Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

42. De Nanas, Pérdidas y Lamentos

Ni de Día ni de Noche.
Ni Despierta ni Soñando.
Ni en el Limbo ni en el Cielo.
Deja la Puerta entreabierta,
Que entren los Buenos Sueños y se marchen tus Miedos.

Mandó grabar la nana que su esposa cantaba todas las noches al acostarla siendo niña. Para que todos la leyeran cuando fueran a visitarla en su tumba. Aunque ya no les pudiera contestar. Ni oler las flores que le llevaran.
Así quiso recordar a su hija que se le fue repentinamente. A la que no prestó ni la atención ni el cariño que ella necesitaba.
Todas las mañanas se levantaba con dolor de alma. Por las dos. A las que quiso mucho. A su manera. Pero no era la manera que ellas merecieron.
Su esposa también se había ido pronto. Cansada de tan solo existir, sin disfrutar de las alegrías de la vida. Siempre rodeada de penas, dolores y recriminaciones.
Su hija quedó a su lado. Sin pedir nada a cambio, escondiendo las amargas lágrimas que su mala actitud provocaba.

A las dos las perdió sin darles lo que de verdad merecían.
‘Fui un grandísimo egoísta…’
Ese lamento será su única compañía por el resto de sus días.

23 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena, pero a veces sí. A todos nos ha pasado alguna vez que damos por hecho que lo que tenemos siempre va a estar ahí, por eso no lo valoramos en su adecuada dimensión, ni lo regamos con el mimo que precisa, de ahí que se seque y ya nada pueda hacerse. Está bien guardar el recuerdo de los que se fueron, pero cuando personas, alegrías e ilusiones están vivas, hay que darles vida para que no se marchiten.
    Saludos, Esperanza

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Hay veces en que sí que se llega tarde. Y lo peor, como dices, es dar por hecho determinadas situaciones y comportamientos.

      Totalmente de acuerdo en tu análisis. Más que acertado. Esa era la idea.

      Gracias Ángel.
      Saludos.

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Encantada de que te haya gustado la historia. En realidad la nana no lo era. De esas cosas que escribes y guardas ‘por si acaso’…

      Gracias Blanca. Saludos.

  2. Esperanza Tirado Jiménez

    Nunca es tarde, si la dicha es buena. En este caso me da que llegó demasiado tarde.
    Gracias por lo de la nana. Lo de ‘sonar bien al oído’ nunca me lo habían dicho. Gracias dobles.

    Besos Ana.

  3. Mª Belén Mateos

    “Querer a su manera…” nunca entendí esa manera de querer, se quiere y se lucha o se abandona, sin más. Esta frase encierra el significado de tu estupendo relato, su egoísmo arrepentido, su soledad merecida, la perdida de sus amores por tratarlos de esa insulsa manera.
    Me gusta la historia, la cancioncilla del inicio y todo lo que tan bien nos has sabido transmitir.
    Un beso Esperanza, suerte guapa.

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Hay maneras y maneras… Y algunas veces en vez de quererte parecen demostrarte todo lo contrario.
      Si lo he sabido plasmar ya es un premio.

      Gracias Maria Belén. Besos.

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Cuando me pongo trágica voy directa al grano.
      La verdad es que este mes entre tumbas, epitafios y tragedias varias no va a haber demasiado espacio para algo más ligerito. En el jurado vamos a tener sobredosis de penas.

      Gracias Juan Antonio.

  4. Ana Fúster

    O quieres o no quieres, y eso se demuestra cada día en gestos pequeños y grandes. Cuando “a su manera” solo implica carencia, es que el amor no existe. Una historia que, personalmente, me inspira más animadversión hacia el protagonista que tristeza por las que tuvieron la desgracia de compartir vida con él. Besos y suerte

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Me gusta eso de los gestos pequeños. Muchos de esos hacen algo muy grande. Pero hay que saber construirlo, día a día.
      A veces, o no se sabe o ni siquiera se intenta, por comodidad, egoísmo, o a saber…
      Este personaje, la verdad, mucho cariño no se merece.

      Muchas Gracias Ana. Besos.

  5. ¡Qué tristeza! La madre y la hija sin recibir el cariño y amor esperados.
    (Bueno, mientras estaban las dos al menos entre ellas estarían contentas y felices, espero)
    Los cambios se han de hacer en cuanto se piensa en ellos (“se levantaba con dolor de alma”), quién sabe si se podrán llevar a cabo si se dejan para más adelante.
    Saludos!
    Carme.

  6. Esperanza Tirado Jiménez

    En estos casos los más débiles, o los perjudicados, suelen unirse. Supongo que madre e hija se consolarían juntas de sus penas.

    Quizá su idea de cambio para ellas es demasiado tarde, pero puede que se encuentre con ‘otras ellas’. Y ¿quién sabe? Hacerlo bien esta vez.

    Gracias Carme.
    Saludos.

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Dicen que España es país de grandes entierros. Muy bonitos homenajes y mucha gente diciendo cosas bonitas cuando el que se fue ya no puede verlo ni escucharlo.
      Qué mejor homenaje que disfrutar de la vida con los que te rodean. Qué razón tienes Asunción.

      Gracias. Un abrazo.

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      La suerte es haber encontrado esta página llena de tanto talento y recibir comentarios como el tuyo que animan a continuar.

      Gracias miles por tus palabras Maria Jesús.

Dejar una respuesta