Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

27. CUANDO LA MUSA DE LA INSPIRACIÓN ABANDONÓ AL ESCRITOR

Me dijiste que trabajabas en el piso 115 de la Torre 1 del World Trade Center de Nueva York. Que te salvaste de milagro, gracias a que el 11 de septiembre celebrabas el cumpleaños de tu bisabuela Fermina en Madrid: cumplía noventa y siete años y era una superviviente del Titanic.

Aquello, me dijiste, te marcó para siempre. Ella te confesó que su camarote también era el 115. Murió ese 11 de septiembre, sujetando tus manos entre las suyas mientras contemplabais por televisión, atónitos, el derrumbamiento de las torres gemelas.

Pudo ser el inicio de una hermosa novela autobiográfica, de haber sido verdad. Pero descubrí tu impostura a tiempo: las torres gemelas solo alcanzaban 110 plantas, Fermina Oliva murió soltera y sin hijos, y tú ni siquiera has cruzado el Atlántico.

No soporto más tus mentiras, te comunico con esta carta que hemos roto. Devuélveme el retrato de mi tío Dorian y te prometo no revelar jamás cómo descubrí que “La Gioconda” es falsa, por más que te empeñes en afirmar que sabes dónde se encuentra la original.

45 Respuestas

  1. aurora

    No termino de pillar el título, pero todo lo demás me gusta un montóóóón!!

    Además, ¿sabes que mañana se inaugura el 1WTC? Ese si que tiene 115 pisos, creo. Así que has estado inspirado, musa si o musa no.

    Abrazo.

    1. Claro, Aurora, ha sido la One World Trade Center Tower (Uff, hay que para a respirar) la que me inspiró el relato. A falta de musas…

      ¿El título? Yo lo veo claro, pero… La carta la escribe su musa, Talía, Melpómene o la que quieras, anunciándole que lo abandona por mentiroso.

      Muchos besos y abrazos.

  2. Blanca Oteiza

    Fernando, me gusta tu relato con ese humor sútil.
    Si es que no se puede ir por la vida de mentiroso, porque tarde o temprano te pillan.
    Un abrazo

  3. Ana Fúster

    Al leer los dos primeros párrafos suena a una historia muy “peliculera”, aunque por qué no, en la vida real se dan cosas así y hasta aún más complicadas. El tercero los aclara. Pero en el cuarto me pierdo un poco, si dices que es la musa la que escribe la carta. Yo había entendido que era una relación entre dos grandes mentirosos, y que la ironía estaba en que él la abandona a ella cuando descubre que le ha estado mintiendo reiteradamente, pero reclamándole antes el “retrato de su tío Dorian”. Besos y suerte, Fernando.

    1. Estimada Ana: cada día me gustas más. ¡Tu interpretación del relato es perfecta! Solamente has intercambiado el sexo de los protagonistas: imaginaste al chico escribiendo la carta, mientras que yo imaginé a la chica. Ambas versiones son igual de válidas, y -en cuestión de sexo- todo está permitido… ¿o no?

      Muchos besos.
      Por cierto, tenemos una cita pendiente, ¿recuerdas?

  4. Ángel Saiz Mora

    Tu relato juega con los equívocos y las mentiras desveladas, ahí también están las musas, pues una historia modificada a nuestra medida también tiene mérito literario.
    Suerte y un saludo

  5. Gloria Arcos Lado

    Muy enrevesada esta historia plagada de mentiras y engaño s. Pero como dicen por aquí, en ocasiones, la realidad las supera. Muy bueno tu toque de humor para un tema tan trágico.Suerte

  6. Ana, ¡qué subidón! ¿Lo crees de verdad? ¿Sí? Solo por eso te mereces un beso más grande que la ría de Bilbao, salà.
    Lo de La Gioconda es un guiño que he hecho a un amigo mío, autor de una magnígica novela sobre ese tema, pero que np consigue que se la publiquen.
    Lo dicho, muchos besos y abrazos.

  7. Isabel

    Me ha gustado mucho tu relato. Yo lo que creo es que ella tiene celos porque la verdad es que él es graciosisimo y tiene una habilidad para hilar mentiras digna de premio.
    Puede que inicialmente fuera su musa, pero definitivamente, dejó de serlo.

