Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

29. Bolas de papel

 

La calva del profesor de dibujo era la diana perfecta  para lanzar sobre ella trozos de papel mojados con saliva. Las pequeñas bolas se quedaban pegadas e iban resbalando hasta el cuello antes de que el escuálido  profesor se diera, pausadamente, la vuelta. Así  ganábamos tiempo para guardar nuestros cañones debajo de la mesa. .- ¿Quién ha sido?.- Preguntaba, sabiendo que no iba a tener respuesta.  40 ojos grandes le observaban, ocultando risas e imaginando el momento del  siguiente cañonazo.  Sólo lanzábamos nuestra munición sobre ese hombre enjuto que nos tenía un miedo letal. Pronto  le dispararíamos   las balas de papel directamente a  la cara. Su miedo nos resultaba, entonces,  enormemente atractivo.  Al profesor lo  atropelló un coche a la salida del Instituto. Fue una gran pérdida. No pudimos volver a usar toda nuestra munición.

15 Respuestas

  1. auro

    Ayyyyyy!!!!!!!!!! Ese era mi profe de latín!!!!!! El Garbancito!! Un hombre bueno y entrañable al que le hacían perrerías!!

    No le pilló un coche, pero me imagino que habrá pasado a mejor vida. Ese, seguro, al cielo, que era más bueno que el pan!!.

    Beso.

  2. Gloria Arcos Lado

    Un relato en clave de humor, pero que demuestra toda la crueldad que pueden llegar a destilar esos “angelitos”, y encima con un final trágico.
    Pobre “profe”, seguro que se tiene ganado el cielo.
    Un beso.
    Gloria

  3. Me has dejado a medio camino entre la risa y el susto. Original la manera de abordar los cañones y perfectamente descrita la foto que nos sugieres. Consigues que sea fácil imaginarlo. El final me ha cogido por sorpresa. Mucha suerte 🙂

Dejar una respuesta