Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

85. Barrio Sésamo (Arantza Portabales Santomé)

Mi favorito era el conde Drácula. Ese que siempre estaba contando hasta diez. Yo me dibujaba unos colmillos y me metía contigo. Te pellizcaba el brazo y contaba: “Un pequeño pellizco”. “Dos pequeños y maravillosos pellizcos…” Y seguía contando, hasta hacerte llorar. Generalmente, antes de llegar a ocho. A ti te gustaba el monstruo Triki. Tanto, que un día te pintaste la cara de azul con una cera Milán y te llenaste la boca de galletas. De las redondas. Te recuerdo gritando GA-LLE-TAAAAAAAAAAAAAAAS, y me entran ganas de reír. Pero no puedo. Mamá no lo entendería. Ni tu mujer.
Está guapa. Incluso ahora. Qué cabrón. Sabías que me gustaba. Y aún así, no te cortaste. Fuiste a por ella. Y te la llevaste. No te preocupes. Eso no importa ahora. Ya no. Por cierto, Espinete era un erizo, pero nunca descubrimos qué era Don Pimpón. Siempre lo preguntabas ¿No lo ves? Solo pienso en chorradas. Me da la risa de nuevo. Tu mujer me mira, enfadada.
Enfadado estoy yo, hermanito. Porque no respondes. Porque ya no somos niños. Ni lo seremos más. Me acerco al féretro y pienso cuánto me gustaría darte un pellizco. Un pequeño y maravilloso pellizco.

11 Respuestas

  1. Beto Monte Ros

    Me provoca cierta ternura la narración de este relato, a pesar de los monstruos del Barrio Sésamo y de que el hermano está muerto. Me gusta, suerte.
    Saludos.

  2. Yolanda Nava

    Hay que tener mucha maestría para lograr, utilizando tan entrañables monstruos, crear una historia tan dura.
    Para nuestra meiga de las letras -no hay más que leerlo- está chupao.
    ¡Felicidades!

  3. Gracias chicos, realmente me encanta comprobar como cada uno interpretáis de una manera u otra la intención del relato. Intenté describirlo desde la nostalgia infantil y como un acto de perdón por parte del hermano (eso no importa ahora. Ya no). y aun así alguno de vosotros interpreta que hay deseo de venganza y resentimiento. Eso es lo maravilloso del micro.
    Gracias por leer y comentar

  4. Ángel Saiz Mora

    Una curiosa relación entre hermanos, uno triunfador y otro eternamente inmaduro, con razón ella supo escoger. Confieso que al leerlo, como en comentarios anteriores, también pensé en una historia de cainismo puro y duro, pero después, al leer tu interpretación de autora, he visto claramente lo contrario. El caso es que se trata de un relato escrito con la soltura que da la maestría; después, que cada uno vea lo que quiera ver, aunque me parece que predomina el prisma morboso y violento.
    Un abrazo, Arantza. Suerte

  5. Lola Pacheco

    Arantza, no veo venganza ni resentimiento, sino amor y complicidad. Me encanta cómo la historia se va desmadejando a través de la reflexión, del recuerdo de los buenos momentos. Los malos ya se perdonaron. Y esos monstruos entrañables que eliges… Triki, el conde Drácula, Espinete… Me has ganado.
    Te deseo suerte en las votaciones. Un abrazo.

  6. Mª Belén Mateos

    Juego entre hermanos, vida compartida y confidencias. Recuerdos de esos monstruos de la infancia tan inocentes y entrañables.
    Eres grande escribiendo y grande, creo, el amor entre ellos, aunque ahora la tristeza se tiña de luto.

  7. Me ha encantado como has ido utilizado ese flashback para mostrarnos al final, que la añoranza y la melancolía a partir de tu punto y final cobrará otra magnitud para tu protagonista. Me parece un gran relato Arantza. Muy bien manejado por tu parte, como ya nos tienes acostumbrados. Mucha suerte 🙂

Dejar una respuesta