Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

26. CONVERSIÓN

 

De nuevo sola. El marido al fútbol, los hijos… todos tienen alguna cita que no pueden eludir… y yo…

He puesto en práctica una idea que rondaba en mi cabeza. Desde  entonces mis tardes, han dejado de ser solitarias.

Saco  del armario las bolsas que contienen el disfraz. Me siento mal, mi conciencia me dice que no lo debo hacer. Pero por otro lado, por el perverso, escucho una voz que me anima a continuar, y es a la que hago caso.

El body, se ajusta como si fuera mi piel. Sobre él, un vaquero y una camisa. Los zapatos de aguja,  los llevo en una caja, trato de no llamar la atención.

Me maquillo sin exagerar. Todos los que asistimos a esta fiesta, lo hacemos con discreción. No damos motivos para sospechar que tras las puertas se celebra un baile de disfraces, nada inocente.

El único requisito, es llevar un antifaz. El disfraz es lo de menos. La pareja la elige cada cual. Yo elegí la mía con quien hago las locuras que en casa he rechazado.

Él asiente tras la máscara.

Todo ha cambiado, a mejor, desde que encontré esta dirección en el pantalón de mi marido.

48 Respuestas

    1. Virtudes Torres

      Cuando la rutina se hace pesada, hay que encontrar las emociones en otra parte. En esta ocasión han coincidido los dos en la misma fantasía.
      Claro que él ya la había probado antes. O quizás dejó la dirección para que ella la viera… no se. Por ahí algún día se lo pregunto.

    1. Virtudes Torres

      Hay personas que cuando van con la cara tapada, se piensan que nadie las conoce y hacen cosas que a cara descubierta nunca harían.
      Si es sólo para su deleite personal, pues fenómeno. Adelante.
      Un abrazo y otro para Juana que le he dado tan deprisa a enviar, que no me he despedido.

    1. Virtudes Torres

      Rafa el marido era un poquito mentiroso. No iba al fútbol. De echo ella lo encuentra allí. A saber cuánto tiempo llevaba haciendo pellas en el deporte de campo.
      Y la verdad la ha descubierto ya.
      Y si a los dos le gusta esta mentira en la que viven,pues… adelante.
      Un abrazo muy fuerte.

  1. calamanda

    Virtudes, me has trasladado a la pelicula de tom Cruise y su mujer; vivian situaciones parecidas. Tu micro nos trasmite buenas vibraciones y fantasia. Suerte y saludos

  2. Virtudes Torres

    Hola Calamanda.
    No se cuál es esa película, miraré por ahí.
    Me encanta que te transmita buenas vibraciones y en lo referente a la fantasía… si que tiene y mucha.
    Abrazos para tí.

  3. Ángel Saiz Mora

    Maldita cotidianidad que nos deja ciegos: facturas, trabajo, tareas domésticas, problemas varios y la televisión, todos ellos forman un velo negro que anula a quien más queremos y deseamos. La solución va a ser ponerse un antifaz de vez en cuando. Mucha suerte. Saludos

    1. Virtudes Torres

      O quitarse el que llevamos puesto. Tal vez si dejamos paso a nuestras fantasías con un poco de naturalidad, no hacía falta hacer las cosas escondidos tras un antifaz. (uf casi me ha salido un pareado)
      Gracias por tu visita.
      Saludos.

  4. El relato va por la línea de hacer creer que ella escogió al marido, en ese lugar. Me parece que también queda abierta la posibilidad de que ella escogiera a alguien diferente, uno no sabe quién se esconde detrás de las máscaras. Buen relato, me ha gustado. ¡Suerte!

    Saludos.

    1. Virtudes Torres

      Esa es la cuestión. Claro que también ella podría saber qué disfraz llevaba su marido ese día. Un lunar, un antojo… ja, ja.
      Gracias por pasar. Saludos.

    1. Virtudes Torres

      Fíjate lo que se ahorraron con sólo comprarse un antifaz.
      Y así, a las callas callando, ellos son felices. El ser humano es tan raro…
      Gracias Towanda por tu comentario.
      Un besazo.

  5. Eva García

    Osea que de fútbol nada. Está muy bien, hay que reinventarse y echarle imaginación a la rutina. Me alegro por los dos (rebuscaré en los bolsillos de mi marido, que es muy aficionado al balompie, a ver si…)
    Un abrazo, Virtudes, y suerte.

    1. Virtudes Torres

      Vete con él a los partidos. Te puedo asegurar que yo he ido muchas veces y me lo he pasado bien.
      Si no te apetece ir, dale el beneficio de la duda.Y por si acaso compra un antifaz. ¬¬
      Abrazos.

  6. Blanca Oteiza

    Muy buen relato Virtudes,
    Me encanta la historia y el final fantástico. Pena que a mi marido no le guste el fútbol para poder mirar en sus bolsillos…
    Un abrazo

    1. Virtudes Torres

      Las fantasías ayudan mucho, y mucha gente vive de sus fantasías. Así que si son felices así, pues…
      Gracias por tu comentario.
      Saludos

  7. Virtudes Torres

    Quizás en la variación está el gusto.
    Juegan a si es o no, y por lo que se ve el juego les pone.
    Y como dicen por ahí: la vida es un carnaval.
    Un beso para ti.

    1. Virtudes Torres

      Pues claro que te he comprendido, je je. Y coincido contigo que vivir en un engaño no puede hacer a la gente feliz. Pienso que de vez en cuando también la conciencia, -como la de mi protagonista- te hace recapacitar. Un abrazo.

  8. Salvador Esteve

    Virtudes, muy bueno. Desinhibirse tras una máscara. Siempre nos quedará la duda de si se reconocieron, o realmente ¿qué más da? Como el título expresa es una conversión. Abrazos.

  9. Virtudes Torres

    Gracias por tu comentario. Yo he dejado a quien lo lea la opción de que le ponga la pareja que mejor le convenga.
    Y el final que consiguen, ambos, es salir de la rutina.
    Un abrazo.

    1. Virtudes Torres

      salvador, me hubiera gustado comentar en tu relato, pero no me sale la casilla de los comentarios ni la opción REPLY en alguno de ellos.
      Dicho queda que me ha gustado mucho y sobre todo el que a tu protagonista no se le reconozca cuando se muestra tal como es. Como la vida misma. Cuando nos presentamos como realmente somos, a la vista de los demás somos bichos raros.

  10. Virtudes Torres

    Hola Esther:
    Me parece que no es la primera vez para ninguno. Me da la sensación que se han visto alguna vez más.
    Gracias por comentar. Un abrazo.

  11. Mel

    Menuda conversión de relaciones de pareja. Quedan muchas cosas en el aire ¿dejaría el papel a propósito? ¿ se encuentra allí con su marido? ¿o es otro?
    Hay una cosa que no me acaba de cuadrar del todo, si como dice al final todo ha cambiado a mejor, por qué tiene ese sentimiento de mala conciencia¿?, tendría alguna lógica si estuviese escrito en pasado pero en presente me suena raro ¿qué crees?
    Abrazos

    1. Virtudes Torres

      Hay personas que no se pueden desprender tan fácilmente del pasado.
      Y aunque estén disfrutando en el momento, la conciencia les pesa como una losa.
      Lo demás, que cada cual haga su propia historia.
      Un beso, Mel

  12. J u a n P é r e z

    He aquí el perfil psicológico de una auténtica Mujer – Fénix , renaciendo de las cenizas de su rutina. El marido ¡menudo bellaco estaba hecho! El microrrelato tiene una razón de ser muy acertada. Y sí, tengo que decirlo, no te fíes de los hombres aunque los veas llorar.
    Que el baile que describes, te lleve en sus evoluciones a la satisfacción en Marzo ¡¡¡ S í !!! ” J “

    1. Virtudes Torres

      Gracias por tus palabras Vidente. Haré caso de ti.
      Nada de lágrimas de cocodrilo. Y la rutina, aderezada con unas escapadas puede llegar a ser soportable.
      Un abrazo.

  13. Virtudes, dices que quizás en la variación está el gusto. Pienso lo mismo, lo que pasa es que no tod@s lo podemos hacer, por eso hay que aderezar la vida con sal y pimienta. En Canarias se dice “este huevo quiere sal” y esa frase es como un trigger (gatillo), es como la espoleta de algo que va a suceder. Si veo a mi mujer con un delantal de la cocina y nada debajo y estamos solos, deduzco porque he estudiado, que ese huevo quiere sal. Ja ja ja.
    Un beso

  14. Virtudes Torres

    ¡¡Epi!! Dichosos los ojos… je, je
    Pues llevas razón, cualquier situación preparada por uno e imprevista por el otro, puede dar lugar a la reacción más explosiva y satisfactoria.
    Pero si esto no ocurre, y el cuerpo pide marcha, habrá que dársela.
    Para eso está la imaginación.
    Un abrazo.

  15. María Elena Sánchez Álvarez

    Bravo Virtudes, si hay que romper la cotidianidad, que así sea. A tus protagonistas parece que les da resultado.
    Queda la duda si será el elegido el marido u otro santo varón…
    Me ha gustado, te deseo suerte.
    Abrazos

Dejar una respuesta