Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO95. LA PROTECTORA, de Mariano Álvaro

Hace una semana que el bebé llegó a casa en brazos de Mamá, mientras Papá portaba todos los enseres que habían llevado al hospital, así como los regalos recibidos por todos los que habían acudido a dar la bienvenida al nuevo miembro de la familia.
Desde que llegaron los observo actuar desde un rinconcito. Me gusta ver a Mamá mecer al pequeño, susurrándole una nana. Me gusta ver a Papá levantarse en mitad de la noche para calmar sus sueños.
Me siento un extraño en esta familia con la que habito desde hace tiempo. No reparan en mí, pero no quiero separarme de ellos. Adoro a ese pequeño al que anoche protegí de un mosquito que revoloteaba a su alrededor. Quisiera poder protegerlo así siempre.
Hoy Mamá me ha mirado con esos ojillos que solo ella sabe poner. Se ha marchado sin decir nada y al momento ha vuelto a acercarse pero una intensa niebla ha borrado todo y yo he caído en una especie de sopor y me he dejado llevar mientras escuchaba su voz en la lejanía.
-Cariño, he matado una araña en la habitación del bebé. Hay que poner mosquiteras en las ventanas para protegerlo.

15 Respuestas

  1. Original y tierna niñera, amén de sorpresiva. Quien sabe que pasa por la cabeza de los seres diminutos , sea cual sea su aspecto. Algo triste este cuento, pero muy bien plasmado. Felicitaciones, suerte y abrazo.

  2. Hola, Mariano. Por mucho que lo intenten, por muchos beneficios que podamos obtener de ellos y aunque no hagan daño a nadie, esos pequeños animalitos siempre llevarán su cruz a cuestas y nada los podrá salvar. Te ha quedado un relato un tanto triste al ponerte en su “piel”.
    Saludos y suerte.

    1. Gracias Rafa por tu comentario. Lo cierto es que pretendía darle ese tono triste porque muchas creo que juzgamos muchas veces por el aspecto y por el temor en lugar de pensar en los sentimientos o en los beneficios que nos aportan, en este caso los animalillos que nos rodean, pero perfectamente extrapolable a otras situaciones de nuestra vida.
      Un saludo.

  3. Bello relato, entre lo dulce y lo nostálgico, invita a pensar en la óptica de un hermanito mayor siendo desplazado por la llegada del nuevo miembro de la familia. “Pero” con gran habilidad, en los dos últimos renglones nos cambias la historia.
    ¡Saludos!

  4. Gracias Ana. La araña es parte de la familia aunque no hayan reparado en ella. Cuida y protege al bebé como lo haría un hermano recién llegado. Ella se cree parte de ese universo sin saberse tan diferente a ellos.
    Un saludo.

  5. Ay que bonito, me ha gustado mucho, por lo tierno, y los insospechado del papel de la araña.
    Además si lo extrapolamos a la vida real, muchas veces es así, nos cuidamos de quien no ofrece peligro y no reconocemos a quien nos hace daño.
    felicidades por tan bonita historia.

    1. Muchas gracias Asun. Me alegro de que te haya transmitido esos sentimientos. Como bien dices, es una visión extrapolable a la vida cotidiana, cuántas veces habremos alejado de nuestro lado a quien solo quería ayudarnos, querernos o protegernos.
      Un saludo.

    1. Gracias Alba. Invito a todos a mirar a las arañas de otra forma, si no ya con sentimientos, al menos no tenerles el pavor que muchos mostramos ante ellas (y ante el resto de insectos).
      Me alegro de que te haya gustado. Un saludo.

Dejar una respuesta