Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

98. Batallas sin luchar (Reyes Alejano)

Más allá del cristal cae una lluvia mansa recordando la estación. Más acá, Julia lee las páginas gastadas del diario, bebe una copa de vino, llueve lágrimas . Entre las hojas de caligrafía siempre infantil de su madre, aparecen garabateadas las batallas de un rato, las de un día, las batallas de meses, y las que duraron años. Pero no se atisba su principal batalla. Porque no la libró. La que le debía haber ayudado a luchar contra las convenciones y ser ella misma. Madre murió con la energía intacta y con la frustración sin desplegar  de  no haber hecho casi nada de lo que realmente deseó.

21 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Que la vida es lucha nadie lo duda, que no se debe tirar la toalla tampoco. Estamos para dar guerra, para no rendirnos ante las puyas continuas que nos rodean. Peor que la derrota es la lucha que no se emprende, por cobardía o pereza, lo que deja de hacerse, cuando se debería.
    Me alegro de haber llegado el primero para inaugurar los comentarios.
    Suerte y un saludo

  2. silvia ginesta

    El micro es muy triste, pero refleja la vida, la madre sufrió mucho por diferentes batallas, la que tuvo contra sí misma, sin duda fue la más dolorosa, porque fue de ella contra ella. Me ha gustado mucho, suerte y abrazo

    1. Si, Juan, me alegra que te hayas fijado en este detalle, y si, quería reflejar el rasgo de no querer crecer para no tener que enfrentar. Yo iba por ahí, pero la explicación de Ana U. en el comentario siguiente también es interesante…más compasiva. Ana U. ha sido más compasiva que yo con mi relato

  3. Como has visto arriba, mi interpretación se parece más a la de Juan, pero como he dicho, tu interpretacion es muy bonita. Y en la segunda parte das en la tecla. Muchas mujeres, por supuesto no todas, no pensaron su destino, creyeron que estaba escrito…

  4. Mª Belén Mateos

    Cuantas mujeres de antes y seguro que de hoy en día, callan por no faltar, por contentar a quienes quieren, abandonando sus vidas en pro de los demás, apartando sus sueños e ilusiones por no molestar. Nunca debería ser así, cada uno ha de luchar y vivir por aquello que le hace feliz y compaginarlo con los que se supone que le rodean y le quieren.
    Buen relato que hace pensar, una batalla diferente.
    un beso Reyes.

Dejar una respuesta