Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

56. ARCO IRIS TRAS LA TORMENTA (Mª Belén Mateos)

Siempre creía que aún quedaba algún claro entre las negras nubes del cielo y algún lejano destello de luz en las sombras de la tormenta. Su sonrisa se escondía entre fogones, escobas y paños de algodón de los que nunca dejan polvillo, ni rastro de haber servido para limpiar las manchas de descuido, punzadas o suplicio.

Día tras día procuraba lavar cualquier señal que pudiera dar pistas de su decadente existencia y se apresuraba en lustrar cada rincón y cada poro para devolver a su mente el decoro, la compostura y la coloreada realidad de su vida. Todas las noches aseaba con esmero su cuerpo y trataba de purificarlo con aromas y esencias que pudieran disfrazar su congoja y su miedo. Pero en cuanto el sonido de unas llaves tintineaban subiendo las escaleras, ya sabía que su puerta se abriría a una nueva tormenta de golpes, insultos y desdicha, a una vivencia en blanco y negro, regada con alguna caricia de engaño y algún beso aliñado en veneno.

Hoy ha decidió cerrar su paraguas, solo desea que este sea el último aguacero que caiga sobre ella y  poder ver por fin el arco iris al final de un suspiro.

10 Respuestas

  1. Juan Antonio

    Duro y bonito a partes iguales. Terrible situación la que nos presentas, y terrible decisión final la de la protagonista. Me quedo esos “besos aliñados en veneno”. Mucha suerte.

    1. Mª Belén

      Gracias Juan Antonio. Es triste pero es una situación que casi a diario nos presentan en las noticias. No debería existir en ningún hogar. Un saludo.

  2. Isabel

    Jo! Precioso! Me ha encantado desde el principio hasta el final. Ojalá ese paraguas se cierra para siempre. Me ha recordado a mi relato del mes de febrero, ¡Máscaras! .
    Un abrazo,
    Isabel

  3. Salvador Esteve

    Mª Belén, qué bien has reflejado la cruda realidad de muchas mujeres. La decisión final de la protagonista reconforta. Muy bueno. Abrazos.

  4. Mª Belén

    Gracias Ana. En realidad no deja de ser un final abierto. En la cabeza de cada lector esta el interpretar el final que cree leer o que desea que sea… Un saludo.

Dejar una respuesta