Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

16. BAJO EL AGUA (Purificación Rodríguez)

El partido ya empezó mal. Orcas contra tiburones y un pulpo novato como árbitro no auguraban nada bueno.

El público jaleaba a su equipo con todo tipo de sonidos estridentes en un pandemónium insoportable. Entre los corales rojos, erizos, caracolas, medusas, arañas de mar y tortugas bobas increpaban a los peces payaso, rayas, caballitos de mar y jibias situados en el coral verde. Hasta las inocentes algas se llevaban broncas por moverse tanto y distraer a la peña.

En el descanso iban 5 a 4 a favor de las orcas. Los tiburones se adelantaron 9 a 8 casi al final del encuentro y, en el último minuto, ellas se impusieron definitivamente con su envergadura y su fuerza bruta a las fauces de los escualos.

La solitaria orca ganadora alzó orgullosa el tridente de nácar, los asistentes merendaron de lujo y Neptuno se llevó la recaudación, como de costumbre.

9 Respuestas

  1. Calamanda Nevado

    Purificación, porqué ese como siempre nos lleva aotros lugares menos oceanicos. Bien contada este simpatico y original partido. Suerte y saludos

  2. Virtudes Torres

    Siempre ha de haber un Neptuno que es el listo el que se lleva la pasta sin despeinarse Y sin importarle loococurrido a los demás..
    Y yo que creía que en el mar las cosas podrían se de otra manera. Inocente de mí.
    Saludos. Y suerte.

  3. Purificación Rodríguez

    Gracias por vuestros comentarios. Y tenéis razón, no hay nada nuevo bajo el sol. Ni siquiera en las profundidades oceánicas. Besos.

  4. Ton Pedraz

    Hola Purificación.
    Estupendo ritmo narrativo, e historia muy bien contada. Trasladas nuestra vida cotidiana, del todos los días fútbol, al fondo del océano.
    Enhorabuena y mucha suerte.
    Ton.

  5. Puri, vaya con el partido subacuático! El bando rojo, el bando verde, el árbitro “novato”, las broncas a las algas, la orca orgullosa con el trofeo, …
    Nuestro mundo “clonado” allí abajo 🙂
    Un beso.
    Carme.

Dejar una respuesta