Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO71. CANÍBALES, de Rubén Gozalo

Cada hora que pasa el calor es más asfixiante. Los insectos revolotean alrededor de los cadáveres como una jauría de lobos hambrientos. El hedor es irrespirable y el sol parece un soplete. Cada vez somos menos y hace días que se han terminado todos los víveres. En el grupo comienzan a aflorar las fricciones. Iñaki, sin avisar, se ha bebido el agua de la única cantimplora. María no se fía de nadie y se aleja unos metros hasta una duna que se alza en el horizonte como un peñasco gigante. Aitor, con su rostro demacrado y su asma, parece el más débil. Tal vez no llegue a mañana. Un buitre se acaba de posar junto al cuerpo de Mamen. Algunas puertas nunca deberían abrirse. El responsable de recursos humanos de la empresa lo dejó muy claro: para el puesto de auxiliar administrativo sólo podía quedar uno.

18 Respuestas

  1. Ja. Buenísimo, para mi gusto. Me encantan los detalles a lo reality y el tema en general, en la línea de la esa ciencia ficción que cada vez nos resulta más realista : ). Escribes genial no tienes blog?

  2. Espero que el que sobreviva sea el más preparado. Y que el contrato no sea temporal.
    Fantástica historia, cruda, irónica, bien llevada la narración y con suspense que se resuelve con un giro inesperado. Un buen realito muy bien contado.
    Felicidades , suerte y abrazo.

  3. Qué difícil es hacer conjugar una trama fantástica, de temor, con el humor, y salir bien parado de ello, y tú, Rubén, lo has hecho de manera magistral. Nos arrancas una sonrisa después de la primera parte, y además nos haces pensar en la tremenda situación que nos toca vivir en estos tiempos de crisis.
    Saludos y suerte.

  4. Buena fábula cercana al método Grönhom. Me gusta el ritmo de la narración que nos hace comprender la dureza de la lucha por la supervivencia, aunque sea (hasta cierto punto) metafórica.

  5. Rubén, humor negro del bueno es lo que destila este microrrelato donde me parece advertir una crítica feroz a esas selecciones despiadadas para un puesto de trabajo que tan de moda se han puesto ahora.

    Muy original y con un final sorprendente.

    ¡Suerte para el concurso!

    Abrazos.

  6. Me estaba imaginando un fiestón desfase en la playa. Con cambiar la última frase, este relato serviría como escaparate de las reacciones humanas en muchas situaciones (la cola del paro, la del bus, mmm). Buitres hay por todos lados.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta