Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

123. ANTROPOFÍSICA CUÁNTICA (Paloma Hidalgo)

De la mano de la estrella fugaz que encontré en sus ojos me lancé al vacío. Abrí los míos justo a tiempo de descubrir la constelación de pecas de sus pómulos, y alunizar en sus labios para besarlos una y otra vez. Víctima del magnetismo de su piel, recorrí los diminutos cráteres que la varicela sembró en sus hombros, hasta adentrarme después en el espacio desconocido en el que orbitaban un par de planetas gemelos, deliciosamente suaves, de los que sin dudar me hice satélite. Perdida la noción del tiempo, a medio palmo de su ombligo, justo entre sus piernas, una nebulosa oscura que yo siempre había creído a años luz de mi centro de gravedad, me invitó a disfrutar de su entropía.
El Big Bang nos hizo arder y arder. Y arder.
Desde entonces ella es el universo donde habitan todos los sentimientos que antes vagaban sin dueño, en el laberinto de mis sentidos.

49 Respuestas

  1. Pues yo creo que el título no le hace justicia (metafóricamente hablando), pues es como muy frío (antropofísica, menuda palabra) y luego es toda una explosión de sentimientos.
    Muy bueno, todo un derroche.
    Abrazos

    1. Gracias por la sinceridad de tu comentario Asunción. A mí en cambio el título me gusta precísamente por lo que apuntas, antropofísica suena término científico, pero relativo al hombre-aunque te confieso que me la he inventado- y cuántica te ubica en el espacio, donde quiero que te imagines el relato.
      Me apunto tus impresiones para futuros “bautizos”

      Abrazos para ti también.

      1. Oye que a mi el título me gustaba, igual he dado a entender lo contrario.
        Los títulos son la carta de presentación de los relatos y el tuyo no deja indiferente.
        Mas abrazos

  2. Ana Fúster

    Un viaje cósmico y podría ser que iniciático con final feliz. En cuanto al título, quizá podría haberse llamado “big bang”, sobre todo porque sería muuuuuy fiel a lo que cuenta 😉 Pero yo no soy nadie para dar consejos sobre títulos, que se me da fatal bautizar a mis niños. Besos y suerte.

    1. Sí, iniciático y con final feliz, tú lo has dicho. Que no siempre todo tiene que salir mal…
      Lo pensé, titularlo Big Bang, pero preferí el que tiene por que me cayó mejor la idea que me transmitió al leerlo…
      …Yo también “sufro” la tensión en los bautizos, pero me suelo dejar llevar por esa sensación que acabo de comentarte arriba.
      Y para finalizar, mil gracias Ana.
      Un beso. 🙂

  3. Ángel Saiz Mora

    Sensualidad y alegría en la descripción de un laberinto del que no quisiéramos salir, en el que siempre descubriremos nuevos recovecos.
    Suerte y un saludo

  4. María Ordóñez

    Wow! Qué manera de describir el encuentro con amor y la pasión. Me encantó como fluyen las palabras hasta enseñarnos la salida de ese laberinto feliz. Muchas felicidades!!!

  5. Modes Lobato Marcos

    Paloma, bien sabes que soy un fulano frio, racional, y dominador de mis bajas pasiones.

    Ea que si no fuese así debería admitir que tu relato me había puesto palote.

    Y no, no debo sucumbir. Tengo que leerlo de modo aseptico.
    Entonces caigo fascinado ante tu dominio del lenguaje, ante tu asombroso poderío narrativo, ante tu elegancia preñada de poesía…

    Joder, Paloma, pero que buena eres.

    En serio, es un placer y un privilegio compartir espacio junto a ti en esta casa.

    Un besazo.

    1. Modes, como yo estoy en las antípodas de ese control de pasiones que tú pareces poseer, no puedo decirte otra cosa que GRACIAS, así, en grande, por ese rosario de alabanzas.
      Mi ego anda revoloteando, ya veremos como me las apaño para que vuelva a poner los pies en el suelo; aunque quizás le deje un ratito más disfrutando… lo pensaré.
      En esta casa se está francamente bien. En la vecindad hay gente estupenda entre los que te encuentras, y es francamente agradable abrir las ventanas y descubrirlo, mes tras mes, relato tras relato.
      Ahora que vuelvo a escribir, tu comentario es un gran estímulo.
      Un beso y su gemelo.

  6. Eduardo Iáñez

    Puuuufffff… Otra vez metido en el laberinto de siempre: ¿por qué habrá gente que lo hace tan requetebién y que nos condena a los demás a arañar los restos? Magnífico, Paloma, enhorabuena.
    Saludos.

  7. Esther Gomez

    Ha sido maravilloso perderse por el laberinto de tu relato. La frase final me encantó. Ha sido un verdadero placer leerlo y con tu permiso se lo dedico como si de una canción se tratara, a mi cuántico preferido, el ya sabe.
    Me gusto mucho.
    Un beso

  8. Es curioso pero yo voy a empezar alabando el título de tu relato. Engancha ya sin leer el relato, después vuelves a él y piensas, qué bueno, qué alarde de originalidad. El relato derrocha sexualidad, belleza, maestría, atrevimiento, dulzura… ¿Será verdad eso de que se parecen a sus dueños? ¿O era a sus sueños?

    1. Empezar el domingo leyendo tu comentario es una experiencia estupenda. Pero estar a la altura del mismo en la respuesta es dificilísimo, por eso del sueño sobre todo. Así que voy a intentarlo pero no prometo nada.
      Sobre el título, me he “inventado” lo de antropofísica porque era la ficción nos abre muchas puertas que a mí me gusta explorar. Y si te ha gustado, me alegro por partida doble: por el yo que escribe y por el yo que lee.
      De los parecidos solo sé que hay perros que se parecen a sus dueños, que hay hijos que no se parecen a sus padres y que me gusta cumplir mis sueños, dejando siempre alguno en la recámara para poder seguir haciéndolo. Y que en esa materia, la antropofísica cuántica, soy muy aplicada. Mucho.

      Uff que testamento, espero que no te aburras mucho si lo lees…

  9. Yolanda

    Jo Paloma pensé en tirar por ahí este mes, menos mal que no lo hice, porque hay que escribirlo así, como tú lo has hecho.
    Me encantó, lo veo en el podio.

    Un abrazo campeona.

    1. Yolanda, eres la amabilidad hecha comentarista, con lo bien que manejas las historias, seguro que sea cual sea el tema tu micro es de diez.
      Luego buscaré el de este mes para confirmarlo…
      Un beso, as de las letras breves.

  10. Virtudes Torres

    Precioso, me encanta esa metáfora planetaria.
    No le falta sensualidad y fuerza. Atrae desde la primera palabra.
    Felicidades. Abrazos.

  11. Juan Carlos

    Que deliciosa lectura, brillante imaginación, quedé atrapado de comienzo a fin. No sé si ganarás el primer lugar (espero que sí) pero mi corazón ya te lo ganaste.
    ¡Éxitos!

  12. Jeje, que buen mapa astropieloso has realizado. Muy bien hilvanado. Fíjate que me llama la atención esa estrella fugaz inicial que no es otra cosa que el chispazo, el brillo, que surge ante el deseo y el amor. Planetas gemelos, dice. Suerte.

    1. Sí señor, ese brillo, ese destello mágico (o químico según las teorías científicas que he leído sobre el tema), que transforma el momento y a veces, la vida entera.
      Gemelos, gemelos casi idénticos…como debe ser. Jaja.

      Abrazos y más abrazos, que hace mucho que no te mando uno.

  13. Me gusta mucho como tiras esa línea en paralelo entre lo que describe y el cómo lo explicas. Me parece un relato de muchos quilates, muy trabajado y donde no hay una palabra que no caiga en su sitio (y mira que había riesgo). Aquí hay escritora. Mucha suerte 🙂

Dejar una respuesta