilidad infantil. Descarados. Tiernos. Apasionados. Canallas. No podía evitar el impulso de hacerlos suyos, cada uno tenía un atractivo, un punto diferente, algo misterioso, ella acudía a la llamada de sus instintos y hasta que no los tenía entre las sábanas no hallaba la paz. Empezaron los rumores. Los silencios a su paso. Se corrió la voz y el tiempo desde su última conquista ganaba casillas en el calendario. Todos la rehuían. Hasta que llegó aquel joven espigado y vigoroso con aire bohemio y algo despistado; con dificultad por el idioma consiguió explicar que estaba de paso; pero se quedó, se rindió a ella fascinado. No llegó a saber que la apodaban Mantis.

http://microsyotrashistorias.blogspot.com.es/

19 Respuestas

  1. Siempre hay algún incauto que cae en la redes de alguna “mantis”, e incluso hay quien lo hace a sabiendas y con gusto. Es que son muy peligrosas, y si pillan a algún desprevenido, ni te cuento. Pero tú ya lo has explicado muy bien.
    Saludos y mucha suerte.

  2. Pues mira que todos leen que el pobre inocente ha sido devorado, pero a mí me gusta de este relato que puedo verlo así o puedo imaginar que al fin encontró a su amor en ese joven. Porque cuando una coge fama es muy difícil que alguien pueda volver a confiar no?, tiene que ser un extranjero incauto. Y entonces, malvada o no? Siempre han despertado mis simpatías las mujeres fatales, debe ser que es mi vocación insatisfecha maldita educación represiva ojalá me hubiera comido a más jejejeje.
    Besazos, yo quiero que sea buena y comiéndolo o no, la pase feliz.

  3. El último amante… hasta el siguiente. Lo que más me ha gustado es cómo haces avanzar el micro, con esas frases cortas y luego más largas y luego cortas. O sea, el ritmo que te va atrapando. Y el cierre con “que la apodaban Mantis”, perfecto.
    Un abrazo.

  4. Ella solo seguía su instinto,pero claro, los rumores son imparables, menos mal que siempre llega algún incauto que no se informa debidamente. Esa fue la suerte de ella pero ¿fue también la suerte de él? Me gustaría imaginar que sí, que el último amante es el definitivo, pero me temo que ese final vaticina otra cosa: el último, de momento.

    Muy bueno Yolanda, con un ritmo que te va atrapando, como seguramente hace tu Mantis con los hombres. Suerte y un abrazo.

Dejar una respuesta