Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

65. BALA PERDIDA (Beto Monte Ros)

Con el cerebro obnubilado por el vino y arropado por la celebración, el hombre vació en el aire el tambor de su pistola. Tras la campanada del año nuevo, en el hospital de la ciudad, declaraban muerto a un niño impactado en la cabeza.

35 Respuestas

  1. Virtudes Torres Losa

    Trágico. Un arma en manos de un beodo, es como conducir con los mismos síntomas.
    Trágico,pero siempre para los demás.
    Triste. Un abrazo navideño.

    1. Hola Virtudes, muy bien traído el símil, dos instrumentos peligrosos en manos de un irresponsable. La alegría de algunos puede llegar a producir tristeza en otros. Gracias por pasar y dejar su comentario, le deseo unas bonitas navidades.
      Saludos.

    1. Hola Lorenzo, un disparo al aire nunca se sabe dónde va a terminar su trayectoria. Gracias por comentar, y te deseo unas bonitas navidades, espero ponerme al día en unos asuntillos que me han impedido mantener el ritmo de visita a los diferentes relatos y dejar mis comentarios. Saludos.

    1. Hola Eva. Sí, he estado un poco retirado. últimamente no he podido seguir el ritmo de escritura de los amigos de ENTC., varios han sido los motivos, pero de a poco voy poniéndome al día. No quería cerrar el año sin participar en el tema del mes y salió este micro que es un poco duro. Gracias por el interés, la lectura y el comentario. ¡Felices Fiestas!
      Saludos.

  2. Ángel Saiz Mora

    Beto, acabo de leer otro relato, el de María Rojas, donde un disparo viene a ser más una metáfora que aporta magia positiva al momento del fin de año. En el texto que nos presentas, breve e intenso, las detonaciones de tu protagonista no son más que la obra de un inconsciente, que dejan una vez más de manifiesto que la tristeza y la euforia son sentimientos humanos y pasajeros, naturales y comprensibles, estar en posesión de un arma en esos momentos no puede traer nada bueno.
    Suerte y un saludo

    1. Hola Ángel, me gusta la manera acertada como analiza la intención del relato. Tengo constancias de que en el caribe y en algunos otros países de Centroamérica algunos individuos suelen celebrar haciendo disparos al aire. En mi país se hacen campañas publicitarias en contra de esta práctica, pocos hacen caso y todos los años los periódicos reportan heridos e incluso muertos por los disparos al aire. Pasaré a leer el relato de María Rojas, parece ser que no he sido el único que ha utilizado las balas como tema. Te deseos unas felices fiestas.
      Saludos.

  3. Mª Belén Mateos

    Menuda tragedia, en la noche última del año, que nos has traído. Un micro que con pocas escenas nos dibujas claramente lo que ha sucedido.
    Un abrazo navideño Beto

    1. Hola Mª Belén. Como comenté más arriba, no quise quedarme sin participar en diciembre y lo que salió fue este breve y duro relato. Gracias por la lectura y el comentario. Va ese abrazo navideño y felices fiestas. Saludos.

    1. Hola Petra. Me alegra que mencione el título y que haya captado la ambigüedad en el mismo y la referencia que hace, tanto a la irracionalidad del individuo como a la literalidad de la acción. Muchas gracias por su lectura tan inteligente e igual le deseo felices fiestas. Saludos.

  4. Salvador Esteve

    Beto, en Estados Unidos sería un relato que daría para un debate acalorado. Un arma es un objeto inanimado, pero cuando se posee las consecuencias pueden ser trágicas, como bien has contado. Muy bueno. Abrazos y Feliz Navidad.

    1. Cierto lo que comentas Salvador. Yo estoy, absolutamente, del lado de los que se oponen a las armas. Lamentablemente los irresponsables son los que más alarde hacen de las mismas y los que más tragedias provocan con ellas. Gracias por pasar y comentar, me alegra que te haya gustado. Tambien te deseo una feliz navidad.
      Saludos.

    1. Sí, Isabel, la historia en mi relato es ficción. Es duro, pero he visto a algunos ener-gúmenos que celebran de esa manera, sin medir las consecuencias. Muchas gracias por la lectura y el comentario, le deseo felices fiestas.
      Saludos.

  5. Beto, te ha salido el relato precisamente como un disparo. Imposible de esquivar el impacto de la maestría con la que con tan poco nos lo has explicado. Hacía tiempo que no sabía de ti (culpa mía que no llego a todo) y me ha encantando encontrarme con tus letras. Mucha suerte 🙂

    1. Hoja Juan Antonio, tus comentarios son un lujo, siempre motivadores. Por un corto tiempo he estado fuera de circulación, pero poco a poco voy retomando la escritura y las visitas a leer los trabajos de los amigos. Gracias por tu interés y la lectura, te deseo felices fiestas.
      Saludos.

  6. Jopé Beto, que duro. Un relato breve y muy eficaz, de los que golpean. El título muy bueno, con esa doble lectura. El texto, directo, crudo, como la misma historia que relata. Si estuviera escrito en presente casi parecería un titular sensacionalista de cualquier informativo.
    Suerte y Feliz 2015

    1. Hola Anna. Yo también reconozco que es un relato un poco fuerte; el título lo escogí con esa doble intención, de hecho, el relato lo iba a terminal en el punto y seguido pero luego añadí lo del niño. Gracias por la lectura y el comentario. Le deseo un buen 2015.
      Saludos.

  7. Towanda

    Hola, Beto.

    No te había visto, la verdad.
    Bueno, un relato duro, pero magistral.
    Particularmente, estoy en contra de las armas porque dicen “que las carga el diablo” y mira tú por dónde así ha sido.

    Un abrazo muy fuerte y muchísima suerte.

Dejar una respuesta