  8. Fernando, había un momento que creía que hablabas de mí. Ja ,ja ,ja , yo creo que no es mentiroso simplemente es el rey de los cuentos. Una mezcla de muchas cosas que al final nace un relato muy divertido y entretenido. Un fuerte abrazo a mi mejor, amigo, Sotirios. (Por cierto no creas que me vas a escapar esta Navidad como fuiste tan bueno que te mandaré un icono de plata, porque Sotirios no olvida jamás a sus verdaderos ,amigos.)

    1. Amigo Sotirios, no sabes lo que me alegro de verte por aquí. Ya leí tu relato y lo comenté, espero que te quedes por ENTC una larga temporada.
      Respecto a lo del icono, no me lo merezco… Mándaselo a Dimi, que el pobre sí que lo estará pasando mal.
      Un abrazo.

  9. Virtudes Torres

    Fernando es la primera vez que me atrevo a opinar en tu
    casa.
    Reconozco que me has despistado. Después de releer tu relato siempre imagino al hombre abandonando, pero son igual de mentirosos los
    dos.
    Quizás él es un alumno aventajado, cosa que su musa no soporta.
    Saludos.

    1. Pues bienvenida seas, Virtudes. Mi casa siempre está abierta para todo el mundo. Además, te contaré un secreto: es alquilada, el dueño se llama JAMS y todos los meses se olvida de cobrarme. No sé si al resto de entecianos os pasará lo mismo, pero yo le debo a ese hombre algo más que un monumento…
      Un abrazo.

  10. Salvador Esteve

    Fernando, yo creo que la musa anda un poco perdida y se ha equivocado de escritor, tendría que buscar uno que escribiera libros de viajes o ensayos, jajaja. Un soplo de aire fresco ante tanta muerte. Abrazos.

  11. J u a n P é r e z

    Fernando: ¡Qué misterios, qué medias verdades no habrán en las genealogías familiares! Quizás costumbrista, es muy singular. Y encima tengo un nuevo nexo con tu fabulación ¡Tuve Una Tatarabuela que se llamaba Fermina debido a una historia muy singular pero que en esta ocasión resultó ser cierta! Bravo Escritor. ” J “

      1. J u a n P é r e z

        Q u e r i d o F e r n a n d o : Contaba, a su vez mi bisabuela Isabel ( ¡¡Sí, asómbrate, llegué a conocerla pues se fue de este Valle de Lágrimas con la friolera de 103 añitos!!) que su madre, se llamaba Fermina porque un bandolero muy famoso les asalto en la aislada finca en el campo manchego donde sus padres se dedicaban a la guarnicionería de las bestias y otros entretenimientos para oficios del campo. La tataratatarabuela estaba a punto de dar a luz en pocos días, y antes de irse el proscrito, le dijo-¡no cuentan los cronistas si de chanza o para quitar el susto de su bandidaje cuando vio que ya había conseguido el botín que deseaba – que a lo que fuera a nacer le tenía que poner de nombre Fermín. Y hete la carambola, que entre que los pobrecicos vivían con el temor de las soledades, y que fue niña, el resultado fue Fermina.
        ¡Un placer haberte ilustrado!
        J u a n , E l J u g l a r .

  12. Esperanza Tirado Jiménez

    En el último párrafo me ha sonado una canción que dice ‘devuélveme el rosario de mi madre y quédate con todo lo demás’ (De María Dolores Pradera, quizás).

    Leyendo entre líneas en los comentarios entendí mejor el por qué del título. Porque tu musa sí que te acompañó en este viaje.

    Muy buena y muy original tu historia llena de verdades, mentiras, mucha imaginación, humor y acontecimientos históricos entremezclados.

    Saludos. Y Suerte.

  13. Izaskun

    Estimado Fernando, ¡me quito el sombrero! Qué forma más sugerente de hilar sucesos, y qué humor más fino destila el micro. Me ha encantado tu escritor fantasioso y la musa inflexible. Muy bueno.
    Abrazos

Dejar una respuesta