Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

20. Bruma resacosa

La sala se llena de miradas secretas que observan sin ser vistas detrás de las capas de terciopelo. Los cuerpos bailan abrazados, algunos insinuando movimientos más íntimos que recuerdan noches de lujuria. Máscaras indiscretas que se mezclan en el gran salón decorado de querubines con mirada pícara, donde sus alas parece quisieran echar a volar hasta el mármol ajedrezado del suelo para esconderse entre los invitados de la fiesta, bajo los disfraces de las damas confundiéndose con las plumas o los dorados de sus exuberantes vestidos. Las horas se suceden sin importar a los presentes, los relojes ajenos prosiguen con su viaje del tiempo. La noche va ocultándose introduciéndose en el agua del horizonte que va tornándose en naranjas rosáceos.
En la fría madrugada puede observarse la silueta de Santa María la Salud entre la niebla fina que cubre la laguna.

29 Respuestas

  1. Inés Z.

    Un buen relato, con descripciones precisas y preciosas. Me quedo con los querubines engarzados en los exuberantes vestidos, y, por supuesto, la basílica reflejada en la laguna.

    Un abrazo.

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Inés por leerme y dejarme tu comentario. Sí, la silueta de la Salute es una de las imagenes que más me gusta de Venecia.
      Un abrazo

    1. Blanca Oteiza

      Gracias JM,
      La verdad que en Venecia sólo he estado una vez y fue en verano, así que me alegro si he sabido plasmar bien el amanecer invernal.
      Un saludo

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Towanda,
      Sí, el Carnaval veneciano me parece especial por la atmósfera que le envuelve.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo

  2. Ángel Saiz Mora

    Como tú, sólo he estado una vez en Venecia, también en verano, pero no me importaría vivir el carnaval de esa ciudad, con la fama de elegancia que le acompaña, aunque para elegantes tus descripciones, como ese suelo ajedrezado sobre el que danzan los enmascarados. Si llegan a leerte en el ayuntamiento veneciano seguro que te contratan de comunicadora. Suerte y un saludo.

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Angel,
      A mi también me encantaría poder visitar alguna vez los carnavales venecianos con ese aire elegante y misterioso.
      No me importaría que me contrataran como comunicadora allí, tendré que estudiar cómo hacerles llegar el relato…jejeje
      Un saludo

  3. Luis Manuel Farto

    Me parece una buena apertura. Describe con sutileza y consigue un cierto clima -respecto del cual te ayuda y nos seduce el invierno del carnaval veneciano, con toda su carga de evocaciones-. Lo que no encuentro es el relato de alguna peripecia de alguien; si es que se trata de un relato.
    Mas me parece que ese cierto clima sugestivo, sí está logrado, y con notable economía.

    1. Blanca Oteiza

      Luís, sí es cierto que no hay “historia” como tal, no hay anecdota, ni suceso que se narre. Este mes el relato que he escrito simplemente se basa en la descripción de un baile de máscaras en una de las ciudades más famosas del Carnaval (hay muchas otras por la geografía mundial). Fue lo que me inspiró el tema.
      Gracias por tu comentario. Un saludo

  4. Mel

    Es como leer una postal, un momento congelado. Una buena descripción de la fiesta, aunque hecho en falta que ocurra algo no¿?, aunque simplemente contemplar Venecia ya es toda una aventura. Saludos

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Mel,
      Sí, es cierto que no hay acción en el relato de este mes, me centré en describir la fiesta de máscaras y dejar con ello que cada lector se sumerja en sus propias historias, que seguro en Venecia se nos ocurren unas cuantas a cada uno!
      Un saludo

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Concha,
      Sí, este mes me ha salido un relato descriptivo basicamente donde dejo abierta todo tipo de opciones con la atmosfera magica de Venecia en Carnaval…
      Un saludo

  5. Blanca no se si esa Señora de la Salud es un monasterio o un balneario, pero consigues que lo que allí ocurre resulte mas sugerente en contraste con el nombre del lugar.
    Abrazos.

    1. Blanca Oteiza

      Asun,
      Santa María de la Salud (Santa Maria della Salute) es una Basílica que hay casi al final del Gran Canal de Venecia, frente a la plaza de San Marcos. Tienes razón, si lo escogí para el relato fue porque después de una noche de reseca y excesos contrasta el nombre de la Salud… y porque además es uno de los edificios que más me gustan de Venecia (la silueta de esas enormes volutas que parecen sostener la cúpula).
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo

  6. Blanca, que diferente sentimiento describe tu relato y sin embargo que parecido en cuanto a espacio y tiempo. La niebla, las orejas de la basílica al fondo. Creo que se desarrolla al lado justo del canal donde se comete mi crimen.
    Muy bonito.
    Un beso

  7. Blanca, las descripciones son tan buenas que el lector se mete en texto. Buen micro escrito con mucha maestría. Un fuerte abrazo a mi queridísima amiga, Sotirios.(Mi relato “Memorias de un asesino en serie” fue seleccionado a ser publicado en un libro que se llama “SABOREA LA LOCURA” lo colgué en mi blog sotiriosmoutsanas.blogspot.com me daría mucha ilusión si lo leyeras)

    1. Blanca Oteiza

      Soti, qué alegría tus palabras y enhorabuena por la selección de tu relato. No lo dudes, en cuanto tenga un rato me paso por tu blog para leerlo.
      Un beso.

Dejar una respuesta