Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

118. Celebración checa

Caminaba siguiendo el rastro a través del bosque. El rojo de la sangre, sobre el blanco de la nieve, le recordó las tartas de frambuesa que preparaba su madre los días de celebración, y que comían todos juntos mientras su tío tocaba la trompeta. Lo encontró tumbado junto a un árbol, tiritando y sangrando abundantemente, así que, mientras ofrecía un cigarrillo al wehrmacht, no pudo evitar una sonrisa. No parecía tan fiero como cuando los tanques atravesaban el pueblo y las gentes se escondían en casa por miedo a esos hombres de mandíbula cuadrada y mirada asesina.

 

Empezaba a nevar nuevamente mientras Václav admiraba la escopeta de caza, regalo de su tío Kornel, el mismo que tocaba la trompeta alegremente en las fiestas familiares. Era un arma ya desgastada por el uso, pero hermosa por constituir una tradición familiar, y que había pasado, de mano en mano, desde su dueño original, el abuelo Kazimír, hasta él.

 

Fue entonces cuando el soldado alemán le sonrió, mientras pronunciaba algunas palabras indescifrables para el bueno de Václav. Y éste, apoyándose en la escopeta familiar, se incorporó y apuntó al lugar donde le enseñaron que lo hacen los buenos cazadores. Justo entre los ojos.

2 Respuestas

  1. Belén Rodríguez

    Qué fuerte tu relato!.
    Al principio parece que va a tener piedad del herido y luego, de repente, ese giro sorprendente.
    Es muy bueno.
    Un abrazo.

  2. Ana Fúster

    Me ha gustado mucho el título. El asociar el rojo de las frambuesas de las celebraciones con la sangre del soldado alemán no me hacía prever ninguna piedad, la verdad, así que no me ha sorprendido el final. Me ha gustado. Suerte y un saludo.

Dejar una respuesta